Noticias de Israel
Las noticias de Israel, en español, 24 horas en directo.

Ex guardia nazi: Vi gente entrando a la cámara de gas “sin saber que iban a ser gaseados”

Un ex guardia del campo de concentración nazi de Stutthof, de 93 años de edad, testificó en su juicio del viernes que una vez vio a gente ser conducida a la cámara de gas, seguida de gritos y golpes detrás de la puerta cerrada.

Bruno Dey, un ex soldado de las SS, fue a juicio el 17 de octubre en el tribunal estatal de Hamburgo. Se enfrenta a 5.230 cargos de cómplice de asesinato por asesinato mientras estuvo en Stutthof de 1944 a 1945.

Preguntado el viernes por el juez que preside qué vio exactamente desde la torre de vigilancia de su centinela, Dey respondió: “Que la gente fue conducida a la cámara de gas, que la puerta estaba cerrada con llave”, informó la agencia de noticias dpa.

Dijo que oyó gritos y golpes poco después, pero añadió: “No sabía que estaban siendo gaseados”.

Dey dijo que unos 20 ó 30 prisioneros fueron conducidos y que no se resistieron. Dijo que no podía decir si eran hombres o mujeres, porque sus cabezas estaban afeitadas, o si eran judíos u otros prisioneros. Y tampoco podía decir qué pasó después.

“No vi salir a nadie”, dijo.

Testificó que, en otra ocasión, vio a un grupo de 10 ó 15 hombres siendo conducidos a la cámara de gas, pero que luego salieron y fueron llevados al edificio del crematorio por personas vestidos con monos blancos. Escuchó que se suponía que los prisioneros debían trabajar fuera del campo y que primero tenían que ser revisados, dijo.

Dey dijo que él y otros 400 soldados fueron llevados a Stutthof en junio o julio de 1944 y que no sabía en ese momento qué tipo de personas estaban encarceladas allí. Dijo que sólo escuchó “rumores” de que entre ellos había prisioneros políticos y judíos.

Aunque no hay pruebas de que Dey estuviera involucrado en un asesinato específico en el campo cerca de Danzig, hoy en día la ciudad polaca de Gdansk, los fiscales argumentan que como guardia ayudó a que el campo funcionara.

A pesar de su edad, Dey está siendo juzgado en un tribunal de menores porque tenía 17 años cuando empezó a servir en Stutthof.

Si lo condenan, podría pasar de seis meses a diez años en prisión. No hay sentencias consecutivas bajo la ley alemana.

Vía The Time Of Israel
Comentarios

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More