Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Hospital israelí realiza el primer trasplante de venas entre personas vivas

Israel 21

Usted ha oído hablar de trasplantes de corazón, trasplantes de riñón y trasplantes de médula ósea. Ahora, los médicos del Centro Médico Universitario Hadassah en Jerusalem han agregado un nuevo tipo: el trasplante de venas. Y salvó la vida del israelí Avi Yavetz de 60 años.

Yavetz sufre de enfermedad vascular periférica (EVP), un trastorno de la circulación sanguínea que hace que los vasos sanguíneos fuera del corazón se estrechen y se bloqueen. En una de sus piernas, las venas y arterias estaban obstruidas y la sangre no fluía. Una amputación era casi una certeza, y desafortunadamente es algo muy común en pacientes con PVD.

Yavetz tenía una arteria y venas dentro de la pierna que podían restaurar el flujo sanguíneo. Pero le faltaba una vena lo suficientemente grande como para conectar la arteria con las venas más pequeñas; debido a sus cirugías pasadas por su PVD, ninguna de sus venas estaba en condiciones suficientes.

¿Qué pasaría si alguien en su familia pudiera donar una vena? Esa fue la «idea loca» que le llegó al profesor Ron Carmeli, jefe de cirugía vascular de Hadassah.

Los cuatro hijos de Yavetz se ofrecieron rápidamente a suministrar una vena para su padre. Posteriormente, Carmeli extrajo una vena larga que se extendía desde la ingle de Snir Yavetz, de 27 años, hasta su pie, antes de implantarla quirúrgicamente en Yavetz.

Avi Yavetz, a la izquierda, recibió una vena de su hijo Snir, a la derecha, en el Centro Médico de la Universidad de Hadassah, Jerusalén, en el primer trasplante de venas en vivo. Foto cortesía
Avi Yavetz, a la izquierda, recibió una vena de su hijo Snir, a la derecha, en el Centro Médico de la Universidad de Hadassah, Jerusalén, en el primer trasplante de venas en vivo. Foto cortesía

 

El trasplante de vena se ha hecho antes, pero solo en un cadáver. “Una donación de una persona viva, y otro miembro de la familia en nuestro caso, es la primera de su tipo”, dijo Carmeli.

Dos semanas después, la vena está funcionando y la pierna de Yavetz “está a salvo de la amputación”, dijo Carmeli.

Yavetz no está completamente fuera de peligro. “El tratamiento de este paciente es el mismo que cualquier paciente de trasplante, al igual que alguien que se ha sometido a un trasplante de hígado y riñón”, señala Carmeli. Yavetz deberá tomar medicamentos para prevenir el rechazo del nuevo órgano y ser monitoreado cuidadosamente.

Pero si los resultados siguen siendo buenos, Carmeli es optimista. “Estoy seguro de que este avance salvará a muchos otros en el futuro”.

Vía Israel 21

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More