Noticias de Israel
Las noticias de Israel, en español, 24 horas en directo.

Arqueólogos sorprendidos por restos de mujer embarazada sepultados en las Minas del Rey Salomón

Los arqueólogos que excavaban en las antiguas Minas del Rey Salomón en Timna, un valle en el desierto del sur de Israel, se sorprendieron al descubrir los restos de una mujer egipcia de hace 3.200 años, donde no se había pensado que ninguna mujer caminara.

La mujer estaba en las primeras etapas del embarazo cuando murió. Fue enterrada cerca de un antiguo templo egipcio en el corazón de lo que los arqueólogos alguna vez llamaron Las minas del rey Salomón porque creían que el sitio estaba controlado por el rey bíblico, una idea que sigue siendo muy debatida.

“Es muy raro encontrar restos humanos en Timna, y es la primera vez que encontramos a una mujer”, dice el arqueólogo Erez Ben Yosef , quien dirige el equipo de la Universidad de Tel Aviv que ha estado excavando el sitio desde 2012.

Pilares de Salomón, Timna (Crédito: Nasim Mansurov)
Pilares de Salomón, Timna (Crédito: Nasim Mansurov)

La última vez que se descubrieron restos humanos en las Minas del Rey Salomón fue en 1964. La razón por la cual este hallazgo es tan raro tiene mucho que ver con el clima infernal de la zona y la forma en que los pueblos antiguos explotaron las minas de cobre de Timna en un período de 500 años, desde finales del siglo XIV AEC hasta principios del siglo IX AEC.

“No hay fuentes de agua en Timna y es muy inhóspito, por lo que nadie se estableció allí permanentemente”, dice Ben-Yosef. “El hogar estaba cerca de las fuentes de agua, y la gente solo venía en breves expediciones durante el invierno para extraer cobre”.

Esa puede ser la razón por la cual la mayoría de las tumbas en Timna generalmente se encuentran vacías: no porque alguna vez las tumbas antiguas hubiesen sido saqueadas, sino simplemente porque fueron limpiadas. “Nuestra hipótesis es que la gente habría sido enterrada allí temporalmente y sus huesos posteriormente fueron llevados de vuelta a casa por una expedición posterior”, dijo Ben-Yosef a Haaretz luego de presentar el hallazgo durante una conferencia en la universidad el jueves. “No hay tantas tumbas porque solo personas importantes fueron sepultadas: si un esclavo pobre moría, probablemente arrojaron el cuerpo por un pozo en las Minas del Rey Salomón y eso fue todo”.

Las piedras cubren el cuerpo de los primeros restos de una mujer encontrada en las Minas del Rey Salomón en Timna, y ella estaba embarazada. (Crédito: Central Timna Valley Project)
Las piedras cubren el cuerpo de los primeros restos de una mujer encontrada en las Minas del Rey Salomón en Timna, y ella estaba embarazada. (Crédito: Central Timna Valley Project)

Entonces, esta mujer en particular debe haber sido alguien importante. ¿Pero quién era ella y cuándo vivió?

Los peligros de Hathor

El esqueleto emergió este invierno durante el último día de la temporada de excavación, pero se dejó in situ. El equipo regresó al sitio durante el verano para extraer los huesos con la ayuda de los antropólogos físicos Israel Hershkovitz y Hila May de la Facultad de Medicina de la Universidad de Tel Aviv.

Solo la parte inferior del esqueleto, incluido el feto, se recuperó, dice May, mientras que la parte superior del cuerpo se perdió, probablemente porque la tumba fue saqueada en la antigüedad.

La mujer debe haber cumplido los veinte años, estima el antropólogo, pero los milenios que han pasado y los huesos faltantes dificultan determinar la causa de la muerte, que puede o no haber estado relacionada con el embarazo.

El clima seco del desierto también drenó los huesos de cualquier colágeno, una proteína cuya presencia es necesaria para la datación por radiocarbono, dijo May. Afortunadamente, al examinar las arenas en las que estaba enterrada la mujer, los arqueólogos encontraron una pista vital: dos diminutas cuentas de vidrio exquisitamente elaboradas.

Excavando el túmulo sepulcral de la mujer embarazada encontrada en Timna. El templo de Hathor y la formación de arenisca conocida como "Pilares de Salomón" están a la izquierda. (Crédito: Central Timna Valley Project)
Excavando el túmulo sepulcral de la mujer embarazada encontrada en las Minas del Rey Salomón. El templo de Hathor y la formación de arenisca conocida como “Pilares de Salomón” están a la izquierda. (Crédito: Central Timna Valley Project)

No solo se sabe que estas cuentas son de origen egipcio: también vinculan a la mujer con el templo cercano de la diosa egipcia Hathor, donde se encontraron cuentas muy similares anteriormente, dice Ben-Yosef.

Túnel minero tallado en la piedra arenisca de Timna hace miles de años (Crédito: Shumbla)
Túnel minero tallado en la piedra arenisca de Timna hace miles de años (Crédito: Shumbla)

El templo, ubicado a solo 200 metros de la tumba, fue utilizado para rendir culto a Hathor del siglo XIII al XII AEC, cuando Timna estaba bajo control egipcio.

Cabeza que se cree que es de la diosa Hathor, previamente encontrada en Timna (Crédito: Leonid Pederol)
Cabeza que se cree que es de la diosa Hathor, previamente encontrada en Timna (Crédito: Leonid Pederol)

Esas cuentas que unen el cuerpo y el templo podrían indicar que ella era una mujer egipcia que había viajado allí para ser cantante de culto o músico de la diosa Hathor, sugiere Deborah Sweeney, una egiptóloga de la Universidad de Tel Aviv.

