Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Al llegar a Israel, Bolsonaro de Brasil expresa: “yo amo Israel”

(Haim Tzach / GPO)

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, aterrizó en Israel el domingo por la mañana para comenzar un viaje de dos días en el Estado Judío.

Jair Bolsonaro abrió sus comentarios en portugués en la ceremonia de recepción en el aeropuerto Ben Gurion con la frase hebrea “Ani ohev et Israel”, o “Yo amo a Israel”.

Se esperaba que anunciara durante la visita si trasladará la embajada de Brasil de Tel Aviv a Jerusalem.

En sus propios comentarios, Netanyahu elogió al líder brasileño por su “fe en nuestra herencia compartida” y su compromiso de mejorar los lazos entre israelíes y brasileños.

“Cuando iniciaste tu mandato en enero, abrimos una nueva era en las relaciones entre Israel y Brasil”, dijo. “En tu primera visita fuera del continente americano, estás en Israel para llevar nuestras relaciones a un nuevo nivel”.

El primer ministro Benjamin Netanyahu saluda al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, luego de su llegada a Israel el 31 de marzo de 2019 (captura de pantalla: GPO)

Netanyahu dijo que los dos tenían previsto visitar el Muro Occidental en Jerusalem durante la visita.

También le dijo a su invitado sobre las tensiones en curso en la Franja de Gaza: “Sr. Presidente, ha venido en un momento tenso y, por lo tanto, he ordenado a las fuerzas de las FDI que permanezcan totalmente desplegadas alrededor de la Franja de Gaza. Eso incluye tanques, artillería, fuerzas terrestres y fuerzas aéreas. Estamos preparados para cualquier escenario, y si nos vemos obligados a llevar a cabo una campaña amplia, haremos lo que debemos por la seguridad de Israel”.

Netanyahu estuvo acompañado por los principales miembros del gabinete. Entre ellos se encontraban el ministro interino de Relaciones Exteriores, Israel Katz, el ministro de Energía, Yuval Steinitz, el ministro de Seguridad Pública, Gilad Erdan, y la viceministro de Relaciones Exteriores, Tzipi Hotovely.

Jair Bolsonaro ha prometido en repetidas ocasiones trasladar la embajada a Jerusalem, elogiando a Netanyahu y al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, a pesar de las críticas de muchos gobiernos de que tales medidas podrían complicar los esfuerzos para alcanzar la paz entre Israel y los palestinos.

“Como prometí durante la campaña, tenemos la intención de trasladar la embajada de Brasil de Tel Aviv a Jerusalem. Israel es un país soberano y los respetamos”, escribió Bolsonaro cuatro días después de ganar las elecciones presidenciales en el otoño de 2018.

El presidente brasileño Jair Bolsonaro pronuncia un discurso luego de su llegada a Israel, el 31 de marzo de 2019 (Haim Tzach / GPO)

Pero Bolsonaro parece haber retrocedido en las últimas semanas.

El jueves, dijo a los reporteros que, en cambio, podría anunciar la apertura de una “oficina comercial” en Jerusalem durante su visita a Israel.

El ministro de Relaciones Exteriores, Ernesto Araujo, dijo a la prensa a principios de este mes que el gobierno estaba “todavía estudiando” el plan de transferencia de la embajada.

En enero, el vicepresidente de Bolsonaro, el general retirado del ejército Hamilton Mourao, se reunió con el embajador palestino en Brasil. Después de la reunión, dijo a los periodistas: “Brasil, por ahora, no está pensando en mudar la embajada”.

Líderes y funcionarios palestinos de todo el mundo árabe abogaron fuertemente contra un posible movimiento, que dijeron que se vería como un “ataque contra el pueblo palestino” y una violación del derecho internacional, dijo recientemente el enviado de la Autoridad Palestina al país latinoamericano.

“Mover la embajada de cualquier país… es una violación del derecho internacional y un ataque al pueblo palestino”, dijo Ibrahim Alzeben a la AFP.

