Bolton: la retirada de EE.UU de Siria se dará solo si ISIS es derrotado en su totalidad

El asesor de seguridad nacional John Bolton visita Israel para disipar las preocupaciones sobre la retirada de las tropas, dice que no hay un calendario para el retiro.

AP Photo / Alex Brandon

El asesor de seguridad nacional del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, John Bolton, dijo el domingo que la retirada militar de Estados Unidos del noreste de Siria está condicionada a derrotar a los restos del grupo del Estado Islámico, y a que Turquía garantizara la seguridad de los combatientes kurdos aliados con los Estados Unidos.

Bolton, quien viajó a Israel para tranquilizar al aliado de Estados Unidos con respecto a la retirada ordenada por Trump, dijo que no hay un calendario para la retirada de las fuerzas estadounidenses en el noreste de Siria, pero insistió en que no es un compromiso ilimitado.

“Hay objetivos que queremos cumplir con esa condición de la retirada”, dijo Bolton a periodistas en Jerusalem. “El calendario se deriva de las decisiones de política que necesitamos implementar”.

Dijo que esas condiciones incluían la derrota de los restos del Estado Islámico en Siria y las protecciones para las milicias kurdas que lucharon junto a las tropas estadounidenses contra el grupo extremista.

Los comentarios de Bolton marcan la primera confirmación pública de que la retirada se ha ralentizado, ya que Trump se enfrentó a las críticas generalizadas de los aliados y a la renuncia del secretario de defensa estadounidense, Jim Mattis, por una política que se llevaría a cabo en unas semanas.

Una línea de vehículos militares de Estados Unidos atraviesa un puesto de control de las Fuerzas de Seguridad Internas en Manbij cuando se dirigen a su base en las afueras de la ciudad del norte de Siria el 30 de diciembre de 2018. (Delil SOULEIMAN / AFP)
Una línea de vehículos militares de Estados Unidos atraviesa un puesto de control de las Fuerzas de Seguridad Internas en Manbij cuando se dirigen a su base en las afueras de la ciudad del norte de Siria el 30 de diciembre de 2018. (Delil SOULEIMAN / AFP)

 

Bolton iba a cenar con el primer ministro Benjamin Netanyahu el domingo por la noche para discutir el ritmo de la retirada de los Estados Unidos, los niveles de tropas estadounidenses en la región y el compromiso de los Estados Unidos de rechazar el expansionismo regional iraní. Se esperaba que Bolton explicara que algunas tropas estadounidenses con base en Siria que luchan contra el Estado Islámico se trasladarían a Irak con la misma misión y que la base de al-Tanf permanecería.

Bolton también transmitió el mensaje de que Estados Unidos “apoya mucho” los ataques israelíes contra objetivos iraníes en Siria, según un alto funcionario de la administración, que no estaba autorizado a discutir públicamente los planes de Bolton antes de las reuniones y habló bajo condición de anonimato.

Trump anunció a mediados de diciembre que Estados Unidos retirará todas sus 2.000 fuerzas en Siria. La acción de Trump aumentó los temores de despejar el camino para un asalto turco contra combatientes kurdos en Siria que lucharon junto a las tropas estadounidenses contra los extremistas de ISIS. Turquía considera a las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo Sirio, o YPG, un grupo terrorista vinculado a una insurgencia dentro de sus propias fronteras.

Bolton, quien viajará a Turquía el lunes, dijo que Estados Unidos está insistiendo en que sus aliados kurdos en la lucha contra el grupo del Estado Islámico estén protegidos de cualquier ofensiva turca planeada. Él debe entregar una advertencia al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, esta semana.

No creemos que los turcos deban emprender acciones militares que no estén totalmente coordinadas y acordadas por los Estados Unidos“, dijo Bolton. Dijo que, en las reuniones con sus homólogos turcos, buscará “averiguar cuáles son sus objetivos y capacidades y eso sigue siendo incierto”.

Trump ha declarado que no permitiría que Turquía mate a los kurdos, dijo Bolton. “Eso es lo que dijo el presidente, los que lucharon con nosotros”.

FOTO

 

Bolton dijo que Estados Unidos ha pedido a sus aliados kurdos que “se mantengan firmes ahora” y se abstengan de buscar protección de Rusia o del Gobierno del presidente sirio, Bashar Assad. “Creo que saben quiénes son sus amigos”, agregó, hablando de los kurdos.

Dijo que el presidente del Estado Mayor Conjunto, general Joseph Dunford, continuará las negociaciones con sus homólogos turcos esta semana para buscar protección para los aliados kurdos de Estados Unidos en Siria.

Además, el embajador Jim Jeffrey, quien ha estado sirviendo desde agosto como representante especial para el compromiso sirio y fue nombrado la semana pasada como el enviado especial estadounidense para la coalición anti Estado Islámico, viajará a Siria esta semana en un esfuerzo por tranquilizar a los aliados kurdos de Estados Unidos y decirles que no están siendo abandonados, dijo Bolton.

Bolton dijo que las tropas estadounidenses permanecerían en el área crítica de al-Tanf, en el sur de Siria, para contrarrestar la creciente actividad iraní en la región. Defendió la base legal para el despliegue, diciendo que está justificado por la autoridad constitucional del presidente, y agregó que “creo firmemente en el Artículo II”.

Los Estados Unidos también están buscando una “disposición satisfactoria” para aproximadamente 800 prisioneros del Estado Islámico detenidos por la oposición siria apoyada por los Estados Unidos, dijo Bolton, y agregó que las conversaciones continuaban con los socios europeos y regionales sobre el tema.

Vía The Times of Israel
Comentarios

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More