Líderes de Hamás y Hezbolá se reúnen para discutir los lazos de Israel con el mundo árabe

אסמאעיל הנייה

Los líderes de las organizaciones terroristas Hezbolá y Hamás se han reunido para discutir la normalización diplomática entre el Estado judío y los países árabes, según un informe del domingo.

Destacaron la “estabilidad” del “eje de resistencia” contra Israel, informó el canal de televisión Al-Manar, dirigido por Hezbolá, sin decir dónde ni cuándo tuvo lugar la reunión.

Hassan Nasrallah, jefe del grupo terrorista chiíta Hezbolá apoyado por Irán, fue fotografiado reuniéndose con Ismail Haniyeh, que dirige el “buró político” de Hamás, el grupo terrorista que controla la Franja de Gaza.

Discutieron “los acontecimientos políticos y militares en Palestina, el Líbano y la región” y “los peligros para la causa palestina”, incluidos los “planes árabes para la normalización” con Israel, dijo Al-Manar.

El primer ministro israelí Benjamín Netanyahu ha dicho que su país está en conversaciones con otros líderes árabes y musulmanes ahora sobre la normalización de las relaciones, después de los acuerdos con los Emiratos Árabes Unidos y, hace décadas, con Egipto y Jordania.

Haniyeh ha estado en el Líbano desde el miércoles, en su primera visita al país en casi 30 años, para mantener conversaciones directas y por videoconferencia con otros grupos árabes palestinos que se oponen a la iniciativa diplomática de Israel.

Nasrallah ha estado viviendo en un lugar subterráneo secreto durante años y hace muy pocas apariciones públicas. Dijo en 2014 que a menudo cambia su lugar de residencia.

En las últimas semanas, el ejército israelí ha atacado a Hamás en la Franja de Gaza en respuesta a la organización que envía diariamente a Israel globos que llevan dispositivos inflamables o explosivos que encienden llamas en toda la región.

Israel y los combatientes de Hezbolá también han intercambiado disparos en las últimas semanas después de que la organización intentara varias infiltraciones a lo largo de la frontera septentrional de Israel con el Líbano.

Israel también lanza regularmente ataques aéreos en la Siria asolada por la guerra contra Hezbolá y otros militantes pro-iraníes que luchan del lado del régimen del dictador Bashar al-Assad.