Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Mujeres palestinas exigen protección legal tras presunto “asesinato por honor” en Judea y Samaria

Reuters

Cientos de palestinos se manifestaron el miércoles en Judea y Samaria para exigir protección legal para las mujeres después de que una mujer de 21 años muriera el mes pasado en lo que los grupos de derechos humanos dicen que fue un “asesinato por honor”.

La Autoridad Palestina está llevando a cabo una investigación sobre la muerte de Isra’a Ghrayeb, una maquilladora que, según los activistas, fue golpeada por parientes varones después de que un vídeo publicado en Instagram supuestamente mostrara una reunión entre ella y un hombre que le había propuesto matrimonio.

Según informes de los medios de comunicación palestinos, Ghrayeb sufrió graves lesiones en la columna vertebral al caer desde un balcón de su casa en Beit Sahour, cerca de Belén, mientras intentaba escapar de un ataque de sus hermanos. Murió el 22 de agosto.

Al menos 18 mujeres palestinas han sido asesinadas este año por miembros de su familia enojados por el daño percibido a su honor, lo que puede implicar fraternizar con hombres o cualquier violación de los valores conservadores con respecto a las mujeres, según la Unión General de Mujeres Palestinas e Instituciones Feministas.

La familia de Ghrayeb ha negado las acusaciones. Dijeron en una declaración que Ghrayeb tenía una “condición mental” y que murió “después de un ataque al corazón, tras una caída accidental en el patio (de la familia)”.

Las circunstancias que rodearon la muerte de Ghrayeb han provocado indignación en los territorios palestinos y en los medios de comunicación social, y los activistas de derechos humanos exigen que se tomen medidas contra los presuntos autores y que se proteja legalmente a las mujeres bajo el hashtag #JustceforIsraa.

En la ciudad de Ramallah, en Judea y Samaria, las manifestantes tenían carteles que decían: “Todos somos Isra’a” y “Mi cuerpo es de mi propiedad. No necesito tu supervisión, tu cuidado, tu honor”.

Estoy aquí para decir que ya es suficiente. Ya hemos perdido suficientes mujeres. Ya han muerto suficientes víctimas, han sido asesinadas, han sido torturadas, violadas, acosadas y todavía no hay justicia”, dijo Amal Khayat, de 30 años, un activista de Jerusalem.

El Primer Ministro Mohammad Shtayyeh dijo esta semana que varias personas habían sido detenidas para ser interrogadas por la muerte de Ghrayeb como parte de la investigación de la Autoridad Palestina (AP), que ejerce un autogobierno limitado en Judea y Samaria.

El código penal palestino data de los años sesenta y ha sido criticado por la inadecuada protección de las mujeres y las penas indulgentes para los hombres que las matan en crímenes de honor.

“El caso de Isra’a Ghrayeb conmocionó nuestra conciencia como los anteriores. Son mujeres y niñas que sueñan con vivir seguras en una sociedad libre de violencia e injusticia”, dijo en una declaración la Unión General de Mujeres Palestinas e Instituciones Feministas.

El grupo hizo un llamamiento al gobierno palestino para que “desarrolle programas específicos que enseñen el principio de la igualdad de género” y reforme las leyes para garantizar la rendición de cuentas de los perpetradores.

Los manifestantes expresaron su optimismo de que el mitin del miércoles y otros a principios de esta semana empujarían a la Autoridad Palestina a hacer reformas. “Las víctimas son parte de nosotros, son parte de nuestra historia”, dijo Khayat. “Continuaremos (protestando) hasta que consigamos justicia”.

Vía Algemeiner

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More