X

Hezbolá compró explosivos similares a los que originaron la explosión en Beirut

Hezbolá compró explosivos similares a los que originaron la explosión en Beirut. (Iton Gadol)

La organización terrorista libanesa Hezbolá había comprado una gran cantidad de nitrato de amonio que coincidió con el almacenamiento del nitrato de amonio que se alojaba en el puerto de Beirut y que provocó una explosión masiva a principios de agosto, según un informe del miércoles en el diario alemán Die Welt.

El periódico escribió que “Welt tiene información exclusiva de los servicios secretos occidentales. Por consiguiente, la milicia de Hezbolá compró grandes cantidades de la peligrosa sustancia”, añadiendo que “Después del desastre en el puerto de Beirut, se sospechó que Hezbolá estaba involucrado en el almacenamiento del explosivo nitrato de amonio”.

Die Welt informó que “según la información de los servicios secretos occidentales de que dispone Welt, Hezbolá en Líbano recibió grandes entregas de nitrato de amonio, que están estrechamente relacionadas con el material detonado en Beirut”.

El Welt informó que no es seguro que el nitrato de amonio del puerto fuera el mismo que se envió en el mismo momento a Hezbolá en el 2013 y 2014. La compra de Hezbolá de nitrato de amonio fue enviada a través del puerto y otras cantidades a través del aeropuerto o por tierra a través de Siria.

El Jerusalem Post no pudo verificar las fuentes de inteligencia occidentales anónimas contenidas en la historia de Welt.

La explosión del nitrato de amonio durante la primera semana de agosto mató al menos a 177 personas e hirió a seis mil. Se creía que el material explosivo estaba almacenado en el puerto desde el 2014.

El Welt escribió que Hezbolá tenía cantidades considerables de nitrato de amonio entregadas a Líbano precisamente en ese momento (finales del 2013 o principios del 2014). Se señala que la unidad Quds de la Guardia Revolucionaria iraní, es decir, la parte de los paramilitares responsables de las operaciones en el extranjero, que también tienen una posición política clave en Irán, fue la responsable del transporte”.

Welt manifestó que las entregas de nitrato de amonio a Hezbolá en el 2013 deben haber ocurrido bajo la vigilancia del jefe de la Fuerza Al-Quds de Irán, Qasem Soleimani, que fue asesinado por el ejército de los Estados Unidos en un ataque con aviones no tripulados en enero.

Se cree que la primera entrega tuvo lugar el 16 de julio del 2013 y que involucró 270 toneladas de nitrato de amonio que fueron enviadas desde Irán a Líbano. La factura fue de 179 399 euros. El 23 de octubre del 2013 se hizo una segunda entrega de 270 toneladas de nitrato de amonio por 140 693 euros. No se pudo determinar el monto de la tercera entrega de nitrato de amonio.

Una cuarta entrega, el 4 de abril del 2014, costó 61 248 euros y Welt estimó que el tonelaje oscilaba entre 90 y 130 toneladas de nitrato de amonio. El total de tres entregas de nitrato de amonio a Hezbolá osciló entre 630 y 670 toneladas.

Welt añadió que “Se presume que la carga de octubre del 2013 fue transportada en contenedores flexibles a granel por avión, presumiblemente con una de las aerolíneas iraníes oficialmente privadas, que se consideran las compañías de fachada de la Guardia Revolucionaria”.

El periódico afirmó que una de las aerolíneas, la iraní Mahan Air, “fue privada del derecho de despegar y aterrizar en Alemania el año pasado, con una referencia explícita a las actividades de la Guardia Revolucionaria”. El gobierno de los Estados Unidos designó al Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica como organización terrorista extranjera.

Welt enumeró a varios operativos de Hezbolá y del régimen iraní involucrados en las entregas de nitrato de amonio al puerto. Mohammad Qasir, que fue sancionado por el gobierno de los Estados Unidos por financiar a Hezbolá, fue incluido en la lista como entregador del material explosivo.

Matthew Levitt, que es el director del Programa Reinhard de Antiterrorismo e Inteligencia del Instituto de Washington declaró al Post que “Qasir dirige la unidad 108 del Hezbolá libanés, responsable de facilitar la transferencia de armas y tecnología de Irán a Líbano a través de Siria”. Con base en Damasco, Qasir y otros altos funcionarios de Hezbolá trabajan estrechamente con los oficiales de la Unidad 190 de la Fuerza Al-Quds, que se especializa en el contrabando de armas a Siria, Líbano, Yemen y Gaza, bajo la supervisión del difunto Qassem Soleimani”.

Añadió que los “supuestos esfuerzos para conseguir nitrato de amonio de las 2 750 toneladas de nitrato de amonio que estallaron a principios de este mes” no están relacionados con su relato de las actividades terroristas de Qasir descrito al Post.

Levitt, uno de los principales expertos de Hezbolá, añadió que “El primer eslabón de la cadena de transporte de armas es la Unidad 108 de Qasir, que se encarga de trasladar las armas a través de Siria hasta la frontera libanesa y luego, junto con la Unidad 112, de transportar las armas a través de la frontera hacia Líbano”. Otra unidad de Hezbolá, la Unidad 100, dirige una línea de ratas en dirección contraria, desde Líbano a Siria y a Irán, transportando a los aprendices de Hezbolá hacia y desde el entrenamiento avanzado en el manejo y uso de los cohetes enviados desde el Irán.

Continuó mencionando que “Qasir, alias Hajj Fadi, está excepcionalmente cualificado para dirigir una unidad tan sensible e importante como la Unidad 108. Uno de los hermanos de Qasir, Hassan, es supuestamente el yerno del Secretario General de Hezbolá, Hassan Nasrallah. Otro hermano, Ahmed Qasir, fue el terrorista suicida que llevó a cabo el ataque de noviembre de 1992 a un cuartel israelí en Tiro. Nasrallah se refirió a Ahmed como el ‘príncipe de los mártires’ en un evento de la Fundación de Mártires que marcaba el aniversario del ataque”.

Categorías: Medio Oriente
Etiquetas: HezbollahLíbano
Relacionado