Un alto miembro del Parlamento por el Partido Laborista del Reino Unido dijo que “la forma más importante” para que el Reino Unido marque el 100 aniversario de la Declaración Balfour es “reconocer a Palestina”.

En una entrevista publicada el lunes con el sitio de noticias Middle East Eye, la Secretaria de Relaciones Exteriores, Emily Thornberry dijo que el Reino Unido no debe celebrar la declaración, que prometió el apoyo de Gran Bretaña por un hogar nacional judío, ya que aún no hay un Estado Palestino.

“No creo que celebremos la Declaración de Balfour, pero creo que tenemos que conmemorarla porque creo que fue un punto de inflexión en la historia de esa región y creo que probablemente la forma más importante de conmemorarla es reconocer a Palestina”. dijo Thornberry . “El gobierno británico ha dicho que lo hará, solo se trata de cuándo es el momento adecuado y me parece que es el momento”.

“Necesitamos tener dos Estados, dos Estados viables, dos Estados viables y seguros. No debemos olvidar que al final esa es la única solución”, agregó. “Deberíamos medir todo lo que hacemos contra eso”.

Thornberry emitió duras críticas a “las políticas de asentamientos de Israel en Cisjordania”, diciendo que el gobierno del Estado Judío ha “perdido el rumbo y está socavando una solución de dos Estados”.

“Y de esa manera están decepcionando al pueblo israelí porque no se puede tener un Estado democrático y judío a la vez en esa área. Entonces tendrán que elegir”, añadió Thornberry. “Simplemente están yendo en contra de la visión del [primer ministro israelí David] Ben-Gurion de tener un Estado Judío democrático y deben tener a su lado un Estado palestino seguro y viable”.

Thornberry tiene previsto visitar Israel en noviembre.

El líder del Partido Laborista británico Jeremy Corbyn durante una reunión del Partido de los Socialistas Europeos en Bruselas, el 19 de octubre de 2017. (AFP Photo / John Thys)

Está programada para asistir a una cena en Londres esta semana con el primer ministro Benjamin Netanyahu celebrando el centenario de la Declaración Balfour, y dijo que también iría a un evento separado con los árabes de la Autoridad Palestina para conmemorar el aniversario.

El líder del partido, Jeremy Corbyn, le pidió a la diputada laborista que asistiera a la cena en su lugar después de que él decidiera saltear el evento.

Aunque no se dio razón alguna por la ausencia de Corbyn, la cual fue reportada por el Sunday Times, el líder del partido laborista ha sido durante mucho tiempo un crítico acérrimo de Israel y pesan sobre él acusaciones de tolerar el antisemitismo en las filas de su partido.

Mientras declina comentar sobre la decisión de Corbyn específicamente, el embajador de Israel en el Reino Unido dijo que los opositores de la Declaración de Balfour son extremistas.

«Quienes se oponen a la Declaración Balfour se están exponiendo a sí mismos por los extremistas que son», dijo Mark Regev al Times el domingo.

En la Declaración Balfour, emitida el 2 de noviembre de 1917, el entonces canciller británico Arthur Balfour le dijo al líder judío británico Lord Walter Rothschild que “el gobierno de Su Majestad ve con buenos ojos el establecimiento en Palestina de un hogar nacional para el pueblo judío”.

Lord Arthur Balfour y la Declaración Balfour (Commons de Wikimedia)

Mientras el laborismo ha sido ambivalente sobre su apoyo a la declaración, el secretario de Relaciones Exteriores británico Boris Johnson dijo el domingo que estaba “orgulloso de la parte de Gran Bretaña en la creación de Israel”, haciéndose eco de los comentarios de la primera ministra Theresa May la semana pasada diciendo que celebraría el centenario “con orgullo”.

Johnson también reiteró el apoyo del Reino Unido a una solución de dos Estados, diciendo que presionar por un resultado de este tipo para el conflicto Israel-Autoridad Palestina ha sido durante mucho tiempo la política británica.

“No tengo dudas de que la única solución viable para el conflicto se asemeja al que otro británico, Lord Peel, escribió en el informe de la Comisión Real de Palestina en 1937, y esa es la visión de dos Estados para dos. pueblos”, escribió.

Las fronteras, agregó, “deberían ser como eran antes de la Guerra de los Seis Días en 1967, con Jerusalém como capital compartida y canje de tierras iguales para reflejar los intereses nacionales, de seguridad y religiosos de los pueblos judío y palestino”.

“Un siglo después, Gran Bretaña dará todo el apoyo que podamos para cerrar el anillo y completar el asunto inacabado de la Declaración Balfour”, escribió en el periódico Telegraph el domingo.

El Primer Ministro Benjamin Netanyahu (R) se reúne con el Secretario de Relaciones Exteriores británico Boris Johnson en Londres, Reino Unido. (Kobi Gideon / GPO)

Aunque Israel y el Reino Unido se prepararon para celebrar el aniversario, los funcionarios de la Autoridad Palestina en las últimas semanas intensificaron las llamadas a Londres para que se retracte de su apoyo a una Patria Judía en el área del antiguo mandato británico, argumentando que la tierra no pertenecía a Gran Bretaña y que, por lo tanto, no tenía derecho a prometerla al movimiento sionista”.