Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Guerra comercial entre Estados Unidos y China está frenando la demanda mundial de petróleo

Por: Por David Hodari

©news-front

Las preocupaciones sobre la salud de la economía y las relaciones comerciales cada vez más inciertas entre Estados Unidos y China ejercerán una mayor presión sobre la demanda mundial de petróleo en 2019, dijo el viernes la Agencia Internacional de Energía (AIE).

En su informe sobre el mercado del petróleo, la AIE rebajó por tercera vez en cuatro meses su pronóstico de crecimiento de la demanda mundial de petróleo, reduciéndola de 1.2 millones de barriles diarios a 1.1 millones de barriles diarios. La demanda para el período enero-mayo fue la más débil desde 2008.

Aunque las tensiones geopolíticas siguen siendo elevadas en Oriente Medio entre las fuerzas navales occidentales e iraníes, la AIE se centró principalmente en la economía.

La agencia ha expresado una creciente alarma sobre el impacto de la batalla comercial entre Estados Unidos y China tanto en el crecimiento económico como en la demanda de petróleo, tras haber recortado sus pronósticos en mayo y junio.

Ahora, la situación se está volviendo aún más incierta: La disputa comercial entre Estados Unidos y China sigue sin resolverse y en septiembre se impondrán nuevos aranceles”, dice el informe.

A pesar de los temores de que el consumo se suavice, el petróleo avanzó 3.7% para situarse en los $54.50 el barril durante la jornada del viernes en la Bolsa Mercantil de Nueva York, lo que puso fin a una semana de operaciones difíciles. El crudo Brent, el indicador de precios global, añadió un 2% a 58.53 dólares el barril en la Bolsa Intercontinental de Londres.

El futuro de West Texas Intermediate, el precio de referencia de los Estados Unidos, han bajado un 7% durante el mes, ya que los analistas sopesan la incertidumbre sobre el comercio.

El petróleo Brent, la referencia mundial, subió un 1.5%, situándose en 58.26 dólares por barril, y el petróleo estadounidense subió un 1.5%, situándose en 53.31 dólares por barril. Sin embargo, ambos se mantienen a la baja este mes, después de haber enfrentado fuertes ventas en medio de la escalada de las tensiones comerciales. El petróleo Brent ha caído más de un 10% en agosto, mientras que el crudo estadounidense ha caído un 9%.

El empeoramiento de las relaciones entre Estados Unidos y China “podría conducir a una reducción de la actividad comercial y a un menor crecimiento de la demanda de petróleo”, según el informe.

Al tomar su decisión, la AIE dijo que consideraba que el Fondo Monetario Internacional había bajado de categoría con respecto a sus perspectivas de crecimiento mundial. El FMI redujo recientemente su previsión de crecimiento del PIB mundial en 2019 en 0.1 puntos porcentuales, hasta el 3.2%.

La agencia no es el primer organismo importante que ha bajado sus expectativas este mes. La Administración de Información Energética de Estados Unidos dijo a principios de esta semana que estaba reduciendo su pronóstico para el consumo mundial de petróleo en 2019 por séptimo mes consecutivo.

El informe mensual de mercado de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, que se publicará la próxima semana, será examinado detenidamente para detectar señales de que el cártel quiere aplicar más estrictamente el recorte de producción que acordó extender con sus aliados a principios de julio, o recortar más profundamente.

Algunos analistas han sugerido que la OPEP se ha vuelto complaciente a la hora de aplicar recortes, permitiendo que numerosos países exportadores de petróleo, por lo general, los que se enfrentan a trastornos geopolíticos y problemas económicos, queden exentos de facto de cumplir su acuerdo de recortar la producción.

Las cifras de producción de la OPEP se redujeron ligeramente en julio. La producción de la organización bajó 2 millones de barriles con respecto al mismo mes del año pasado, también debido a la menor producción de Venezuela e Irán, y la producción cayó 190.000 barriles diarios con respecto a los niveles de junio. Arabia Saudita fue de nuevo el mayor cortador, reduciendo la producción en 120.000 barriles por día, mientras que la mitad de esta reducción fue compensada por un aumento de 60.000 barriles por día de Irak.

Mientras tanto, la producción iraní cayó 50.000 barriles diarios a 2.23 millones de barriles en julio, su nivel más bajo desde finales de la década de 1980, en medio de los intentos de Estados Unidos de reducir las exportaciones a cero mediante sanciones.

Dicho esto, “se ha informado ampliamente de que se están moviendo volúmenes significativos bajo el radar”, y el almacenamiento de los petroleros está cerca de su nivel más alto de todos los tiempos, señaló la AIE.

El surgimiento de Estados Unidos como exportador de energía ha afectado a la OPEP en los últimos meses, con un floreciente exceso de oferta de países no pertenecientes a la OPEP que amenaza con abrumar a los mercados.

El recorte de la OPEP en julio superó ligeramente el aumento de 160.000 barriles diarios en la producción no OPEP en julio, y la AIE citó rebotes en la producción del Mar del Norte y de Brasil como compensación por la caída de la producción estadounidense. El huracán Barry en un momento dado paralizó alrededor del 70% de la producción en el Golfo de México.

Vía WSJ

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More