La UE y Rusia a Trump: solución de dos Estados solo es viable en las fronteras de 1967

© REUTERS / Shannon Stapleton

La Unión Europea y Rusia advirtieron al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que cualquier plan de paz entre israelíes y palestinos que no se base en las fronteras anteriores a 1967 y una solución de dos estados no tendrá éxito.

Del lado de la Unión Europea, los embajadores de ocho Estados miembros emitieron la advertencia en una declaración conjunta en la sede de la ONU en Nueva York.

“Nosotros, los miembros de la Unión Europea del Consejo (Seguridad de las Naciones Unidas), queremos reiterar una vez más y enfatizar el firme compromiso continuo de la Unión Europea con los parámetros acordados internacionalmente para una paz justa y duradera en el Medio Oriente, con base en el derecho internacional, las resoluciones de la ONU y acuerdos previos”, señala el comunicado.

“La Unión Europea está verdaderamente convencida de que el logro de una solución de dos Estados basada en las fronteras de 1967 con Jerusalem como la capital de ambos Estados, que satisface las necesidades de seguridad israelíes y palestinas, y las aspiraciones palestinas de Estado y soberanía, pone fin a la ocupación y resuelve todas las cuestiones del estatus final… es la única forma viable y realista de poner fin al conflicto y lograr una paz justa y duradera”, dijo la declaración.

Rusia también expresó su preocupación de que el plan de paz estadounidense no tendría éxito a menos que implementara una solución de dos Estados, informó el martes la agencia de noticias TASS.

Rusia aún no ha visto el plan de paz, y su Representante Permanente ante las Naciones Unidas, Vasily Nebenzya, le dijo a TASS que Moscú “duda de que pueda ser viable”.

“Ya nos enteramos por segundo año consecutivo, lo prometen regularmente, pero estas son promesas para mañana. No hemos visto nada hasta ahora, y nadie sabe cuándo lo veremos”, dijo Nebenzya a TASS. Agregó que “ningún plan será viable si la base reconocida internacionalmente para el asentamiento en Medio Oriente no se tiene en cuenta y es crucial contar con un solución de dos Estados”.

LA embajadorade los Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, habla en una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU sobre el Medio Oriente el 19 de noviembre de 2018. (ONU / Rick Bajornas)

Las declaraciones se produjeron poco antes de que los comentarios de la enviada de Trump en la ONU, Nikki Haley, dieran una pista, pero sin detalles, sobre el plan de paz de su jefe para Israel y los palestinos. El plan es largo, dijo, se aprovecha de la nueva tecnología, y tiene muchas cosas que les gustarán a ambos lados y cosas que no les gustarán.

Haley dijo que los israelíes y los palestinos, así como los países de todo el mundo, tienen una opción: centrarse en las partes que no les gustan, lo que, según ella, significa “regresar al estado de quiebra de los últimos 50 años”, o centrarse en las partes que les gustan yf las negociaciones de paz para avanzar.

La embajadora estadounidense, quien dijo haber leído el plan, dijo al Consejo de Seguridad de la ONU que “ambas partes se beneficiarían enormemente de un acuerdo de paz, pero que los palestinos se beneficiarían más y que los israelíes arriesgarían más”.

Haley, quien se retira a fines de mes, dijo que avanzar hacia las negociaciones y la paz “necesitará líderes con una visión real para hacerlo”. Ella declaró: “El mundo estará mirando”.

Nikolay Mladenov, coordinador especial de las Naciones Unidas para el proceso de paz en el Oriente Medio durante una conferencia de prensa en la ciudad de Gaza, 17 de septiembre de 2015. (AP / Adel Hana)
Nikolay Mladenov, coordinador especial de las Naciones Unidas para el proceso de paz en el Oriente Medio durante una conferencia de prensa en la ciudad de Gaza, 17 de septiembre de 2015. (AP / Adel Hana)

Haley no mencionó ninguno de estos temas en su último discurso en la reunión mensual de del Consejo sobre el Medio Oriente, destacando en cambio el “vínculo inquebrantable” entre los Estados Unidos e Israel, que ella ha reflejado en sus casi dos años como embajadora de los Estados Unidos.

