Coronavirus en Israel: 59 muertes en 24 horas

AFP

El Ministerio de Salud de Israel registró 59 fallecimientos debido al coronavirus en el período de 24 horas entre el miércoles y el jueves por la noche, después de dos días consecutivos en los que se confirmaron más de 6.000 nuevas infecciones.

No quedó claro de inmediato si 59 personas habían muerto durante el período, o si algunas muertes se habían añadido al conteo de manera retroactiva, pero fue el mayor aumento de la cifra en un solo día desde el comienzo de la pandemia.

Se registraron 1.376 muertes por coronavirus hasta el jueves por la noche, con 685 pacientes en estado grave, incluyendo 175 con respiradores. Al mismo tiempo, el miércoles, los datos del Ministerio de Salud registraron 1.317 muertes por coronavirus, lo que supone un salto en 59 muertes registradas, aunque el Ministerio también afirmó que sólo siete personas habían muerto el jueves por la noche.

Una portavoz del ministerio no pudo cuadrar inmediatamente los datos contradictorios, aunque dijo que la cifra total de 1.376 muertes era exacta.

Debido a la asombrosa tasa de infección del país, las duras medidas de bloqueo entrarán en vigor el viernes a las 2 p.m., y verán casi todos los negocios cerrados, las oraciones y protestas públicas severamente restringidas, el transporte público reducido dramáticamente y los israelíes ordenados a permanecer cerca de casa, con menos excepciones que en el bloqueo existente.

La decisión de endurecer las medidas de cierre siguió las recomendaciones del llamado gabinete de coronavirus el miércoles por la noche y fue aprobada más tarde en una votación del gabinete en pleno el jueves por la mañana. Estaba previsto que ganara la aprobación final en la legislación de la Knesset más tarde el jueves.

De acuerdo con las últimas cifras del Ministerio de Salud, 56.307 pruebas fueron realizadas el miércoles y 6.883 personas fueron confirmadas como portadoras del coronavirus.

Las últimas cifras elevaron el número de casos confirmados en Israel a 209.635, un mes después de que el país alcanzara los 100.000 casos.

Fue el segundo día consecutivo con más de 6.000 casos confirmados de coronavirus, y los funcionarios han dicho que están especialmente preocupados por la tasa de pruebas positivas del 12.6%. El subdirector general del Ministerio de Salud, Itamar Grotto, dijo a los legisladores la semana pasada que las restricciones sólo deben ser levantadas cuando esa tasa caiga por debajo del 7%.