Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Haniyeh ordena a líderes de Hamas que no comenten sobre las protestas contra el-Sissi en Egipto

AFP

El jefe de Hamas, Ismail Haniyeh, ha ordenado a los miembros de alto rango del grupo terrorista con sede en Gaza que no comenten públicamente las raras protestas que tuvieron lugar el viernes en Egipto contra el presidente Abdel Fattah el-Sissi.

Haniyeh envió un mensaje de audio a los líderes de Hamas diciéndoles que no abordaran “ningún asunto relacionado con Egipto” en absoluto.

“Todos deben obedecer y prometer esto”, dijo en el mensaje, según el sitio de noticias Ynet de Israel.

Hamas y Egipto han trabajado para reparar los lazos en los últimos años tras el golpe de Estado de 2013 que llevó a Sissi al poder.

Hamas, que tiene vínculos históricos con la Hermandad Musulmana de Egipto, mantuvo cálidas relaciones con el presidente egipcio Mohammed Morsi, una figura de la Hermandad que fue derrocada por los militares tras un año de división en el poder.

Poco después, el gobierno egipcio endureció el bloqueo israelí-egipcio contra la Gaza gobernada por Hamas, pero desde entonces ha habido signos de un deshielo en las relaciones.

Hosni Mubarak, el antiguo gobernante egipcio cuyo derrocamiento llevó a Morsi al poder en la primera y única elección presidencial democrática de Egipto, ha afirmado que Hamas envió a cientos de combatientes a través de la frontera de Gaza durante el levantamiento de 2011.

Hamas ha negado la reclamación.

Durante la mayor parte de la última década, Egipto ha sido un socio tranquilo con Israel en el bloqueo de la Gaza gobernada por Hamas, sofocando la economía e impidiendo en gran medida que sus dos millones de habitantes entren y salgan del territorio. Israel mantiene el bloqueo para impedir que Hamas, que está abiertamente comprometido con la destrucción de Israel, importe armas.

Sin embargo, Egipto se ha acercado recientemente a Hamas y ha intentado sin éxito reconciliarlo con Fatah, el partido político del presidente de la Autoridad Palestina Mahmoud Abbas que fue expulsado violentamente de la Franja de Gaza por el grupo terrorista islamista en 2007.

El Cairo también ha sido un mediador clave entre Israel y Hamas en medio de estallidos periódicos de enfrentamientos entre ambos desde el inicio de protestas a menudo violentas a lo largo de la frontera de Gaza en marzo de 2018.

A principios de este año, Egipto, según se informa, acordó reabrir permanentemente el cruce fronterizo de Rafah con Gaza a cambio de que Hamas reprimiera los enfrentamientos con las tropas israelíes a lo largo de la frontera.

Las protestas del viernes en la capital, El Cairo, y en otras ciudades egipcias, marcaron una rara reprimenda pública a Sissi y vieron a multitudes cantando consignas y levantando pancartas que le pedían que dimitiera.

Al menos 74 fueron arrestados de la noche a la mañana, dijo una fuente de seguridad a AFP, con policías vestidos de civil patrullando las calles del centro de El Cairo.

El país prohibió efectivamente las protestas en virtud de una ley de 2013 y el estado de emergencia sigue en pleno vigor.

La policía disparó gas lacrimógeno y desplegó fuerzas en la Plaza Tahrir, el epicentro de la revolución de 2011 que derrocó al autócrata Hosni Mubarak.

Las protestas se produjeron a raíz de una llamada en línea realizada por Mohamed Aly, un empresario egipcio exiliado y descontento, que exigía que Sissi fuera derrocado.

El contratista de la construcción ha estado publicando videos de España que se han vuelto virales desde principios de septiembre, acusando a Sissi y a los militares de corrupción desenfrenada.

El presidente negó rotundamente las acusaciones la semana pasada en una conferencia de jóvenes y trató de asegurar a los egipcios que él “era honesto y fiel” a su pueblo y a los militares.

En su último vídeo, publicado a primera hora de la mañana del viernes sobre sus crecientes reportajes en las redes sociales, Aly instó a los egipcios a salir a la calle después de un partido de fútbol muy esperado entre el Al Ahly de El Cairo y el Zamalek en la Supercopa.

Miles de personas compartieron imágenes en los medios de comunicación social que documentaban las manifestaciones que se produjeron en varias ciudades, incluyendo multitudes considerables que bloqueaban el tráfico en Alejandría, Al-Mahalla, Damietta, Mansoura y Suez.

Muchos usuarios comentaron sobre la curiosa ausencia de personal militar y especularon sobre disputas políticas internas entre varias agencias de seguridad egipcias.

Bajo el gobierno del general Sissi, convertido en presidente, las autoridades han puesto en marcha una amplia campaña contra los disidentes, encarcelando a miles de islamistas, así como a activistas seculares y a blogueros populares.

En la misma conferencia de jóvenes en la que negó las acusaciones de soborno, también advirtió sobre los peligros de las protestas, una posición que ha adoptado en repetidas ocasiones.

Ha invocado regularmente la seguridad y la estabilidad como sellos distintivos de su reinado, en contraste con las situaciones en puntos conflictivos de la región como Irak, Libia y Siria.

Pero con su gobierno imponiendo estrictas medidas de austeridad desde 2016 como parte de un paquete de préstamos de 12.000 millones de dólares del Fondo Monetario Internacional, el descontento por el aumento de los precios ha ido en aumento.

Casi uno de cada tres egipcios vive por debajo del umbral de pobreza con menos de 1.40 dólares al día, según las cifras oficiales publicadas en julio.

Human Rights Watch instó el sábado a las autoridades a “proteger el derecho” a protestar pacíficamente y a exigir la liberación de los detenidos.

Sisis voló a Nueva York el viernes por la noche, donde tiene previsto dirigirse a la Asamblea General de las Naciones Unidas la próxima semana.

La oficina del presidente no hizo comentarios sobre las protestas, cuando AFP le preguntó el sábado.

Vía The Times of Israel

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More