Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Tratamiento israelí contra el cáncer podría eliminar células tumorales sólidas

Por: Maayan Jaffe-Hoffman / En: Jpost / Traducción de Noticias de Israel

Shutterstock

El revolucionario tratamiento contra el cáncer CAR-T de Israel, que ha demostrado tener éxito en el tratamiento del cáncer de leucemia en la sangre, ahora también podría ser efectivo para matar las células tumorales sólidas recubiertas de anticuerpos específicos, según una investigación publicada este mes en el Journal of Clinical Investigation.

El estudio fue dirigido por el Dr. Yaron Carmi, de la Facultad de Medicina Sackler de la Universidad de Tel Aviv.

Carmi dijo a The Jerusalem Post que la quimioterapia es actualmente el tratamiento más común para los tumores sólidos de crecimiento rápido. Sin embargo, la quimioterapia ataca las células sanas y los tumores al mismo tiempo, causando efectos secundarios graves, como pérdida de cabello, náuseas, cambios de humor, dolor, anemia y problemas nerviosos y musculares, así como problemas cardíacos y renales.

“La inmunoterapia, por otro lado, es un tipo de terapia biológica que utiliza el propio sistema inmunológico del cuerpo para buscar y destruir las células cancerosas”, explicó.

Un comunicado de la Universidad de Tel Aviv explicó que la terapia con células T CAR es una forma de inmunoterapia que utiliza células T alteradas para combatir el cáncer. Los linfocitos T son un tipo de linfocitos, o glóbulos blancos, que desempeñan un papel central en la respuesta inmunitaria (la “T” es para el timo, donde maduran las células). Las células T se recolectan del paciente y se modifican en el laboratorio para producir estructuras llamadas CAR en su superficie. Estos receptores de antígeno quimérico permiten que las células T se adhieran a un antígeno específico en las células tumorales y las maten.

Se ha comprobado que las células T de ingeniería tienen éxito en el tratamiento del cáncer de sangre, pero los intentos de usarlas para combatir los cánceres sólidos han sido decepcionantes.

“No sabemos por qué”, dijo Carmi al Post. “No hay una respuesta clara de por qué no ha funcionado con tumores sólidos, que es la mayoría de los tumores”.

Hasta ahora.

“Nuestro laboratorio descubrió un subconjunto distinto de células T auxiliares, también conocidas como células T CD4+, que expresan el receptor de alta afinidad para IgG [un anticuerpo] y matan eficientemente las células tumorales recubiertas con estos anticuerpos”, explicó. “Este método utiliza la terapia de células T CAR y la combina con la especificidad de los anticuerpos. Basándonos en este descubrimiento, pudimos diseñar nuevas células T con una mayor actividad de eliminación del tumor y una mayor especificidad, en comparación con otras terapias basadas en células T para el cáncer”.

El método tuvo éxito en los modelos de ratón, que Carmi describió como “un gran logro”.

Actualmente, Carmi dijo que está en Estados Unidos para que su equipo tenga los fondos para pasar a los ensayos clínicos. Dijo que si se recauda el dinero necesario, cree que el tratamiento estará disponible dentro de dos años para pruebas humanas y uso compasivo.

“Debido a que existe una conciencia del sufrimiento que sufren los pacientes de cáncer, la FDA está más abierta a introducir nuevos tratamientos”, explicó.

Carmi dijo que cree que el mundo está en el comienzo de una revolución médica: la revolución de la terapia génica.

“Ahora somos capaces de editar el genoma de las personas y curar enfermedades horribles, como las personas que nacen sin ningún sistema inmunológico, y se está llegando al tratamiento del cáncer”, dijo.

“Tal vez nuestro cuerpo no pueda reconocer y combatir el cáncer adecuadamente, pero podemos alterarlo o cambiarlo de una manera que mejore sus capacidades para matar el cáncer”, continuó. “Puede ser el comienzo, pero es un momento muy emocionante para la medicina”.

Vía The Jerusalem Post

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More