Noticias de Israel en español 24 horas en directo

XQ-58 Valkyrie realiza un segundo vuelo de prueba

Por David Axe | En: The National Interest | Traduce: Noticias de Israel

USAF

El futuro caza teledirigido de la Fuerza Aérea de Estados Unidos está de vuelta en el aire. El XQ-58 Valkyrie el 11 de junio de 2019 despegó para su segundo vuelo de prueba sobre Yuma, Arizona. El dron de 29 pies de largo, propulsado por jets, “completó exitosamente todos los objetivos de la prueba durante un vuelo de 71 minutos”, anunció el Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea.

El primer vuelo de la Valquiria tuvo lugar en marzo de 2019. La Fuerza Aérea y el fabricante de drones de California Kratos planean realizar cinco pruebas durante esta fase del desarrollo del XQ-58.

La Valquiria es parte de un esfuerzo más amplio de la Fuerza Aérea para adquirir drones rápidos, sigilosos y armados que puedan volar y luchar junto a cazas tripuladas.

Mientras que el programa de Valkiria desarrolla un tipo de caza, el programa más amplio de Skyborg está trabajando en el hardware y el software para integrar a los cazas tripulados y no tripulados.

Una nueva versión del caza furtivo F-35A de la Fuerza Aérea, así como la versión mejorada del F-15 que la rama voladora espera adquirir, ambos podrían funcionar como líderes de vuelo para los aviones teledirigidos del servicio, dijo a la reportera de Defense News Valerie Insinna Will Roper, el principal comprador de armas de la Fuerza Aérea.

La Fuerza Aérea está en conversaciones con Boeing y Lockheed respectivamente para modificar sus cazas F-15EX y F-35A Bloque 4 para acomodar los enlaces de datos y procesadores del esfuerzo de Skyborg, reportó Insinna.

Roper confirmó que la Fuerza Aérea finalmente incorporará el XQ-58 subsónico al programa de Skyborg. La Fuerza Aérea planea probar los drones wingman en 2019 y 2020 “con la esperanza de tener un avión listo para 2023”, escribió Insinna.

Roper dijo a Insinna que emparejar cazas tripuladas con drones podría “abrir la puerta a una forma completamente diferente de hacer combate aéreo”.

“Por ejemplo, tome una formación típica de cuatro aviones y reemplácela con un F-15EX y tres Valkirias”, explicó Insinna.

“Podemos arriesgarnos con algunos sistemas para mantener a otros más seguros”, aseguró Roper. “Podemos separar el sensor y el tirador. Ahora mismo están colocados en una sola plataforma con una persona dentro. En el futuro, podemos separarlos, poner los sensores delante de los tiradores, poner nuestros sistemas tripulados detrás de los no tripulados. Hay todo un libro de jugadas.”

Los pilotos y la tripulación de los aviones tripulados y los controladores en tierra podían dirigir los aviones teledirigidos. Pero los propios vehículos aéreos no tripulados podrían acabar siendo muy autónomos.

Según Kratos, la capacidad del XQ-58 “va desde el lado inferior del semiautónomo (dirigido por el operador, estabilizado por el piloto automático) hasta el lado del semiautónomo (navegación por waypoints). El sistema incluye interfaces estándar para permitir una autonomía total”.

Las pruebas de vuelo del XQ-58 indican una expansión de los esfuerzos internacionales para desarrollar vehículos aéreos no tripulados que puedan volar y luchar en formaciones mixtas con aviones de combate tripulados.

En febrero de 2019, la subsidiaria australiana de Boeing presentó su llamado “Airpower Teaming System”, un avión teledirigido de 38 pies de largo que, según la compañía, podía transportar armas y sensores y volar hasta 2.000 millas, todo ello a un precio más asequible que un avión tripulado de 100 millones de dólares.

Boeing desarrolló el nuevo dron en cooperación con el ejército australiano. Después de un mayor desarrollo, la Real Fuerza Aérea Australiana pudo adquirir el UAV para añadir potencia de fuego de forma rápida y barata a su flota de aproximadamente 100 cazas y a sus seis aviones de radar E-7.

“El Boeing Airpower Teaming System está diseñado para trabajar en equipo con una amplia gama de aviones militares existentes, desde cazas hasta aviones comerciales derivados”, dijo Ashlee Erwin, portavoz de Boeing.

Además de Australia, China y Japón también están trabajando en drones wingman. Una maqueta o prototipo del avión teledirigido Dark Sword de China, de 30 pies de largo, apareció por primera vez en público en una foto sin fecha que circuló en línea a mediados de 2018.

Japón reveló su propio concepto de drone wingman “Combat Support Unmanned Aircraft” en una hoja de ruta tecnológica que la Semana de la Aviación publicó por primera vez a finales de 2016.

Los drones Wingman podrían cambiar la forma en que las principales fuerzas aéreas luchan, según Peter W. Singer, autor de Wired for War. “La idea de un robot copiloto es que puede seguir el ritmo de los aviones tripulados, pero se le asignan partes de la misión a las que no enviaría a un compañero de equipo humano”.

Fuente The National Interest

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More