X

Startup israelí permite a los agricultores cultivar en agua salada

Startup israelí permite a los agricultores cultivar en agua salada. (Cortesía)

Una empresa israelí de reciente creación ha desarrollado una tecnología que permite a los agricultores cultivar a pesar de la salinidad del agua o del suelo que tienen a su disposición, lo que ofrece la esperanza de superar los problemas relacionados con las sequías y la escasez de agua dulce.

Como explicó al Jerusalem Post el Director General de la empresa, Dotan Borenstein, la idea de SaliCrop, con sede en Kfar Vitkin, se formuló por primera vez cuando Rca Godbole, bióloga de plantas de la India, visitó Israel y se reunió con el agrónomo Omar Massarwa y la ingeniera agrícola Sharon Devir. El grupo decidió llevar a cabo un proyecto que ayudaría a los agricultores costeros de la zona de Mumbai.

“Era el año 2013. Durante unos años, trabajaron bajo el radar en el centro de Israel para lograr una prueba de concepto de su idea sobre varios tipos de productos”, explicó. “Después fueron a experimentar nuestra solución en los campos, regando los cultivos con agua salada”.

El producto ofrecido por SaliCrop no implica el uso de ningún organismo genéticamente modificado, pero se basa en la química húmeda.

“Los materiales son completamente seguros y dan a los cultivos una forma de ‘inmunidad’ a la sal y también a las condiciones de sequía”, mencionó Bernstein.

En el 2018, la tecnología comenzó a ser empleada por los agricultores tanto en Israel como en la India. Con el tiempo, se ha utilizado en una variedad de cultivos, incluyendo el arroz, el maíz, el trigo, el mijo, los tomates, las espinacas y el cilantro.

“Hace dos meses comenzamos a experimentar también con el algodón en la India”, señaló el Director General.

En general, el uso de la solución de SaliCrop ha aumentado la producción de los cultivos entre el 12 y el 32%, siendo todas las demás condiciones iguales.

“Nuestra visión es permitir a los pequeños agricultores, a los grandes agricultores e incluso a los países practicar la agricultura en condiciones difíciles y en zonas donde antes no era económicamente viable”, concluyó Borenstein.

Etiquetas: Agricultura