Unión Europea lucha por encontrar un nuevo mecanismo comercial para Irán

El llamado “vehículo de propósito especial” busca preservar la capacidad de la Unión Europea para comerciar con Irán y evadir las sanciones impuestas por los Estados Unidos, así como mantener a Irán en el acuerdo nuclear de 2015.

AP Photo / Ronald Zak

La Unión Europea ha fallado hasta ahora para encontrar un país que albergue un mecanismo especial para comerciar con Irán y evadir las nuevas sanciones impuestas por Estados Unidos que entraron en vigencia el lunes, según tres diplomáticos de la Unión Europea, quienes dijeron que los gobiernos europeos temen ser atacados por contramedidas estadounidenses.

La Unión Europea volvió a emitir el lunes su declaración del 2 de noviembre y dijo que aún estaba configurando el llamado “vehículo especial”, o SPV, diseñado para eludir las sanciones estadounidenses.

La Unión Europea, que se opone a las sanciones, esperaba tener listo el SPV en el momento en que las sanciones entraran en vigor.

Sin embargo, ningún país de la Unión Europea se ha ofrecido hasta ahora como anfitrión de la entidad, dijeron los diplomáticos. El jefe de política exterior de la UE, Federica Mogherini, le pidió a varios Estados que consideraran la sede del SPV, ya que el bloque intenta defender el acuerdo nuclear del cual se retiró el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en mayo.

Mientras que la Comisión Europea se negó a hacer comentarios el lunes, el comisionado de Asuntos Económicos Europeos, Pierre Moscovici, dijo que “la Unión Europea no aprueba” la reimposición de las sanciones de Estados Unidos, que se levantaron bajo el acuerdo nuclear de 2015.

Brian Hook, representante especial de Washington para Irán, subrayó los riesgos para las empresas europeas y advirtió que cualquier país de la Unión Europea que albergara el SPV podría potencialmente ser sancionado.

“Los Estados Unidos no dudarán en sancionar cualquier actividad sancionable en relación con nuestro régimen de sanciones de Irán”, dijo Hook.

El SPV puede incorporar un sistema de trueque y tiene como objetivo eludir el sistema financiero de los Estados Unidos utilizando un intermediario de la Unión Europea para manejar el comercio con Irán. Podría garantizar, por ejemplo, que el petróleo iraní comprado por los europeos podría pagarse con bienes y servicios de la Unión Europea del mismo valor.

Un diplomático francés de alto nivel dijo que París confiaba en que el mecanismo estaría legalmente en funcionamiento pronto, pero que las cosas primero debían consolidarse completamente.

“Esperamos que los instrumentos legales se implementen en los próximos días. Luego de unas semanas o meses, finalizarán sus modalidades y su implementación será en 2019”, dijo. Agregó que no había manera de que se pudiera realizar ningún intercambio con este mecanismo antes de fin de año.

Hook dijo que no había visto la demanda de las empresas europeas para usar el SPV porque preferían invertir en los Estados Unidos.

“Si analiza a las más de 100 corporaciones que han decidido elegir el mercado de los Estados Unidos en lugar del mercado iraní, no buscan hacer uso de ningún tipo de vehículo, están muy complacidos de continuar trabajando con los Estados Unidos” le dijo a los periodistas.

La Unión Europea, con el apoyo de China y Rusia, espera mantener a Irán en el acuerdo permitiendo que el comercio fluya a pesar de las sanciones de Estados Unidos.

El SPV sigue varias otras iniciativas de la Unión Europea para tratar de proteger a las empresas europeas con Irán de las sanciones de Estados Unidos, que según Trump pretenden castigar a Irán por su papel en las guerras en Siria y Yemen, así como su apoyo al terrorismo en Medio Oriente.

Vía Israel Hayom
Comentarios