Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Cohetes en Tel Aviv en la víspera de las elecciones: Israel y Hamas se encaminan a la guerra

Por: Amos Harel

El lanzamiento de dos cohetes en el área de Tel Aviv desde la Franja de Gaza el jueves por la noche, refleja una grave escalada entre Israel y Hamas, el movimiento islamista que controla la Franja. Durante el año pasado, se produjeron varios brotes importantes entre las dos partes, el más grave de los cuales, en noviembre, involucró el lanzamiento de más de 500 cohetes al sur de Israel. Pero los palestinos también saben que Israel ve disparos de cohetes desde Gaza que aterrizan en el centro de Israel de manera diferente.

La gravedad se ve agravada por el hecho de que el lanzamiento de cohetes se realizó en medio de una campaña electoral israelí en la que el Primer Ministro Benjamin Netanyahu ha sido atacado por todas partes por supuestamente no ser lo suficientemente resuelto ante el terrorismo. Israel tendrá que responder enérgicamente a los cohetes en el área de Tel Aviv, y desde ese punto, es posible que el camino hacia el deterioro de la situación sea corto.

Se sabe que el ataque con cohetes del jueves fue una sorpresa para la inteligencia israelí, que tuvo en cuenta que era posible una escalada antes de las elecciones del 9 de abril, incluido un intento palestino de provocar a Israel. Pero el incidente del jueves involucró a alguien en Gaza que decidió subir considerablemente la apuesta disparando al centro de Israel durante las horas de mayor audiencia en la televisión israelí, como si todavía estuviéramos en medio de la Operación Margen Protector, la guerra de 2014 en la que Israel luchó contra Hamas y sus aliados en Gaza, cuando se lanzaron descargas de cohetes en el área de la Gran Tel Aviv.

Los oficiales de defensa intentaron el jueves por la noche determinar de manera confiable quién fue el responsable del disparo de los cohetes. Los sospechosos inmediatos son miembros de la Jihad Islámica, que (como Hamas) tiene cohetes con tal alcance. La Jihad Islámica ha estado persiguiendo una agenda independiente y más agresiva durante bastante tiempo en la Franja de Gaza. Esta tendencia incluso se ha intensificado desde que la organización nombró a un nuevo secretario general, Ziyad Nahleh, quien tiene vínculos muy estrechos con los iraníes.

Por otro lado, es difícil creer que tal cosa suceda sin que Hamas tenga ninguna idea al respecto. Desde el punto de vista de Hamas, también hubo otra consideración en juego el jueves. En un caso altamente inusual, cientos de habitantes de Gaza realizaron una manifestación contra el costo de la vida. Las fuerzas de seguridad de Hamas utilizaron una fuerza importante para dispersar la manifestación. Tal protesta es una señal de advertencia inquietante desde la perspectiva de Hamas.

Uno no puede descartar la posibilidad de que Hamas prefiera desviar el fuego hacia Israel para que Hamas no se derrumbe bajo el peso de la protesta popular por las condiciones económicas imposibles que viven los habitantes de Gaza. También en el pasado, como los desarrollos que finalmente condujeron a la Operación Margen Protector en el verano de 2014, el liderazgo de Hamas actuó por consideraciones similares.

Foto del archivo: el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, visita la frontera sur con Egipto en Nitzana, Israel, el 7 de marzo de 2019. Crédito: Jim Hollander / AP

Esta nueva escalada en realidad se está llevando a cabo en medio de los esfuerzos para lograr una calma a largo plazo, en la cual Israel ha aceptado ayudar. La falta de deseo de guerra en Gaza del gobierno de Netanyahu ha sido clara para todos. Israel ofrecerá una dura respuesta al lanzamiento de cohetes del jueves, pero al igual que en rondas anteriores, es razonable que las dos partes aún puedan elegir salir de la situación actual antes de que se convierta en una confrontación total.

Y justo el jueves, una importante delegación de inteligencia egipcia reanudó las conversaciones de intermediación entre Israel y Gaza. Los egipcios llegaron a Gaza con la esperanza de que su presencia ayudaría a frenar las manifestaciones del viernes, pero su visita fue interrumpida luego de que Israel les pidiera que abandonaran la Franja, supuestamente antes de los ataques israelíes contra objetivos en el enclave controlado por Hamas.

El objetivo de los egipcios es transparente: crear una ilusión de progreso logrado en las conversaciones indirectas para evitar una conflagración en la frontera antes de la elección en Israel. Los esfuerzos egipcios se están llevando a cabo junto con una competencia hostil con Qatar, con cierto grado de coordinación con Nickolay Mladenov, el coordinador especial del secretario general de la ONU.