Hathor era la diosa del amor, la fertilidad, la música y los recursos naturales fuera de Egipto: actuaba como protectora de los mineros, lo que explica su importancia para las operaciones en Timna.

En el santuario se han encontrado restos de instrumentos musicales y una representación de una mujer que toca un sistro (un cascabel metálico), y también se mencionan nombres de mujeres en inscripciones en el templo de Hathor en Serabit el-Khadem , una antigua Mina de turquesa egipcia en el desierto de Sinaí. Sin embargo, el hallazgo ahora es la primera indicación de que las mujeres estaban realmente presentes en las expediciones mineras: generalmente se suponía que enviaban ofrendas mientras se quedaban en casa, señala Sweeney.

A última hora de la tarde en el Valle de Timna, un ambiente inhóspito donde no se había pensado que las mujeres caminaran. (Crédito: Doron Nissim)
A última hora de la tarde en el Valle de Timna, un ambiente inhóspito donde no se había pensado que las mujeres caminaran. (Crédito: Doron Nissim)

“Muchas deidades egipcias tenían una especie de personalidad Jekyll-and-Hyde. Podrían ser muy amables en un momento y luego cambiar repentinamente y ser muy agresivos. Esto fue particularmente cierto en Hathor. Había que tener cuidado con eso”, dice ella.

Por lo tanto, a los ojos de los antiguos egipcios, la presencia de mujeres músicas en Timna cantando las alabanzas de Hathor habría maximizado las posibilidades de apaciguar a la deidad, garantizando la seguridad de los mineros y el éxito del complejo proceso de extracción y fundición de cobre.

Una de las cuentas de vidrio egipcias encontradas con el esqueleto femenino enterrado en Timna. (Crédito: Mark Cavanagh / Central Timna Valley Project)
Una de las cuentas de vidrio egipcias encontradas con el esqueleto femenino enterrado en Timna. (Crédito: Mark Cavanagh / Central Timna Valley Project)

“Infortunadamente, ella debió haber muerto allí por algún motivo y fue enterrada cerca del templo, para que Hathor la protegiera”, dice Sweeney. “En realidad es bastante triste. Probablemente fue bastante aventurera para ir tan lejos de casa, lo que era raro para las mujeres en Egipto, pero nunca regresó”.

Herramientas mineras del período egipcio encontradas en Timna. (Crédito: Shumbla)
Herramientas mineras del período egipcio encontradas en Timna. (Crédito: Shumbla)

¿Las mujeres Edomitas también se unieron?

¿Por qué sus huesos no fueron devueltos a casa como la mayoría de los restos en Timna? Solo podemos especular que ella pudo haber muerto en una de las últimas expediciones mineras antes de que Egipto perdiera el control del área durante el Colapso de la Edad del Bronce Final, un período de convulsión que vio a la mayoría de los grandes imperios de la era destruidos o disminuidos, dice Ben- Yosef.

En cualquier caso, la participación femenina también pudo haber ocurrido después del período egipcio, cuando las minas estaban controladas por tribus nómadas en la Edad de Hierro temprana.

Después de su descubrimiento en la década de 1930, Timna se relacionó inicialmente con el reino bíblico de Salomón, en el siglo 10 AEC. Luego las excavaciones realizadas en la década de 1960 descubrieron el templo de Hathor y otras indicaciones de que el sitio era una explotación egipcia que data de la edad del Bronce tardío, siglos antes de los días de David y Salomón.

Cómo gira la rueda del carro: ahora, el proyecto de la Universidad de Tel Aviv en los últimos años ha revelado evidencia sólida de que, a pesar de la presencia egipcia anterior, el pico de actividad en las minas y en la operación de fundición más grande, llamada colina de los esclavos, de hecho ocurrió durante el siglo X, en la era de David y Salomón. Pero Ben-Yosef y su equipo no encontraron vínculos directos con ese antiguo reino bíblico. Creen que las minas fueron manejadas por tribus edomitas, que controlaban vastos territorios en el Negev, así como en lo que hoy es el sur de Jordania.

El descubrimiento del esqueleto femenino no cambia la cronología del sitio, sino que introduce a las mujeres en su historia, dice Ben-Yosef. “Tenemos que pensar en ello no solo en relación con los egipcios, sino también en términos post-egipcios”, dice. “¿Se mudaron familias enteras a las áreas de producción de cobre, o solo hombres, o solo hombres con algunas mujeres?”

El equipo de Tel Aviv estará de vuelta en el campo en enero, buscando más huesos de antiguos mineros y nuevas respuestas a los misterios de Timna.

2 Comentarios
  1. Jalamuen dice

    Los metodos de investigacion cientifica son asombrosos. Una vez que te metes en la ciencia, aunque mas no sea como aficionado y descubres la forma de pensar cientifica, no puedes volver a ser religioso. Sencillamente se trata de un proceso de la evolucion del pensamiento, evolución a la que se niegan los fundamentalistas de todas las religiones.
    Y pensar que la Torá nos enseña que Moises salió de Egipto y los egipcios los persiguieron cruzando el Mar Rojo y ahogandose en sus aguas, cuando toda la arqueología nos dice que el antiguo Egipto, abarcaba lo que hoy es Israel y en un momento fue Canaan. ¿Que sentido tenía entonces escaparse de un lugar del imperio egipcio a otro lugar dentro del imperio sin salir jamas de éste?
    Si algo queda claro es que la Torá es una colección de leyendas. Y digo exactamente lo mismo sobre los Evangelios y sobre el Coran.
    Las religiones deberían ocupar el lugar que definitivamente les corresponde: ser curiosidades de museo y estudiarse como fenomenos culturales vetustos, obsoletos y definitivamente superados.
    Lamentablemente, que ocurra eso es -por ahora- una utopía…

Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More