Un alijo de munición jordano que data de la Guerra de los Seis Días fue descubierto en una excavación arqueológica cerca del Muro Occidental el miércoles, anunciaron la Fundación del Patrimonio del Muro Occidental y la Autoridad de Antigüedades de Israel.

Los arqueólogos estaban excavando una cisterna de agua del período del Mandato Británico bajo el vestíbulo del sitio de los Túneles del Muro Occidental, cuando se encontraron con el material. El alijo de munición (conocido como “slick”) incluía 10 cargadores completos de ametralladoras ligeras de Berna, cargadores de clip completos y dos bayonetas de un rifle británico Lee Enfield.

“Se trata de munición producida en Gran Bretaña en las fábricas de Greenwood y Batley Ltd. en Leeds, Yorkshire”, explicó en un comunicado de prensa el experto de la AIA Assaf Peretz, que identificó la munición. “Basándose en el sello en el borde, la munición se produjo en 1956 y llegó al Ejército Real Jordano”.

Armas similares fueron encontradas hace un año en una cisterna de agua diferente en las cercanías.

“Normalmente, en las excavaciones, encontramos antiguos hallazgos de hace uno o dos mil años, pero esta vez, tuvimos un vistazo de los eventos que ocurrieron hace 53 años, congelados en el tiempo en esta cisterna de agua”, comentaron el Dr. Barak Monnickendam-Givon y Tehila Sadiel, quienes dirigen las excavaciones en nombre de la AIA. “Aparentemente, este es un depósito de municiones que fue escondido a propósito por soldados del Ejército Real Jordano durante la Guerra de los Seis Días, quizás cuando las FDI liberaron la Ciudad Vieja. El aljibe que excavamos sirvió a las estructuras residenciales del barrio Moghrabi que se construyó en la zona de lo que hoy es la Plaza del Muro Occidental.”

El sitio bajo el vestíbulo de los Túneles del Muro Occidental ha ofrecido hallazgos muy singulares. A finales del mes pasado, los arqueólogos descubrieron un complejo subterráneo de múltiples habitaciones que se remonta al período del Segundo Templo y que ofrece un vistazo a la vida de los judíos en Jerusalem hace 2.000 años. La estructura está ubicada al pie de un prominente edificio público del período bizantino.

“Junto con otros gloriosos descubrimientos del pasado de nuestra nación del período del Segundo Templo, también estamos felices de descubrir los hallazgos de la guerra de esta última generación para devolver el corazón de la nación judía y poder aferrarse a las piedras del Muro Occidental”, comentó la Fundación del Patrimonio del Muro Occidental. “Este descubrimiento es un privilegio para nosotros – para ser capaces de reconocer los milagros del Creador del Universo en este sitio”.