Una versión muy redactada de la acusación contra Gonen Segev, un ex ministro convertido en presunto espía de Irán, es liberada por la fiscalía, que incluye una serie de detalles que hasta ahora no se habían divulgado al público.

Gonen Segev fue acusado formalmente en un tribunal de Jerusalem el mes pasado, pero los cargos específicos no fueron publicados en ese momento. Solo se ofreció una descripción general de sus presuntos crímenes.

Según la hoja de cargos recientemente publicada, Gonen Segev es acusado de «espionaje agravado«, una forma más severa del delito de espionaje, así como de ayudar al enemigo en tiempo de guerra, intento de espionaje agravado y decenas de cargos de intentar proporcionar información a la policía enemiga.

En la acusación, la fiscalía también dice que el ex ministro en desgracia, que una vez estuvo preso por contrabando de éxtasis en Israel, actuó «con la intención de dañar la seguridad del Estado».

Gonen Segev ha negado que trabajara en contra de los intereses de Israel, diciendo que estaba tratando de actuar como un doble agente contra Irán.

A raíz de las solicitudes de los medios, la oficina del fiscal del Estado ha publicado la hoja de cargos contra Gonen Segev, pero con gran parte de la información sobre sus presuntos crímenes eliminada del documento ya que muchos detalles del caso permanecen bajo una orden de mordaza.

Según el servicio de seguridad Shin Bet, Segev se reunió con funcionarios de inteligencia iraníes en repetidas ocasiones durante los últimos seis años, incluyendo dos veces en Teherán, después de haber viajado a la República Islámica con un pasaporte no israelí.

Gonen Segev fue extraditado a Israel desde Guinea Ecuatorial en mayo, después de que intentó viajar desde su casa en Nigeria.