Noticias de Israel
Las noticias de Israel, en español, 24 horas en directo.

Seminario de Bahrein, “Paz para la Prosperidad”, se inaugura en Manama

Por: Herb Keinon / En: Jpost / Traducción de Noticias de Israel

Después de años de anticipación y preparación, la primera parte del plan de paz para Oriente Medio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, la parte económica, se pondrá en marcha el martes por la noche y el miércoles en un hotel de lujo en Manama, Bahrein.

Si bien decenas de funcionarios gubernamentales y representantes de todo el mundo participarán -incluso de países árabes como Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos, Egipto, Jordania y Marruecos-, no habrá representación gubernamental de Israel ni de la Autoridad Palestina.

Esto ha llevado a algunos críticos del seminario – y son muchos – a decir que es como una boda sin la participación de los novios.

La Autoridad Palestina está boicoteando el  Seminario “Paz para la Prosperidad”, diciendo que es un esfuerzo para “sobornar“ a los palestinos, y Bahrein decidió no invitar a ningún funcionario del gobierno israelí cuando se hizo evidente que ningún funcionario de la AP estaría presente.

Funcionarios israelíes dijeron que cuando la AP entendió que no podría -a pesar de sus mejores esfuerzos- impedir la participación de los países árabes, presionaron a Bahrein para que no invitara a funcionarios del gobierno israelí para que la conferencia no apareciera como un vehículo para “normalizar” las relaciones con Israel.

La posición palestina de larga data es que la normalización de los vínculos entre Israel y el mundo árabe sólo puede tener lugar después de que exista un Estado palestino con el este de Jerusalem como su capital, no antes.

El gobierno de Trump dio a conocer la parte económica del plan el sábado. Se propone que se inviertan unos 50.000 millones de dólares en 179 proyectos de infraestructura, educación, comercio y turismo en la Ribera Occidental, la Franja de Gaza, Jordania, Egipto y el Líbano. Se proponen unos 28.000 millones de dólares para la Ribera Occidental y Gaza, incluido un enlace de transporte entre las dos zonas.

Entre los asistentes a la reunión se encontrarán el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, y representantes del Ministerio de Hacienda de todo el mundo, incluidos los Estados del Golfo.

El ministro egipcio de Asuntos Exteriores, Sameh Shoukry, dijo en una entrevista con la cadena rusa RT que su país está participando en la conferencia, porque es importante “escuchar esta propuesta y evaluarla”, “tenemos derecho a evaluarla, verla y desarrollar una visión al respecto, pero la decisión final sobre ella recae en la principal parte interesada: la Autoridad Palestina”, dijo.

Las expectativas para la conferencia son bajas, y en las últimas semanas – y con creciente intensidad después de que la Casa Blanca publicara el plan el sábado por la noche – los expertos y varios funcionarios que han estado involucrados en el proceso de paz en el pasado lo han criticado duramente.

Yossi Beilin -presidente de la Iniciativa de Ginebra, que fue uno de los principales artífices de los Acuerdos de Oslo y dirigió una conferencia económica en Jordania en 1995- dijo a The Jerusalem Post que al liberar el capítulo económico del plan de paz antes que el diplomático, el gobierno ponía “el segundo acto antes que el primero”.

Dijo que el plan es visto entre los palestinos como un “soborno”, y que “cualquiera que sepa un poco sobre el conflicto palestino-israelí, la vida y la cultura palestinas, sabe que el honor es mucho más importante que el dinero”.

Beilin dijo que aunque no cree que Estados Unidos esté tratando de “sobornar” a los palestinos, el plan económico tenía que ser posterior al plan diplomático, no antes. “Si no hay un plan diplomático”, dijo, “y no sabes cuál es la solución diplomática, no puedes hablar de proyectos económicos”.

Por ejemplo, preguntó, ¿cómo es posible discutir sobre un vínculo entre la Franja de Gaza, Judea y Samaria, sin saber adónde va, y quién tiene soberanía sobre ella?

Beilin dijo que lo que se está desarrollando en Bahrein no es un plan, sino una “bonita lista de proyectos que se pueden hacer durante la paz”. Este tipo de ejercicio, dijo, se hacía en el pasado. Llamó al esfuerzo “amateur”, y que poner el plan económico en primer lugar fue un “error de novato”.

El mediador estadounidense Jason Greenblatt, uno de los arquitectos del plan, redactó un artículo de opinión en apoyo del mismo que apareció en el sitio web de CNN, escrito por Jon Lerner, un miembro de alto rango del Instituto Hudson que se desempeñó como suplente del embajador de las Naciones Unidas Nikki Haley en 2017-2018.

Lerner reprendió a los críticos del plan, diciendo que “adoptan la extraña opinión de que, aunque todos los esfuerzos del pasado han fracasado, nunca debemos desviarnos de ellos”. Se sienten ofendidos por las alteraciones de las viejas fórmulas, cuando las viejas fórmulas no lograron paz

“ El gobierno de Trump no está menos comprometido con la paz que sus predecesores”, escribió Lerner. “La diferencia clave es que Trump no se siente atado por las fórmulas fracasadas del pasado, y él y su equipo están dispuestos a desafiar abiertamente ese pensamiento convencional”.

Lerner escribió que la visión presentada en Bahrein “demostrará el enorme potencial para elevar las vidas de millones de palestinos”, y dijo “esto no es poca cosa”.

“Los críticos señalarán rápidamente que un plan económico por sí solo no traerá la paz. Nadie discute eso”, argumentó. “Pero mientras los líderes políticos se inclinan por los temas más candentes, nadie debe vender por debajo de la importancia que las condiciones económicas tienen en la vida de la gente común”.

Lerner escribió que el plan Trump “contiene proyectos específicos y realistas que podrían duplicar el PIB palestino, crear un millón de nuevos empleos en Gaza y Cisjordania, y reducir la pobreza a la mitad. Imagínense lo que eso haría a las vidas de millones de jóvenes palestinos, que tendrían un futuro mucho mejor que el actual”.

Mientras tanto, el Canal 12 de Israel decidió el lunes no enviar a nadie a cubrir el taller de Bahrein después de que la Casa Blanca invitara a su presentador principal, Yonit Levi, a cubrir el evento, en lugar de a su corresponsal diplomática principal, Dana Weiss.

Cuando se rechazaron sus solicitudes de incluir a Weiss en la invitación, la estación decidió no enviar a nadie, en una aparente declaración de que sólo ellos decidirán a quién enviar para cubrir los eventos.

Algunos de los reportajes de Weiss en el pasado aparentemente han despeinado las plumas de la Casa Blanca. Ni Weiss, ni el Canal 12, ni la Casa Blanca hicieron comentarios al respecto.

En una medida sin precedentes, y a instancias de Washington, Bahrein invitó a seis medios de comunicación israelíes, incluido el Jerusalem Post, a cubrir el taller, la primera vez que se permite la presencia de periodistas israelíes en el país desde que el columnista Yossi Sarid, que era ministro de medio ambiente de Israel, participó en una conferencia en Bahrein sobre cuestiones ambientales en 1994.

Vía Jpost
Comentarios

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More