“Dado mi historial, algunos podrían concluir erróneamente que no simpatizo con el pueblo palestino”, dijo. “Nada más lejos de la verdad”.

Haley dijo que ni los israelíes ni los palestinos deben hacer la paz a “cualquier precio”, pero destacó las diferencias entre las dos partes.

“Israel quiere un acuerdo de paz, pero no lo necesita”, dijo.

Por otra parte, dijo Haley, el pueblo palestino “está sufriendo terriblemente, mientras que su liderazgo se aferra a demandas de 50 años de antigüedad que se han vuelto cada vez menos realistas, y un acuerdo de paz sostiene las perspectivas de una mejora masiva en la calidad de sus vidas y un control mucho mayor sobre su futuro político”.

Ella dijo que “con este telón de fondo en mente, la administración de Trump ha elaborado su plan para la paz entre Israel y los palestinos”.

En esta foto de archivo tomada el 13 de junio de 2018, el embajador de Israel en las Naciones Unidas, Danny Danon, habla ante la Asamblea General antes de una votación para condenar las acciones israelíes en Jerusalén Este y Cisjordania, en la Asamblea General en Nueva York. (Don Emmert / AFP)
En esta foto de archivo tomada el 13 de junio de 2018, el embajador de Israel en las Naciones Unidas, Danny Danon, habla ante la Asamblea General antes de una votación para condenar las acciones israelíes en Jerusalén Este y Cisjordania, en la Asamblea General en Nueva York. (Don Emmert / AFP)

El embajador de Israel en la ONU, Danny Danon, dijo a fines del mes pasado que los funcionarios estadounidenses le han dicho al gobierno de Israel que esperan liberar el tan esperado plan de paz israelí-palestino a principios de 2019.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, llama al plan, redactado por un equipo encabezado por su yerno Jared Kushner y el asesor Jason Greenblatt, el “Acuerdo del siglo”.

Nikolay Mladenov, el enviado de la ONU para el Medio Oriente, dijo al consejo que “sigue preocupado por el debilitamiento del consenso internacional y la ausencia de esfuerzos colectivos para lograr el fin de la ocupación (israelí) y la realización de una resolución negociada de dos Estados de Israel al conflicto israelí-palestino”.

“A fines de 2018, no estamos más cerca de reavivar los esfuerzos para lograr una solución negociada”, dijo. “Sin un horizonte político, todos nuestros esfuerzos colectivos e individuales simplemente contribuyen a gestionar el conflicto en lugar de resolverlo”.

Mladenov también informó al consejo sobre el cumplimiento por parte de Israel de una resolución de diciembre de 2016 que condena los asentamientos israelíes en tierras que los palestinos quieren incluir en su Estado futuro y dijo que los asentamientos “no tienen validez legal”. La resolución exigía el cese de tales actividades por “salvar la solución de dos Estados”.

El coordinador de la ONU para el Medio Oriente dijo que Israel no ha tomado “medidas” para cumplir con la resolución y ha continuado expandiendo los asentamientos y construyendo nuevos.

Durante el año pasado, dijo que “aunque Gaza ha sido la más volátil, también ha aumentado el riesgo de una explosión en Cisjordania”.

Mladenov advirtió que “la peligrosa escalada de ataques terroristas, enfrentamientos y violencia en Cisjordania” en los últimos días y semanas ha provocado la muerte de civiles israelíes y palestinos y de soldados israelíes.

Las medidas de seguridad israelíes que siguieron a estos incidentes, sus operaciones de búsqueda en la ciudad cisjordana de Ramallah, así como los enfrentamientos y protestas que se tornaron violentos “se están sumando a una atmósfera ya tensa”, dijo.

Mladenov se hizo eco del secretario general Antonio Guterres al pedir a los servicios de seguridad israelíes y palestinos que “trabajen juntos para restablecer la calma y evitar la escalada”.

Vía ידיעות אחרונות
Comentarios

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More