Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Autoridad Palestina pide a la ONU que restablezca resolución que declara que el sionismo es “racismo”

Por: Khaled Abu Toameh

Cortesía

La ONU debe restaurar la resolución difunta que declara que “el sionismo es racismo”, dijo la Autoridad Palestina el jueves, en respuesta a la apertura de Israel de, según llaman las autoridades palestinas, un “camino de apartheid” en Judea y Samaria, fuera de Jerusalem.

“Para todos aquellos que defienden el Estado de ocupación, es hora de abandonar la afirmación de que es la única democracia en Medio Oriente ahora que abrió el camino del apartheid, que separa a los conductores israelíes y palestinos“, el miembro del Comité Ejecutivo de la OLP, Ahmed Majdalani, dijo.

Habló solo un día después de que Israel inaugurara formalmente la primera sección de la carretera de circunvalación del este en el bloque Ma’aleh Adumim.

La carretera fue diseñada para ayudar a mejorar el tráfico israelí y palestino. Una vez que se complete, facilitará el tráfico entre los poblados en la región de Binyamin y Jerusalem, y permitirá un fácil viaje de los palestinos entre las principales ciudades de Belén y Ramallah, en Judea y Samaria.

Pero una barrera de seguridad establecida en medio de la carretera separa los vehículos que viajan a lo largo de las dos rutas de tráfico. La visualización de las rutas separadas ha provocado que los opositores de la carretera la llamen “la carretera del apartheid”.

Majdalani dijo que había llegado el momento de restaurar la infame Resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas 3379 que fue adoptada en 1975, que determinó que el sionismo es una forma de racismo y de discriminación racial.

La resolución fue revocada en 1991 por la Asamblea General.

Majdalani dijo que Majdalani también pidió a la comunidad internacional, especialmente a la Unión Europea, Rusia y China, que “formen una alianza internacional para combatir el racismo y el fascismo de los israelíes”.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de la Autoridad Palestina dijo que la nueva carretera del “apartheid” que fue inaugurada por Israel arroja dudas sobre la capacidad de la comunidad internacional para defender “lo que queda de la credibilidad a Israel”.

El ministerio también está molesto porque la carretera bordea el E1, una sección no construida del poblado de Ma’aleh Adumim, donde Israel quiere construir unas 3.500 unidades de viviendas, pero se ha resistido como resultado de la presión internacional.

Los palestinos han acusado que la construcción de esa sección de Ma’aleh Adumim dañaría la viabilidad de su Estado futuro, dificultando la continuidad territorial.

Israel ha sostenido durante mucho tiempo que un sistema de carreteras de circunvalación, como el que ahora está trabajando, abordaría el problema.

El camino, una vez completado, alejaría el tráfico palestino del área E1, eliminando así uno de los obstáculos para su desarrollo.

La apertura de la nueva carretera es un paso hacia la implementación del proyecto colonialista expansionista conocido como E1, que separa el norte de Judea y Samaria de sus partes del sur, dijo el ministerio de la Autoridad Palestina.

“Es una vergüenza para la comunidad internacional ser testigo y estar en connivencia con el establecimiento del apartheid en la Palestina ocupada sin tomar ninguna medida”, dijo el ministerio en una declaración publicada en Ramallah. El ministerio dijo que también estaba conmocionado por el “silencio ensordecedor” y la “apatía” de la comunidad internacional “hacia el apartheid en Palestina“.

En la apertura de la ruta el miércoles, el ministro de Seguridad Pública, Gilad Erdan, aludió a los cargos de apartheid, cuando dijo que la carretera era un testimonio de la coexistencia.

Israel ha gastado 30 millones de NIS para abrir la carretera, a la que en esta primera etapa solo se puede acceder desde las 5 am hasta el mediodía.

El camino se abre justo cuando la Autoridad Palestina va a encabezar un importante grupo de la ONU de 134 naciones miembros, conocido como el Grupo de los 77 y China.

Es la primera vez que los palestinos, que no son miembros de la ONU, han estado a cargo del grupo. Se espera que el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, viaje a Nueva York para la ocasión.

Los palestinos han dicho que planean aprovechar también la ocasión para presionar por el reconocimiento de la condición de Estado en la ONU. Esa iniciativa probablemente esté condenada al fracaso, porque necesitaría la aprobación del Consejo de Seguridad de la ONU. Estados Unidos tiene poder de veto en el Consejo y bloquearía la medida.

Pero los palestinos tienen apoyo automático en la Asamblea General de la ONU y es probable que tengan éxito con cualquier resolución que quieran aprobar allí.

Vía Jerusalem Post

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

SUSCRIPCIÓN
$0.00 El primer mes
  • A partir del segundo mes:
  • $1.37
  • Mensual
  • Discount Code: prueba