Un acuerdo que establece las relaciones entre Israel y Bahréin dará lugar a vuelos directos entre los países, dijo el domingo el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu.

“Habrá un tráfico aéreo rápido y directo entre los países”, dijo en declaraciones al gabinete israelí, cuya transcripción fue publicada por su oficina.

El acuerdo con Bahrein, anunciado el viernes, siguió a un acuerdo similar entre otra potencia del Golfo, los Emiratos Árabes Unidos, e Israel y las consiguientes promesas de conexiones aéreas directas.

Arabia Saudita, aunque no reconoce a Israel, ha dicho que permitiría a los aviones israelíes sobrevolar su territorio en ruta hacia el Golfo.

En el informe del Canal 12 también se dice que Israel mantiene actualmente conversaciones con Sudán sobre los planes de enviar un avión de ayuda humanitaria que transporta la tan necesaria asistencia en medio de importantes inundaciones repentinas.

Israel no tiene vínculos ni con Marruecos ni con Sudán, que han sido sugeridos como países que podrían normalizar pronto los lazos con el Estado judío, después de los Emiratos Árabes Unidos y Bahrein.

El asesor principal de la Casa Blanca, Jared Kushner, anunció el miércoles que Arabia Saudita y Bahrein han acordado abrir sus espacios aéreos a todos los vuelos procedentes de Israel. “Arabia Saudita y Bahrein permitirán que todos los vuelos israelíes pasen sobre su territorio, y no sólo los vuelos hacia y desde los Emiratos”, dijo.

La medida significa que las líneas aéreas israelíes podrán volar desde Israel a Asia y reducir considerablemente los tiempos de vuelo. La semana pasada, Arabia Saudita anunció que permitiría que los vuelos de los Emiratos Árabes Unidos a “todos los países”, incluido Israel, pasaran por su espacio aéreo.