Un hombre lanza un zapato a la Embajada de los Estados Unidos, durante una protesta contra los ataques de Israel a Hamas en la Franja de Gaza, en Río de Janeiro, el jueves 8 de enero de 2009. (AP / Silvia Izquierdo)

Brasil es el mayor productor de carne vacuna que cumple con los estándares islámicos halal, y las repetidas promesas de Bolsonaro de mover la embajada han llevado a la Liga Árabe y la cámara de comercio árabe-brasileña a advertir contra el cambio de la embajada.

Marco Bastos, un analista político, dijo que Jair Bolsonaro tiene dos grupos para complacer a nivel nacional con el movimiento: los evangélicos, una gran parte de su base, y la comunidad judía brasileña.

“La nueva derecha en Brasil está tratando de imitar a la nueva derecha en los Estados Unidos. No hay un interés estratégico real en mover la embajada”, dijo Bastos, citando la larga tradición de relaciones pragmáticas y amistosas de Brasil con casi todos los países extranjeros y las exportaciones de carne multimillonarias de la nación a los países árabes.

La decisión de abrir una oficina o misión pero no trasladar la embajada completa seguiría movimientos similares de los estados europeos que han tratado de mostrar solidaridad con Israel y los EE. UU., pero sin renunciar a décadas de política diplomática.

En las últimas semanas, varios países han abierto o anunciado planes para abrir centros de negocios o culturales en la capital, incluyendo la República Checa, Hungría y Eslovaquia.

Jair Bolsonaro es un admirador de Donald Trump, a quien visitó en su primer viaje al extranjero como presidente de Brasil y que ya ha trasladado la Embajada de los Estados Unidos a la capital del Estado Judío.

Hasta ahora, los Estados Unidos y Guatemala son los únicos países que tienen sus embajadas en Jerusalem. Paraguay trasladó su embajada a la ciudad el año pasado, pero desde entonces, la nueva administración la ha trasladado a Tel Aviv.

Netanyahu visitó a Bolsonaro en Río de Janeiro en diciembre y dijo a los reporteros que “Bolsonaro dijo que no era una cuestión de si, sino de cuándo”.

El recién juramentado presidente de Brasil, Jair Bolsonaro (C), saluda al primer ministro Benjamin Netanyahu (L), durante su ceremonia de inauguración, en el Congreso Nacional de Brasilia el 1 de enero de 2019. (Nelson Almeida / AFP)
El recién juramentado presidente de Brasil, Jair Bolsonaro (C), saluda al primer ministro Benjamin Netanyahu (L), durante su ceremonia de inauguración, en el Congreso Nacional de Brasilia el 1 de enero de 2019. (Nelson Almeida / AFP)

A principios de este mes, la viceministra de Relaciones Exteriores de Israel, Tzipi Hotovely, le dijo al Times of Israel que “no tenemos conocimiento de ningún cambio en la posición del presidente. Realmente queremos una declaración durante su próxima visita”.

El último líder brasileño en visitar Israel fue Luiz Inácio Lula da Silva en 2010. Los líderes israelíes reprendieron a Da Silva en ese momento por depositar una ofrenda floral en la tumba del architerrorista egipcio Yasser Arafat, pero se negó a visitar la tumba de Theodor Herzl.

El entonces presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, a la izquierda, le da la mano al líder de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, durante una ceremonia de bienvenida en la sede de la Autoridad Palestina en la ciudad de Belén, el 16 de marzo de 2010. (Foto AP / Musa al-Shaer, pool)

Jair Bolsonaro no está programado para visitar Ramallah o reunirse con funcionarios de la Autoridad Palestina durante su viaje.

En Jerusalem, tiene previsto reunirse con Netanyahu y el presidente Reuven Rivlin, y visitar el memorial del Holocausto Yad Vashem. También se espera que visite el Comando del Frente Nacional y otorgue un premio a la delegación de rescate israelí.

Netanyahu se unirá a él en una cumbre de innovación Israel-Brasil que reunirá a empresarios líderes de ambos países. Bolsonaro también visitará las oficinas de Mobileye, una compañía de conducción autónoma con sede en Jerusalem.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More