Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Científicos israelíes descubren la flor que puede oír a las abejas acercándose

(Wikipedia / Geógrafo / CC BY-SA)

Usando pétalos como orejas, la onagra endulza su néctar en minutos cuando escucha sonidos con la frecuencia de los aleteos de las abejas.

Científicos israelíes en la Universidad de Tel Aviv dicen que han encontrado una flor que escucha la aproximación de las abejas polinizadoras y las polillas halcón y produce néctar extra y más dulce en respuesta.

Usando la Onagra o Oenothera drummondii, los científicos demostraron que el sonido de una abeja voladora, así como las “señales sonoras sintéticas a frecuencias similares” inducían a las flores a excretar el néctar más dulce en tres minutos.

El “oído” de las plantas es simple: los pétalos de las flores, que vibran cuando pasan las ondas de sonido a la frecuencia producida por las alas de los polinizadores, sirven como “el órgano sensorial auditivo de la planta”.

Las flores no respondieron al sonido de mayor frecuencia.

“Nuestros resultados documentan por primera vez que las plantas pueden responder rápidamente a los sonidos de los polinizadores de una manera ecológicamente relevante”, explican los científicos en su artículo publicado en el servidor de acceso abierto de bioRxiv el 28 de diciembre. Los artículos publicados en el sitio no han sido revisados ​​por pares pero se someten a un cribado básico.

Según explica el artículo, la capacidad de escuchar el acercamiento del insecto polinizador puede ofrecer una gran ventaja a una planta.

“La gran mayoría (87.5%) de las plantas con flores dependen de los animales polinizadores para la reproducción”, señalan los científicos en la introducción del artículo. “En estas plantas, atraer a los polinizadores puede aumentar la condición física de la planta y se logra utilizando señales como el color, el olor y la forma, y ​​mediante la recompensa de alimentos del néctar y el polen”.

Sin embargo, ofrecer tal “recompensa incrementada”, por ejemplo, producir néctar extra o más dulce, puede ser fisiológicamente costoso.

Y puede pudrirse: “el cultivo permanente de néctar está sujeto a la degradación por los microbios”, señalan los científicos. Y también podría ser “robado” por las hormigas.

Sin embargo, si una planta puede detectar un polinizador que se aproxima, podría liberar el mejor néctar solo cuando llegue un polinizador adecuado, “de manera que aumentaría la probabilidad de polinización y reproducción por parte de polinizadores iguales o similares”.

Para probar este posible sentido de la audición en las flores, los científicos dicen que midieron la vibración de los pétalos y la concentración de azúcar en néctar en respuesta a los sonidos. “Analizamos el efecto de diferentes frecuencias de sonido, incluidas las grabaciones de polinizadores y los sonidos sintéticos a frecuencias similares y diferentes”.

Los resultados del estudio sugirieron que las plantas pueden haber evolucionado, y aún pueden estar evolucionando, para mejorar la audición, principalmente a través de las formas de las flores.

También sugiere que los sonidos hechos por el hombre podrían afectar negativamente la capacidad de las plantas para atraer a los polinizadores apropiados al confundir sus sistemas de detección de sonido y producción de néctar.

Vía The Times of Israel

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More