Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Club de fútbol inglés tiene como objetivo erradicar el antisemitismo

Por: Odead Shalev

Chelsea FC.

El dueño del club inglés Chelsea FC, Roman Abramovich, nunca deja de luchar contra el antisemitismo con todo lo que tiene, tanto en el campo como en la calle.

Lo que comenzó como una campaña limitada en enero tomó vida por sí solo. Los jugadores y oficiales del Chelsea FC ahora están comprometidos en un esfuerzo total para erradicar el antisemitismo.

Esto incluye actividades de divulgación en escuelas del Reino Unido, Estados Unidos e Israel, visitas educativas en Auschwitz, así como reuniones con fanáticos que han usado insultos antisemitas y racistas durante los juegos.

Abramovich ha proporcionado el respaldo financiero para esta campaña desde el principio, pero su contribución va más allá de la financiación.

Ha supervisado la creación de una fundación que promueve las causas de su campaña para garantizar que este esfuerzo sea parte integral del discurso británico y logre resultados medibles.

En los últimos días, el club ha lanzado una nueva iniciativa para completar las nuevas Galerías del Holocausto en el Museo Imperial de la Guerra en Londres, no lejos del Parlamento.

El museo se contactó con Abramovich justo después de haber lanzado su campaña de antisemitismo, preguntándole si le gustaría participar en la creación de una nueva sección que celebraría las vidas de los sobrevivientes y conmemoraría a los que habían perecido. Será diferente a otros memoriales del Holocausto porque volverá a contar la historia judía antes del ascenso de los nazis al poder hasta la liberación de los campos de exterminio en 1945.

El presidente de Chelsea, Bruce Buck, le dijo a Israel Hayom que Abramovich “decidió dar una cantidad significativa de dinero para garantizar que las galerías se construyeran, y también nos encargamos de cubrir los costos de la cena de gala destinada a recaudar fondos para la iniciativa”.

Diplomáticos de la Embajada de Israel en Londres y muchos miembros de la comunidad empresarial local asistieron a la cena de gala la semana pasada. Durante el evento, Buck les contó cómo Abramovich tomó la decisión de lanzar la campaña antisemitismo.

“Todo comenzó con una reunión de la junta. Hablamos sobre los ataques terroristas en Francia: el ataque al supermercado Hyper Cacher [en París] y la masacre en la sala de conciertos de Bataclan”, recordó Buck. “Entonces Roman preguntó: ‘¿Por qué no nos embarcamos en un proyecto a largo plazo para luchar contra todo esto?‘ y sucedió. Trajimos a líderes judíos de alto rango aquí y, en un plazo de dos meses, el museo nos contactó y nos contó sus planes”.

Los deportes tienen una habilidad increíble para cambiar el comportamiento de uno

La decisión de embarcarse en este viaje no fue solo una consecuencia de los ataques en Francia; también tenía que ver con el deseo de deshacerse del problemático pasado del club.

En la década de 1980, la reputación del Chelsea se vio dañada porque los fanáticos seguían usando calumnias antisemitas y racistas durante los juegos. La situación ha mejorado dramáticamente desde entonces, pero aún se escucha un lenguaje antisemita en Stamford Bridge y en otros estadios.

“En el pasado, solíamos reprimir a esos fanáticos suspendiendo su membresía por mucho tiempo, pero pronto descubrimos que este paso no solo no los disuadiría, sino que los haría aún más radicales”, dijo Buck a Israel Hayom.

“Así que nos decidimos por un nuevo enfoque. Llevamos a unos 150 fanáticos en una gira a Auschwitz, y luego llevamos a otros 20 jugadores de nuestros equipos más jóvenes y parte del personal al campo de la muerte”, dijo Buck. “Estas giras fueron como un puñetazo en el estómago para ellos. También hicimos que los jugadores principales de la escuadra se reunieran con sobrevivientes del Holocausto, y los resultados fueron asombrosos: los fanáticos se convirtieron en agentes de cambio y comenzaron a tomar medidas enérgicas contra otros fanáticos incluso antes de que pudieran hacer cantos racistas. Los deportes tienen una habilidad increíble para cambiar el comportamiento de uno”.

Chelsea jugará un amistoso contra New England Revolution de Robert Kraft en aproximadamente un mes. Las ganancias del juego se destinarán a la conmemoración de los 11 judíos que fueron asesinados en la sinagoga Árbol de la Vida en octubre pasado en Pittsburgh.

“Muchos equipos, clubes y ONGs del mundo nos contactaron para conocer nuestra experiencia en este asunto, y estamos encantados de responder a sus preguntas”, dijo Buck, elogiando al ex gerente israelí del Chelsea, Avram Grant, quien ha ayudado al club en el Campaña. “Siempre está dispuesto a ayudar, también participó en la ‘Marcha por la vida’ el año pasado”, dijo Buck, refiriéndose a la reunión anual de jóvenes en Auschwitz.

Hacia el final de la entrevista, Buck comentó sobre el mediocre desempeño del equipo esta temporada. “Por supuesto, estamos un poco decepcionados por la eliminación”, admitió. “Nuestra meta ahora es calificar para la Liga de Campeones, pero para esto tenemos que mejorar dramáticamente”.

Vía JNS

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More