Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Plan de paz de Trump para el conflicto en Medio Oriente enfrenta más retrasos

JONATHAN ERNST / REUTERS

En público y en privado, Kushner ha respondido a esta pregunta afirmando que el concepto de “Estado” significa diferentes cosas para diferentes personas.

WASHINGTON – El gobierno de Trump planea revelar su tan esperado plan de paz en febrero, pero puede aplazar su lanzamiento hasta marzo o abril mientras entrena a nuevo personal en un equipo creciente dedicado al próximo esfuerzo diplomático, según funcionarios estadounidenses familiarizados con el asunto.

La publicación del plan, un proyecto que lleva dos años en desarrollo, dirigido por el yerno del presidente Donald Trump de los Estados Unidos, Jared Kushner, y su abogado y asesor de muchos años, Jason Greenblatt, ha enfrentado repetidas demoras. Los miembros de un equipo de paz muy unido se enfadaron con los horarios y las fechas límite, pero ahora admiten en privado que su momento nunca será perfecto para el lanzamiento de un nuevo proceso de paz basado en la participación de israelíes, palestinos y árabes que navegan en su propia política compleja.

El equipo ha renunciado a la creencia de que los palestinos vendrán a la mesa por su propia voluntad, sin ver primero el contenido del plan. Durante varios meses después de que Trump reconoció a Jerusalem como la capital de Israel hace un año, Kushner y Greenblatt expresaron la esperanza de que los líderes de la Autoridad Palestina simplemente necesiten tiempo para descargar sus frustraciones, solo para regresar.

Eso no ha sucedido, lo que lleva al equipo a creer que necesitarán una importante participación regional.

Se dice que Kushner apunta a un lanzamiento en febrero, pero una fuente informada sobre el plan estratégico dijo que espera que el plan se lance no antes de marzo.

En septiembre, en la Asamblea General de la ONU en Nueva York, Trump dijo a los reporteros que quería que el proceso de paz comenzara dentro de dos o cuatro meses. Sus asesores ahora han abandonado ese lenguaje y admiten que no se cumplirán los límites externos de la línea de tiempo de Trump.

Un funcionario de la Casa Blanca advirtió a The Jerusalem Post que el equipo sigue siendo flexible y no tiene una fecha fijada, y que reconocer los eventos fuera de su control podría seguir impactando en la línea de tiempo.

Uno de esos eventos ya contribuyó a la interrupción de los planes del equipo: el brutal asesinato de Jamal Khashoggi, un disidente saudí, periodista y residente de Estados Unidos, cometido por funcionarios saudíes en su consulado en Turquía.

Kushner confía en que el príncipe heredero de  Arabia Saudita, Muhammed bin Salman (cómplice en el asesinato de Khashoggi)  legitime su iniciativa de paz, para ayudar a que los palestinos vuelvan a las negociaciones y posiblemente fragmentar una línea separada de conversaciones sobre la normalización de las relaciones entre israelíes y sauditas.

Pero ninguna de las partes en la región está ansiosa por que comience este proceso. Los palestinos continúan catalogando al gobierno de Trump como un intermediario honesto, y el primer ministro Benjamin Netanyahu se muestra cauteloso ante cualquier proceso que requiera que se entregue a concesiones importantes antes de las elecciones del próximo año.

Y un nuevo Congreso, con demócratas en control de la Cámara de Representantes, presenta desafíos adicionales para el equipo de paz. Los demócratas en el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes le han dicho en privado a Kushner que se opondrán al plan si no respalda explícitamente una solución de dos Estados.

En público y en privado, Kushner respondió a esta pregunta afirmando que «el concepto de ‘Estado’ significa cosas diferentes para diferentes personas». Trump respaldó la solución de «dos Estados» en la Asamblea General de la ONU en septiembre, pero no dio detalles sobre la visión de su administración.

El lanzamiento estratégico se discutió en una reunión con Trump, Kushner, Greenblatt y David Friedman, el embajador de Estados Unidos en Israel, en la Oficina Oval el mes pasado.

«Nuestro tiempo, nuestra estrategia y nuestros mensajes son y serán totalmente nuestros», dijo Friedman después de la reunión, respondiendo a los informes de que la discusión resultó en otra demora.

Han surgido informes de que Friedman, Greenblatt y Kushner discrepan internamente sobre el tiempo y ciertos elementos del plan, una serie de rumores que los tres hombres niegan.

«Pretendemos divulgar la visión del presidente», continuó Friedman, «cuando la administración concluya que hemos maximizado su potencial de aceptación, ejecución e implementación».

Vía Jerusalem Post

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More