Investigadores israelíes descubrieron cómo frenar crecimiento de células cancerosas

Un grupo de investigadores de la Universidad Ben-Gurion del Negev ha desarrollado una nueva molécula que, según dicen, inhibe el crecimiento de las células cancerosas y también las reprograma para que no sea cancerosa.

El nuevo tratamiento se basa en la inhibición de la producción de una proteína, el canal dependiente de aniones dependiente de voltaje 1 (VDAC1), cuyos niveles altamente aumentados se encuentran en muchos tumores sólidos y no sólidos.

La investigación fue dirigida por el Prof. Varda Shoshan-Barmatz del Departamento de Ciencias de la Vida y el Instituto Nacional de Biotecnología en el Negev Ltd. (NIBN), ambos de los cuales forman parte de BGU.

La proteína VDAC1 regula las mitocondrias, que controlan el metabolismo celular. Se sabe que las células cancerosas tienen un metabolismo muy activo.

Prof. Varda Shoshan-Barmatz de la Universidad del Negev de Ben-Gurion (Cortesía)
Prof. Varda Shoshan-Barmatz de la Universidad del Negev de Ben-Gurion (Cortesía)

“Las células cancerosas tienen cien veces más VDAC1 que las células normales”, dijo Shoshan-Barmatz en una entrevista telefónica. “Así que dijimos, vamos a impedirlo, regular a la baja su formación”.

Los investigadores desarrollaron así una molécula llamada siRNA, que cuando se aplicaba a las células se descubría que detenía el crecimiento de las células cancerosas y cuando se aplicaba a ratones con tumores, causaba la reducción del tumor. No solo eso, explicó Shoshan-Barmatz, se descubrió que las células volvían “a su estado normal original”.

El estudio se realizó tanto en modelos in vitro como en ratones con cáncer de cerebro, cáncer de pulmón y cáncer de mama.

Las células normales, que no están tan necesitadas de la proteína VDAC1, no reaccionaron negativamente a la caída en el nivel de proteína, dijo. El “tratamiento con siRNA contra VDAC1 inhibió el crecimiento de células cancerosas pero no de células no cancerosas, lo que apunta a un tratamiento potencialmente seguro”.

Y lo más significativo, agregó, el tratamiento con ARNip de varios tipos de cáncer en modelos de ratón “dio como resultado el metabolismo de las células cancerosas reprogramadas, lo que condujo a un crecimiento tumoral reducido, a la desaparición inducida de células madre cancerosas y provocó la diferenciación celular. Por lo tanto, descubrimos un código para reprogramar las células cancerosas para que pierdan sus características oncogénicas”.

“Aunque todavía en etapas iniciales, estamos entusiasmados con nuestros resultados que demuestran el potencial de esta nueva molécula para el tratamiento del cáncer”, dijo Shoshan-Barmatz.

BGN Technologies, la compañía de transferencia de tecnología de la Universidad Ben-Gurion, ahora está en el proceso de patentar la molécula y el estudio se publicará poco después, dijo Shoshan-Barmatz.

El Dr. Ora Horovitz, vicepresidente senior de desarrollo comercial de BGN Technologies, dijo que los investigadores están “buscando socios para el desarrollo y avance de este tratamiento patentado y prometedor”, llevándolo a ensayos clínicos con la esperanza de que conduzca a un nuevo camino para el tratamiento del cáncer

El NIBN es un instituto de investigación independiente que tiene como objetivo facilitar y acelerar los ensayos preclínicos de investigación biotecnológica básica y aplicada.

Comentarios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies