Rusia dice que respalda operación de Israel contra túneles de Hezbolá, pero pide “moderación”

Rusia expresó su apoyo tácito el miércoles a la operación actual de Israel para exponer los túneles de ataque transfronterizos de Hezbolá, mientras pide a ambas partes que muestren moderación para que no se intensifique la inestabilidad de la frontera libanesa.

“No cuestionamos el derecho de Israel a garantizar su seguridad nacional, incluso impidiendo que alguien entre al país”, dijo a la prensa la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Maria Zakharova, en su informe semanal.

“Al mismo tiempo, esperamos que ninguna acción tomada para lograr este propósito esté en conflicto con la Resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU, que define las reglas de conducta para las partes en la Línea Azul, que, también me gustaría recordar, no es una frontera reconocida internacionalmente”.

Israel argumenta que al cavar túneles con la intención de llevar a cabo ataques terroristas contra civiles israelíes, el grupo terrorista chiíta ha violado la Resolución 1701.

Aprobada después de la Guerra del Líbano de 2006, esa resolución requiere, entre otras cosas, el “cese inmediato por parte de Hezbolá de todos los ataques” y el desarme del grupo.

También expresó su “fuerte apoyo” a la “integridad territorial, soberanía e independencia política” del Líbano y pidió el respeto a la Línea Azul.

Zakharova continuó diciendo que Moscú esperaba que la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas en el Líbano (FPNUL) “cumpliera su misión de supervisión y no permitiera ninguna violación”.

Pidió a todas las partes que “muestren la responsabilidad y la moderación necesarias, para evitar los pasos provocativos y las declaraciones duras que pueden agravar aún más la tensa situación”.

Rusia no considera a Hezbolá una organización terrorista.

El primer ministro, Benjamin Netanyahu, dijo el martes que Irán estaba financiando directamente el proyecto de construcción del túnel de Hezbolá y afirmó que su objetivo es “atacar y asesinar a hombres, mujeres y niños israelíes inocentes”, así como a capturar partes de Galilea.

“Esta es una grave violación de la soberanía de Israel y una grave violación de la Resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU. Es un acto inaceptable de agresión sin sentido”, dijo Netanyahu.

Hasta ahora, solo la administración de los Estados Unidos ha expresado un apoyo inequívoco a la Operación Escudo del Norte.

El primer ministro Benjamin Netanyahu habla en una conferencia de prensa con el Jefe de Estado Mayor de las FDI Gadi Eisenkot en la sede de la defensa en Tel Aviv, el 4 de diciembre de 2018. (Noam Revkin Fenton / Flash 90)

Las relaciones entre Jerusalem y Moscú han sido tensas desde un incidente del 17 de septiembre en el que un misil sirio derribó un avión ruso Il-20 y causó la muerte de 15 soldados rusos, después de un ataque israelí en el área de Latakia en Siria.

Moscú culpa a Israel por el incidente, argumentando que los cazas F-16 de Israel, que requieren altas velocidades para conservar la sustentación, se escondían detrás del viejo y lento avión espía ruso movido por turbohélices, lo que provocó el fuego de Siria. Jerusalem rechaza la acusación, insistiendo en que los cazas israelíes habían regresado al espacio aéreo israelí cuando el avión ruso fue alcanzado.

A finales de este mes, dos altos funcionarios de la defensa rusa están programados para llegar a Israel para las conversaciones, Konstantin Kosachev, quien preside el Comité de Asuntos Exteriores del Consejo de la Federación; y Viktor Bondarev, quien encabeza el Comité de Defensa y Seguridad del consejo. Bondarev es un ex comandante de la fuerza aérea rusa.

Escudo del NorteIsrael-LíbanoIsrael-Rusia
Comentarios (0)
Agrega comentario