Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Hezbolá aun planea atacar a Israel a pesar de la destrucción de sus túneles terroristas

Por: Yoav Limor / En: algemeiner / Traducción de Noticias de Israel

Bandera de Hezbolá en la frontera Israel-Líbano

Con todo el asombro por el impresionante proyecto de túneles terroristas de Hezbolá revelado esta semana por las FDI, las construcciones subterráneas en sí mismas no eran más que una herramienta que la organización tenía para implementar su plan más amplio de atacar Galilea.

Se trata de un plan ambicioso que implica el despliegue simultáneo de cientos de terroristas en territorio israelí con el objetivo su territorio y llevar a cabo asesinatos y secuestros, creando un efecto sin precedentes que se dejará sentir en todo el Oriente Medio a lo largo de los años.

Se supone que los terroristas de Radwan, la unidad élite de Hezbolá, deberían llevar a cabo esta invasión. Esta unidad, creada para llevar a cabo acciones encubiertas contra Israel, luchó durante la guerra de Siria en los últimos años, adquiriendo mucha experiencia, pero sufrió grandes pérdidas.

Al final de la guerra de Siria, la mayoría de los terroristas de Radwan regresaron al Líbano y en los últimos meses se han trasladado al sur del país. No podemos suponer que esto signifique que Hezbolá esté buscando una guerra con Israel. Tal vez sea todo lo contrario: la organización sigue lamiéndose las heridas y sufre de la exposición y destrucción de túneles y experimenta dificultades financieras debido a la situación económica en Irán, que ha llevado a Teherán a una reducción de la financiación de Hezbolá. Esto ciertamente no implicará una guerra nueva y mucho más compleja.

Sin embargo, el hecho de que la unidad “con sus capacidades especiales” siga excavando en el sur del Líbano demuestra que Hezbolá no ha renunciado a sus intenciones básicas ni a sus intensivos preparativos para su próxima guerra con Israel. La exposición de sus túneles ciertamente requiere que Hezbolá cambie sus planes operativos, pero la idea básica sigue siendo la misma: una operación terrestre que se dirige al sur, hacia Galilea, con el propósito de provocar la muerte y la destrucción.

Radwan dirigirá la operación, que irá acompañada de una tormenta de misiles, morteros, misiles antitanque, drones y muchos otros tipos de ataques. Todo esto es un verdadero desafío para Israel, que está creciendo a medida que Radwan se traslada al sur. Aunque para Israel también hay ciertas ventajas: una unidad de ese tamaño necesita un grupo de apoyo logístico y de mando, que proporciona una gran cantidad de objetivos.

Tras el éxito de la operación Escudo del Norte de las FDI, que pretendía exponer y neutralizar los túneles de ataque transfronterizos de Hezbolá, la principal tarea del Comando del Norte en un futuro próximo será identificar cualquier nuevo plan de Hezbolá y preparar una respuesta dual que disuada a Hezbolá y elimine su deseo de luchar y, de no ser así, garantice la victoria de las FDI.

Sin embargo, no se equivoquen: a pesar de las victorias de Israel, Hezbolá es un enemigo serio y astuto, y el mayor desafío de las Fuerzas de Defensa de Israel en este momento. Los recientes golpes a sus operaciones no harán que pierda de vista su objetivo, que es atacar a Israel. Para ello, Hezbolá no se detendrá ante nada, ni por encima ni por debajo del suelo.

Vía algemeiner

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More