Un terrorista islámico de la Autoridad Palestina (AP) apuñaló a un guardia de seguridad en el pecho, hiriéndolo gravemente, a la entrada de la estación central de autobuses de Jerusalém el domingo, dijeron las autoridades.

De acuerdo con la policía y los testigos presenciales, el terrorista sacó un cuchillo y apuñaló al guardia, que estaba parado a las afueras de la estación de autobuses. El musulmán intentó huir de la escena, pero un oficial de policía y un civil lo persiguieron y lo derribaron.

La víctima, de unos de 20 años, fue llevada al Centro Médico Shaare Zedek de la capital para recibir tratamiento, según el servicio de ambulancia Magen David Adom.

Un cuchillo utilizado en un apuñalamiento terrorista islámico en el que un guardia de seguridad israelí resultó gravemente herido en Jerusalén el 10 de diciembre de 2017. (Policía de Israel)

Los médicos dijeron que trataron de detener el sangrado y aplicaron vendajes durante el viaje en ambulancia al hospital.

Las ambulancias llegan a la escena de un ataque terrorista en la estación central de autobuses de Jerusalén el 10 de diciembre de 2017. (Magen David Adom)

La víctima estaba inconsciente y conectada a un ventilador cuando llegó, dijo un vocero del hospital.

Según la policía, el presunto es un árabe de la Autoridad Palestina de 24 años. Su nombre no fue revelado.

No estaba claro de inmediato cómo entró en Israel, específicamente si tenía un permiso de trabajo o si lo había hecho ilegalmente.

Después de que fue sometido, el terrorista fue desnudado para asegurarse de que no tenía un chaleco suicida u otra arma escondida debajo de su ropa.

Los oficiales en la escena recuperaron el cuchillo que se usó en el ataque.

La policía negó los informes de los medios de que el terrorista había sido muerto a tiros. Fue puesto bajo custodia para un interrogatorio.

El área alrededor de la estación de autobuses se cerró después del ataque.

El apuñalamiento se produce en medio de las intensas tensiones en la región, luego de que los grupos islamitas pidieran manifestaciones violentas, con ataques a soldados y a civiles israelíes, en respuesta a la decisión del presidente estadounidense Donald Trump de reconocer a Jerusalém como la capital de Israel.