Noticias de Israel en español 24 horas en directo

¿Por qué la Autoridad Palestina busca una nueva confrontación con Israel?

Por: Yochanan Visser | En: Arutz Sheva | Traduce: Noticias de Israel

(AP Foto / Nasser Nasser, Pool)

¿Por qué el líder de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, anunció la semana pasada que la AP terminaría todos los acuerdos con Israel?

Después de todo, el líder de la AP ha amenazado con hacer esto en muchas ocasiones, pero nunca ha cumplido la promesa y la excusa de que fue una reacción a las recientes demoliciones de edificios en el barrio de Sur Baher en Jerusalem no parece tener sentido.

Esta vez, sin embargo, parece que Abbas va en serio.

Basta con ver lo que dijeron los funcionarios de la Autoridad Palestina sobre la decisión del gobierno israelí de aprobar 700 permisos de construcción para los árabes palestinos que viven en la llamada zona C de Judea y Samaria.

“Los términos A, B y C ya no cuentan porque Israel ha violado los Acuerdos de Oslo”, dijo el primer ministro de la Autoridad Palestina, Mohammed Shattyeh en una declaración el jueves.

“No necesitamos permiso de la potencia ocupante para construir nuestras casas en nuestro territorio”, añadió.

Además, Abbas decidió poner fin a la práctica de larga data de enviar a los árabes palestinos enfermos a hospitales israelíes, algo que ha suscitado graves preocupaciones en el Ministerio de Salud palestino.

Detrás de la decisión de Abbas de poner fin a la participación de la Autoridad Palestina en todos los acuerdos con Israel está la actual campaña de la Administración Trump para ganarse a los Estados árabes sunitas con un enfoque radicalmente diferente del ya centenario conflicto.

Según el periódico israelí Yediot Ahronot Trump está organizando una cumbre de Camp David con estos Estados, lo que ha llevado de nuevo a una fuerte condena por parte de la AP.

Más tarde, la Administración Trump negó el informe de Yediot.

Abbas se opone vehementemente al enfoque de Trump y por esta razón, ahora está tratando de abrir una brecha entre los Estados árabes y la administración estadounidense.

“El ‘Acuerdo del Siglo’ es un intento de derribar todos los acuerdos internacionales destinados a resolver el conflicto israelo-palestino. No nos quedaremos de brazos cruzados ante este peligroso plan”, dijo Abbas al canal 13 israelí esta semana.

Para lograr sus objetivos, el líder de la AP coopera cada vez más con el rey jordano Abdullah II, a quien visitó poco antes del anuncio de la terminación de la participación de la AP en los acuerdos con Israel.

Según fuentes árabes que enviaron a este periodista información clasificada sobre las deliberaciones entre los dos líderes, se discutió una estrategia que socavaría el plan de paz de Trump y aumentaría la presión sobre Israel.

Tanto Abdullah como Abbas se enfrentan a una creciente oposición interna contra la forma en que manejan los graves problemas económicos y sociales en Jordania y en los territorios bajo control de la Autoridad Palestina.

Para desviar la atención de sus fracasos, Abbas y Abdullah decidieron jugar la vieja carta de al-Aqsa y están esperando una oportunidad (por ejemplo, una visita de un funcionario israelí o americano al Monte del Templo) para provocar graves disturbios en Jerusalem, Judea y Samaria.

Las mismas fuentes no esperan que los disturbios terminen en una tercera Intifada, pero podría ser suficiente para salvar sus regímenes y abrir una brecha entre la alianza israelí-americana y los países árabes moderados, saboteando así el llamado “Acuerdo del Siglo” de Trump.

Las primeras señales de que las cosas se están calentando de nuevo en la llamada Cisjordania ya están ahí.

El martes por la noche, terroristas palestinos intentaron ejecutar un ataque terrorista contra 1.200 fieles judíos que querían rezar en la tumba de José cerca de Shejem (Nablus en árabe).

Los soldados de Israel encontraron una bomba de tubo cerca de la entrada del complejo y lograron neutralizar el artefacto explosivo después de lo cual estallaron graves disturbios. Cuatro árabes palestinos fueron heridos por las balas de las FDI durante los ataques en los que los palestinos lanzaron piedras, cocteles molotov y quemaron neumáticos.

El jueves, un terrorista palestino disparó contra soldados de las FDI cerca de la aldea judía de Homesh, en el norte de Samaria, desde una motocicleta.

Según el Coronel (res.) Shaul Bartal, investigador asociado del Centro Begin-Sadat de Estudios Estratégicos, los terroristas palestinos en Judea y Samaria están imitando cada vez más las tácticas de Hamás.

Bartal enumeró los recientes ataques incendiarios con globos incendiarios y cócteles molotov en lugares como Bet El, Jabel Mukaber, A-Tur e Issawiya en Jerusalem.

Durante su discurso televisado el jueves de la semana pasada, Abbas también se dirigió a Hamás y enfatizó la importancia de la unidad intrapalestina a la luz de la lucha en curso contra “el régimen de ocupación israelí” y los Estados Unidos.

Sin embargo, Hamás está siguiendo las órdenes de Irán y sólo ha pedido una nueva lucha armada contra Israel tanto en Judea como en Samaria, junto a un levantamiento popular.

“Liberar la mano de la lucha popular, pacífica y armada en el enfrentamiento con la ocupación, ya que ésta es la respuesta natural a sus crímenes”, Khalil, líder de Hamas.

Al-Hayya hizo un llamamiento a la Autoridad Palestina desde Gaza.

La organización terrorista islámica sunita continúa su guerra de desgaste contra Israel desde Gaza, como quedó demostrado en la madrugada del jueves cuando un terrorista palestino vestido de Hamás intentó infiltrarse en Israel desde Gaza e hirió a tres soldados israelíes.

Hamas ha intensificado recientemente sus actividades en Judea y Samaria, pero sólo con el objetivo de hacerse con el control del corazón bíblico de Israel.

Irán está ayudando a Hamás en sus intentos de volver a la lucha armada en Judea y Samaria y recientemente intentó reclutar árabes palestinos para un nuevo anillo de espionaje que se suponía que recogería información sobre bases y movimientos de las FDI en la región.

El jueves, los servicios de seguridad israelíes demostraron que conocían los planes de Hamas y detuvieron a seis miembros de la organización terrorista que se dirigían de Jerusalem a Jericó.

“Los palestinos no están interesados en un acuerdo de paz”, escribió Bartal.

“Es conveniente para ellos mantener el status quo de una lucha continua contra el enemigo sionista, ya sea por motivos religiosos o nacionalistas. Los líderes y empresarios que se reunieron en Bahrein (durante la conferencia económica de Trump) pueden esperar un futuro mejor para los palestinos, pero llevar un caballo al agua no puede hacer que beba”, concluyó.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More