Noticias de Israel en español 24 horas en directo

¿Por qué Rusia y China se están asociando contra el plan de paz de Estados Unidos?

REUTERS

Rusia rechazó oficialmente la participación en la cumbre de paz de Medio Oriente en Bahrein el próximo mes, un día después de que el embajador chino en los territorios palestinos, Guo Wei, dijera que Pekín y Moscú habían llegado a un acuerdo para boicotearla.

“Obviamente, este es otro intento de Estados Unidos de cambiar las prioridades de la agenda regional e imponer la visión estadounidense de un acuerdo israelo-palestino”, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia en una declaración. “Los constantes intentos de sustituir el objetivo de alcanzar un acuerdo político global por un paquete de bonificaciones económicas, socavando al mismo tiempo el principio de coexistencia de dos Estados para los dos pueblos, son motivo de gran preocupación”.

¿Por qué es importante?

La Administración Donald Trump tiene un amplio apoyo internacional para su plan de conseguir que los palestinos acepten concesiones territoriales a cambio de incentivos económicos. La fuerte oposición de grandes potencias como Rusia y China corre el riesgo de socavar la legitimidad de los esfuerzos de Estados Unidos, que en la región se consideran muy favorables a Israel, al tiempo que refuerzan aún más la determinación palestina de mantenerse aislados.

Rusia se opuso al plan Trump desde el principio. El conflicto israelí-palestino y la reconciliación intra-palestina fueron algunos de los principales temas tratados este año por el Ministro de Relaciones Exteriores ruso Sergei Lavrov. Comenzando con un viaje al norte de África en enero, luego al Golfo en marzo y el último viaje a Egipto y Jordania, Lavrov expresó su actitud hacia el proyecto estadounidense en la región. Al parecer, muchos dirigentes regionales, algunos públicos y otros privados, expresaron su preocupación por los esfuerzos que consideraban que debían apoyar, a pesar de sus temores de que ello desestabilizaría aún más la región y fomentaría un sentimiento pro palestino.

Una posición conjunta ruso-china podría ayudar a convencer a algunos gobiernos regionales de que no sucumban a la presión estadounidense. Como mínimo, esto les da una mejor posición en las negociaciones con Washington.

Mantenerse relevante

Desde 2002, Rusia, junto con las Naciones Unidas, los Estados Unidos y la Unión Europea, ha formado parte del llamado Cuarteto de Oriente Próximo. La opinión de Rusia sobre el conflicto es que debe resolverse sobre la base del marco jurídico internacional establecido en las resoluciones de las Naciones Unidas, así como en la Conferencia de Madrid de 1991 y en la Iniciativa de Paz Árabe de 2002. Por lo tanto, Moscú sospecha de cualquier esfuerzo que pueda excluirla.

Al mismo tiempo, Moscú ha tratado de aprovechar los vínculos históricos con varios grupos palestinos, hasta ahora sin éxito, para concluir un acuerdo intra-palestino que convierta a Palestina en un actor único antes de que comiencen las negociaciones con Israel o con los líderes árabes regionales. Moscú también siente la posibilidad de represalias por los intentos de Washington de perjudicar los intereses de Rusia de concluir un acuerdo político en Siria y reconstruir el país manteniendo al presidente Bashar al-Assad en el poder.

 ¿Qué viene después?

Mucho dependerá del contenido real del plan de los Estados Unidos, que permanece en las sombras.

Un alto oficial militar israelí retirado que visitó Moscú hace unas semanas le dijo a Al-Monitor que la propuesta de Estados Unidos ofrece una oportunidad para que “Estados Unidos permanezca fuerte en Oriente Medio ante los disturbios regionales”, dijo: “Trump le da a Estados Unidos esta oportunidad con este acuerdo, y eso es lo que temen los rusos”.

Pero una fuente diplomática en Moscú dijo que era demasiado pronto para hablar de ello.

“Todavía no hemos visto este plan y no conocemos las condiciones específicas y las formas de implementarlo, para decir cómo puede fortalecer o debilitar la influencia estadounidense en la región”, dijo la fuente.

Vía Al-Monitor

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More