Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Precios mundiales del petróleo se elevan tras ataques en Arabia Saudita

Amr Nabil / AP

DUBAI, Emiratos Árabes Unidos (AP) – Los precios mundiales de la energía subieron el lunes en un porcentaje no visto desde la Guerra del Golfo de 1991, después de que un ataque durante el fin de semana a instalaciones petroleras clave en Arabia Saudita causara la peor interrupción del suministro mundial de la que se tiene constancia, lo que agudizó aún más las tensiones entre Irán y Estados Unidos.

Las autoridades estadounidenses publicaron imágenes satelitales de los daños en el corazón de la crucial planta de procesamiento de petróleo Abqaiq del reino y de un campo petrolero clave, alegando que el patrón de destrucción sugería que el ataque del sábado provenía de Irak o de Irán, en lugar de Yemen, como afirman los rebeldes hutíes apoyados por los iraníes allí.

Irán rechazó la acusación, y un portavoz del gobierno dijo que ahora “no había ninguna posibilidad” de una esperada reunión entre el presidente iraní Hassan Rouhani y el presidente estadounidense Donald Trump en la Asamblea General de la ONU la próxima semana.

Por su parte, Trump envió señales contradictorias, diciendo que su gobierno esperaba la confirmación saudí de que Irán estaba detrás del ataque, mientras que más tarde twitteaba que los EE.UU. no necesitaban petróleo de Oriente Medio.

Las tensiones han llevado a temer que la acción de cualquier bando pueda escalar rápidamente una confrontación que ha estado furiosa justo debajo de la superficie en el más amplio Golfo Pérsico en los últimos meses. Ya se han producido misteriosos ataques a petroleros que Washington culpa a Teherán, al menos un presunto ataque israelí a fuerzas chiítas en Irak, y el derribo de un dron de vigilancia militar estadounidense por parte de Irán.

Esas tensiones han aumentado desde que Trump retiró a Estados Unidos del acuerdo de 2015 de Irán con las potencias mundiales que restringió sus actividades nucleares y Estados Unidos volvió a imponer sanciones al país que envió a su economía en caída libre.

El precio del crudo Brent ganó casi un 20% en los primeros momentos de la sesión del lunes, antes de estabilizarse a un nivel superior al 10% a medida que continuaba la sesión. El barril de Brent subió de 6.45 a 66.67 dólares.

Este pico representó el mayor salto porcentual en el valor del crudo de Brent desde el período previo a la Guerra del Golfo de 1991, en el que una coalición liderada por Estados Unidos expulsó de Kuwait a las fuerzas del dictador iraquí Saddam Hussein.

El crudo de referencia del oeste de Texas subió alrededor de un 10%. La gasolina y el gasóleo de calefacción de los EE.UU. subieron de forma similar.

El ataque del 14 de septiembre contra las instalaciones petroleras sauditas detuvo la producción de 5,7 millones de barriles de crudo por día, más de la mitad de la exportación diaria global de Arabia Saudita. (Agencia Internacional de Energía / AP)
El ataque del 14 de septiembre contra las instalaciones petroleras saudíes detuvo la producción de 5,7 millones de barriles de crudo por día, más de la mitad de la exportación diaria global de Arabia Saudita. (Agencia Internacional de Energía / AP)

El ataque detuvo la producción de 5.7 millones de barriles de crudo al día, más de la mitad de las exportaciones diarias globales de Arabia Saudita y más del 5% de la producción diaria mundial de crudo. La mayor parte de esa producción estaba destinada a Asia.

Con 5.7 millones de barriles de petróleo crudo al día, la perturbación saudí sería la mayor que se haya registrado en los mercados mundiales, según cifras de la Agencia Internacional de la Energía con sede en París. Sólo supera los 5.6 millones de barriles diarios de la época de la Revolución Islámica de Irán de 1979, según la AIE.

Aunque la demanda energética mundial en el pasado era menor, el apagón saudí ha despertado la preocupación entre los analistas de que los precios suban a 80 dólares el barril y más allá. Las aerolíneas que cotizan en bolsa, cuyos principales costos incluyen el combustible de aviación, sufrieron en todo el mundo. Esto, a su vez, podría hacer subir los precios de todo, desde viajes hasta un galón de gasolina en la bomba.

Arabia Saudita ha prometido que sus reservas mantendrán abastecidos los mercados mundiales mientras se apresura a reparar los daños en las instalaciones de Abqaiq y en el yacimiento petrolífero de Khuraï. Sin embargo, Saudi Aramco no ha respondido públicamente a las preguntas sobre sus instalaciones.

Los rebeldes hutíes de Yemen, que han sido blanco de una coalición liderada por Arabia Saudita desde marzo de 2015 en una cruel guerra en el país más pobre del mundo árabe, sostienen que lanzaron 10 aviones no tripulados que causaron los extensos daños. Reiteraron que los yacimientos petrolíferos saudíes seguían en el punto de mira, advirtiendo a los trabajadores extranjeros que se mantuvieran alejados.

Los funcionarios estadounidenses dicen que el daño hecho a las partes orientadas al norte de las instalaciones sugiere que el ataque se produjo a través del Golfo Pérsico desde Irak o Irán. Los funcionarios estadounidenses aún no han ofrecido pruebas sustanciales que respalden sus afirmaciones, aunque en el pasado Irán se ha basado en ataques difíciles de atribuir o en fuerzas interpuestas para lanzar ataques contra sus enemigos.

El primer ministro iraquí, Adel Abdel-Mahdi, dijo que recibió una llamada el lunes del secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, quien confirmó que el ataque no vino de Irak. El Departamento de Estado no reconoció inmediatamente lo que se discutió. Irak es el hogar de milicias chiítas apoyadas por Irán que le ayudaron en su lucha contra el grupo del Estado Islámico.

Vía The Times of Israel

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More