Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Jefa de Derechos Humanos de la ONU pide a países repatriar a las familias de terroristas de ISIS

Las mujeres y los niños hacen cola en el área de recepción para las personas evacuadas de la última parte del territorio de los militantes del Estado Islámico, fuera de Baghouz, Siria, el 6 de marzo de 2019. (AP / Gabriel Chaim)

La jefa de derechos de la ONU,  Michelle Bachelet, llamó el lunes a los países para repatriar a familiares de presuntos combatientes extranjeros en Siria, incluidos unos 29.000 niños extranjeros de jihadistas del grupo Estado Islámico.

La situación de los combatientes extranjeros y sus familias encabezó una larga lista de preocupaciones enumeradas por Michelle Bachelet en su discurso de apertura ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, que también incluyó las tensiones que asolaron Sudán.

Insistió en que los países deben asumir la responsabilidad de sus ciudadanos atrapados en la prolongada guerra de Siria.

Tras el colapso del autoproclamado califato del ISIS, extranjeros de casi 50 países han sido detenidos en Siria e Irak, y más de 11.000 miembros de sus familias están recluidos en el campo de Al Hol de Siria “en condiciones profundamente deficientes”, dijo Bachelet. varios gobiernos están lidiando con el problema de qué hacer con los terroristas jihadistas capturados de su país, las mujeres que se casaron con ellos y sus hijos.

La alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos dijo que no debería haber dudas.

“Los familiares extranjeros deben ser repatriados, a menos que sean procesados por delitos de acuerdo con las normas internacionales”, dijo.

“Los niños, en particular, han sufrido graves violaciones de sus derechos, incluidos aquellos que pueden haber sido adoctrinados o reclutados por ISIS para perpetrar actos violentos”, dijo, utilizando otro acrónimo de ISIS.

“La consideración principal debe ser su rehabilitación, protección e interés superior”.

La jefa de derechos humanos de las Naciones Unidas señaló que UNICEF calcula que hay unos 29.000 hijos de combatientes extranjeros en Siria -20.000 de ellos procedentes de Irak- y la mayoría de ellos menores de 12 años.

“Crueldad irresponsable»

Muchos de los niños nacieron en Siria y algunos gobiernos se han negado a concederles la nacionalidad de sus padres.

“A pesar de la complejidad de estos desafíos, convertir a las personas en apátridas nunca es una opción aceptable”, dijo Bachelet.

“Miles de niños pequeños han nacido en familias extranjeras durante los años de conflicto, y los Estados deben proporcionar a los niños nacidos de sus nacionales en las zonas de conflicto el mismo acceso a la nacionalidad que se aplica en otras circunstancias”, dijo.

“Infligir la apatridia a niños que ya han sufrido tanto es un acto de crueldad irresponsable”, insistió.

Bachelet también destacó que los países son responsables de que sus ciudadanos sean procesados por ser combatientes extranjeros en Siria, así como en Irak, donde más de 150 han sido condenados a muerte en virtud de las leyes antiterroristas.

“Los estados tienen importantes responsabilidades para con sus propios nacionales”, dijo.

“Si los ciudadanos son sospechosos de haber cometido delitos graves en otro país, o detenidos por cualquier motivo, el Estado de origen debe hacer todo lo posible para garantizar que sean tratados de conformidad con el derecho internacional”.

Solicitud de Sudán

Bachelet también expresó su profunda preocupación por Sudán, que ha sido devastado por las tensiones entre los líderes de la oposición y los generales que tomaron el poder después de que el ejército destituyera al presidente Omar al-Bashir en abril.

Bachelet citó informes de que más de 100 personas murieron y muchas más resultaron heridas en una sangrienta ruptura de un mitin pacífico el 3 de junio.

“Hemos recibido denuncias de violación y abuso sexual tanto de mujeres como de hombres durante la represión, así como información según la cual cientos de manifestantes podrían estar desaparecidos”, dijo.

“Lamento que el gobierno no haya respondido a nuestra petición de acceso para investigar las acusaciones de graves violaciones de los derechos humanos por parte de las fuerzas de seguridad conjuntas durante la represión”, añadió.

Bachelet también hizo un llamado a Sudán para que ponga fin al bloqueo de Internet en todo el país.

Vía timesofisrael

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More