Turquía propone acuerdo marítimo a Israel que excluye a Chipre

Por: Dean Shmuel Elmas y Ariel Kahana

Turquía propone acuerdo marítimo a Israel que excluye a Chipre

El mapa de la propuesta del ex almirante turco Cihat Yayci a Israel.

Después de años de conflictos diplomáticos, Turquía, durante el fin de semana, señaló a Israel una vez más su deseo de acercamiento. Se espera que el lunes, el ex almirante Cihat Yayci, confidente íntimo del presidente turco Recep Tayyip Erdogan, publique una propuesta de acuerdo sobre las zonas económicas exclusivas (ZEE) compartidas por los países en el Mar Mediterráneo, que es la primera en su género. El artículo aparecerá en la revista académica israelí Turkeyscope -publicada por el Centro Moshe Dayan de Estudios sobre el Oriente Medio y África de la Universidad de Tel Aviv- indicando en sí mismo el deseo de sofocar las tensiones con Israel.

Israel Hayom ha aprendido que ésta es la segunda señal de reconciliación de Turquía en lo que respecta al mercado energético de Israel. Hace cuatro meses, los funcionarios de Ankara enviaron a sus homólogos israelíes un claro mensaje sobre el deseo de Turquía de iniciar conversaciones sobre el asunto. Sin embargo, debido a la pandemia de coronavirus, el proceso se estancó. La siguiente propuesta siguió a un informe de la semana pasada en un medio turco afiliado a Erdogan sobre conversaciones secretas entre funcionarios del Mossad y sus homólogos turcos. Según el informe, en estas conversaciones, también, los representantes de Erdogan expresaron su deseo de reajustar las relaciones con Israel. El informe también señala que en los últimos meses el líder turco ha dejado de hacer declaraciones beligerantes sobre el Estado judío.

Según la propuesta de Yayci, mientras tanto, las fronteras marítimas entre los dos países se unirán a expensas de Chipre. Desde la perspectiva de los turcos, el acuerdo propuesto a los israelíes es una extensión de la frontera marítima que el antiguo almirante construyó con Libia. Ese acuerdo se firmó en Trípoli el 27 de noviembre del año pasado y es la fuente de las actuales tensiones entre Ankara y Atenas. Si hasta este punto los griegos estaban ya furiosos por la ruptura de su contigüidad marítima con Chipre, entonces tal acuerdo haría las cosas aún más difíciles para Atenas y Nicosia.

En primer lugar, el ex almirante turco se centra en la transferencia de los bloques 8, 9, 11 y 12 de manos chipriotas a israelíes. El bloque 12 es el lugar donde se encuentra el yacimiento de gas Yishai-Afrodita, de tamaño considerable, al noroeste del yacimiento de gas Leviatan de Israel, controlado por la empresa israelí Delek, el gigante de la industria Shell y la empresa estadounidense Noble Energy. Se estima que el yacimiento de gas, descubierto frente a las costas de Chipre en 2011 por la empresa Noble Energy, con sede en Texas, contiene entre 7.000 y 10.000 millones de metros cúbicos de gas en el lado israelí y unos 100.000 millones de metros cúbicos en el lado chipriota. Como referencia, el valor estimado de 100.000 millones de metros cúbicos de gas es de unos 9.000 millones de dólares.

La frontera marítima entre Israel y Chipre en la zona del yacimiento de Yishai-Afrodita sigue siendo objeto de controversia, a pesar de todos los demás acuerdos que han firmado los países. Al mismo tiempo, Chipre y Turquía están envueltos en numerosas disputas sobre sus fronteras marítimas. Por lo tanto, Yayci se esfuerza por resolver de una sola vez los problemas de Ankara y Jerusalén, mediante un acuerdo bilateral entre Turquía e Israel que deja a Chipre en la estacada.

También es posible que Israel, basándose en la propuesta de Yayci, se beneficie de la conexión del gasoducto previsto por Israel a Europa con el gasoducto turco ya existente. Según Yayci, esta opción sería “significativamente más practicable y barata para Israel en comparación con el proyecto EastMed”.

Cualquier consentimiento israelí a la propuesta de Yayci, mientras tanto, casi seguro que provocaría una resistencia estridente de Grecia y Chipre. En primer lugar, verían cualquier aplicación israelí-turca de la soberanía en lo que consideran sus propias aguas territoriales como una invasión. En segundo lugar, el acuerdo israelí con la propuesta turca representaría también el reconocimiento de la posición de Turquía en la ZEE cerca de las islas griegas de Rodas y Kastellorizo.

Por último, pondría a Israel en una posición incierta en relación con los Emiratos Árabes Unidos, por dos razones. La primera: El príncipe heredero de Abu Dhabi, Mohammed bin Zayed, firmó recientemente un pacto de defensa con el primer ministro griego Kyriakos Mitsotakis. Más allá de eso, las tensiones entre los Emiratos Árabes Unidos y Erdogan y sus socios qataríes podrían llevar a una verdadera disputa diplomática entre Jerusalén y Abu Dhabi.

En cuanto a la propuesta turca, un alto funcionario israelí dijo que, si bien la mejora de las relaciones con Ankara era un acontecimiento positivo, cualquier propuesta que se haga a expensas de Chipre no tiene sentido. “Chipre es un aliado de Israel y la frontera marítima entre los países está reconocida por las Naciones Unidas y la Unión Europea”, explicó el funcionario.

“A la luz de los recientes informes de acercamiento entre las agencias de inteligencia de los países, la misma propuesta de Yayci presentada en el artículo que escribió indica el deseo de Ankara de una nueva mejora de las relaciones [con Israel]”, dijo el editor de Turkeyscope, el Dr. Hay Eytan Cohen Yanarocak. “Con eso, para que los dos países mejoren las relaciones hasta el punto de una verdadera normalización, deben ponerse en marcha medidas de fomento de la confianza, que antes que nada requieren el regreso de embajadores y cónsules”.

Yanarocak añadió: “Por el bien de cualquier relación construida sobre la confianza mutua, Turquía necesita cambiar la naturaleza de su discurso hacia el Estado de Israel. En otras palabras, debe dejar de deslegitimar a Israel, lo que perjudica su imagen en la calle turca. Más allá de eso, Ankara debe abandonar su relación íntima con Hamás. Si Erdogan hace esto, es razonablemente seguro creer que Jerusalén se esforzará por encontrar maneras de hacer que la relación prospere de nuevo, como ha sucedido en el pasado”.