Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Israel reabrirá acuerdos económicos con la Autoridad Palestina

Por: Danny Zaken / En: Globes / Traducción de Noticias de Israel

Como parte de la medida que recientemente permitió la transferencia de los ingresos fiscales a la Autoridad Palestina, Israel aceptó reabrir el Protocolo sobre Relaciones Económicas, también conocido como los Acuerdos de París, con la Autoridad palestina, según ha sabido “Globes”. Durante ocho meses, los palestinos se han negado a recibir los impuestos que Israel recauda en su nombre, y que se han acumulado hasta un total de unos 500 millones de NIS. La negativa se deriva de la exigencia de los palestinos de que el Acuerdo de París, que data de 1994, se renegocie y actualice.

Entre otras cosas, los palestinos exigen la eliminación de las restricciones que se aplican a las exportaciones palestinas a Israel y otros países y a las importaciones en la Autoridad Palestina. Las restricciones se establecieron por el temor de que los productos comprados a bajo precio por la Autoridad Palestina llegarán a Israel.

Según una fuente palestina de alto nivel, ya existe un acuerdo sobre una serie de cambios importantes que permitirán a la Autoridad Palestina avanzar hacia la independencia económica. Israel, que durante años se ha negado a reabrir el acuerdo, consintió recientemente en un compromiso iniciado por el Ministro de Finanzas, Moshe Kahlon, con el apoyo del sistema de defensa.

El compromiso con los palestinos fue uno de los puntos polémicos del orden del día de la reunión de esta semana del gabinete de seguridad. El desacuerdo es sustancial, dado el enfoque de los políticos de derechas, representados por el Ministro de Transporte Bezalel Smotrich, de que se debe adoptar una línea agresiva e inflexible con la Autoridad Palestina, con el objetivo a largo plazo de volver a imponer el control israelí sobre las zonas que se le han cedido y la aplicación de la ley israelí a Judea y Samaria.

El enfoque de Kahlon, que cuenta con el apoyo del Primer Ministro Benjamin Netanyahu y está dirigido por todo el sistema de defensa -la Agencia de Seguridad de Israel (Shin Bet), la Administración Civil de Judea y Samaria, y las FDI- es que la tranquilidad en Judea y Samaria es el resultado de una situación económica razonable, y que una economía palestina estable redunda en interés de Israel.

Miedo a la seguridad

De este modo se pone fin a largos meses de lucha de poder entre Israel y la Autoridad Palestina, y los palestinos finalmente deciden, en contra de la posición declarada del presidente de la Autoridad Palestina Mahmoud Abbas (Abu Mazen), llegar a un compromiso, debido a la difícil situación financiera de la propia Autoridad, y a cambio de la reapertura de los acuerdos económicos con Israel.

En julio de 2018, el Knesset aprobó la Ley de compensación, que estipula que las sumas que la Autoridad Palestina concede a las familias de los terroristas deben deducirse de los ingresos fiscales y aduaneros que Israel transfiere a la Autoridad. Debido a las advertencias de las fuerzas de seguridad, entre otras consideraciones, Netanyahu retrasó la implementación de la ley hasta febrero de este año. De las transferencias se dedujeron más de 40 millones de NIS mensuales.

En una respuesta extrema, Mahmoud Abbas anunció que debido a la compensación, la Autoridad Palestina se negaría a recibir cualquiera de los ingresos fiscales, más de 500 millones de NIS al mes, que representan alrededor del 40% del presupuesto total de la Autoridad. La Autoridad Palestina devolvió las transferencias bancarias mensuales a Israel, provocando una grave crisis financiera que le obligó a recortar los salarios de sus empleados.

Esperando por un gobierno

El jefe de la Agencia de Seguridad de Israel, Nadav Argaman, y coordinador de las actividades gubernamentales en los territorios, Kamil Abu-Rukun, advirtió a Netanyahu que el recorte de fondos perjudicaría la cooperación en materia de seguridad entre Israel y la Autoridad Palestina. Junto con Kahlon, el único ministro del gobierno israelí que mantiene contacto con la Autoridad Palestina, se formuló el compromiso. En primer lugar, se concedió a la Autoridad una exención del impuesto especial sobre el combustible, que le devolvió unos 1.500 millones de NIS, y la semana pasada, en una reunión entre Kahlon y el jefe de la Autoridad General Palestina de Asuntos Civiles, Hussein al-Sheikh, se formuló el compromiso completo.

Las partes acordaron no estar de acuerdo en la cuestión de la compensación, e Israel seguirá deduciendo 40 millones de NIS mensuales de sus transferencias a la Autoridad Palestina, de acuerdo con la ley aprobada el año pasado.

Fuentes informan a “Globes” que en las conversaciones con al-Sheikh surgió la cuestión de la formación de un nuevo gobierno israelí, y la parte israelí expresó la opinión de que en caso de que se forme un gobierno de unidad, la política israelí hacia los palestinos, tanto económica como diplomática, cambiará.

Al-Sheikh dijo en una reunión con empresarios palestinos que no había base para hablar de la retirada económica de Israel, y que los casi 200.000 palestinos que trabajan en Israel inyectan unos 3.500 millones de dólares en la economía palestina con los salarios que ganan. La implicación es que incluso si los jefes de la Autoridad hablan de independencia económica y de retirada de Israel, esto no es más que un eslogan.

Vía Globes

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More