Las promesas otorgadas a los líderes de Hamas son tan abundantes como los granos de arena en las playas de Gaza, y algunos de ellos están destinados a compartir el mismo destino: ser arrastrados por los vientos. Mientras tanto, Hamas prefiere ver estas promesas de manera positiva. Esta semana, las incursiones nocturnas a lo largo de la cerca se suspendieron, con menos globos incendiarios enviados a través de la frontera, pero nadie duda de que la organización continuará promoviendo manifestaciones e incidentes a un nivel que sirva a sus propósitos.

Entre los diferentes mediadores, Qatar puede respaldar sus gestos con dinero en efectivo. Ahora se habla de aumentar el dinero secreto mensual recibido por Hamas de sus actuales $ 15 millones a $ 30 millones durante seis meses, a partir de mayo. El enviado qatarí Mohammed al-Emadi también está negociando grandes proyectos de construcción e infraestructura. Ya se ha colocado una piedra angular en Gaza para una gigantesca instalación de almacenamiento, financiada por Qatar, que contendrá un millón de litros (264,000 galones) de combustible. Esto reducirá de alguna manera los efectos inmediatos de las sanciones israelíes. Qatar también tiene la intención de construir una gran mezquita y una torre de oficinas para servir como sede de su delegación en Gaza. La trama asignada para esto por Hamas es donde se ubicó la plataforma de aterrizaje de helicópteros para Yasser Arafat al comienzo de las conversaciones de Oslo. Esta decisión ya está causando protestas por parte de Fatah, condenando el “borrado de la historia palestina”.

Los desarrollos en Gaza también se ven afectados por otras arenas. En Jerusalem, hubo intentos de enfriar las cosas en el Monte del Templo, a pesar de los incidentes violentos de la semana pasada. Según un acuerdo que Israel, Jordania y el Waqf forjaron, la estructura de Bab al-Rahma se cerrará para reformas durante un largo período, después de lo cual servirá como oficinas para el Waqf (y aparentemente no para las oraciones). En la práctica, es obvio que Israel cedió aquí y evitó una respuesta brusca a una acción palestina unilateral, en parte con la mente puesta en las próximas elecciones. Hamas aún no ha renunciado a avivar este fuego. La organización convocó a un día de protesta el jueves sobre el tema de las oraciones del viernes en el Monte del Templo.

En las cárceles, un “ultimátum” dado por los líderes de los terroristas palestinos presos se agotó el jueves. Habían exigido que el Servicio de Prisiones retirara los dispositivos que se habían instalado en varias bandas de seguridad para codificar los teléfonos celulares utilizados por los presos. El ministro de Seguridad Pública, Gilad Erdan, dijo que no cedería ante este tema, lo que podría anunciar la reanudación de las protestas de los reclusos.

En la Autoridad Palestina, el presidente Mahmoud Abbas está adoptando una línea de “todo o nada”. Abu-Mazen [Abbas] se mantiene firme en rechazar totalmente los reembolsos de impuestos transferidos desde Israel, en respuesta a la decisión del gabinete de reducirlos en 500 millones de shekels (como retribución por los pagos de la Autoridad Palestina a los terroristas encarcelados por Israel y sus familias). La Autoridad Palestina ha reducido a la mitad los salarios que paga a los funcionarios públicos y puede encontrarse en una crisis económica grave en dos meses debido a estas decisiones. Esta semana, se celebró una reunión con los economistas en la oficina del presidente, en la que se presentaron gráficos que resaltan la magnitud del daño. La Autoridad Palestina ahora está discutiendo soluciones parciales basadas en la flotación de la economía en Judea y Samaria para reducir su dependencia de los bienes israelíes en áreas donde hay sustitutos palestinos. Esto parece optimista, rozando lo ingenuo. La situación económica de la Autoridad Palestina está al borde de un precipicio, e Israel fue quien ayudó a empujarla allí.

Un hombre árabe pasa junto a un mural que muestra a un islamista con el rostro cubierto detrás de neumáticos en llamas con otro disparando una honda, en una calle de Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, el 14 de marzo de 2019. Crédito: SAID KHATIB / AFP

El mismo baile al borde de un abismo se está llevando a cabo en Gaza, pero allí la fricción es más militar que económica. “Vivimos de viernes a viernes, de una ronda de manifestaciones a la siguiente”, dicen fuentes del Comando Sur del ejército. “Mucho ahora depende de lo que solíamos llamar el organismo que decide la estrategia, donde un incidente local podría llevar a una gran crisis”. Netanyahu reveló algunas de sus intenciones en una reunión del grupo del Likud esta semana, donde defendió su decisión de permitir que los pagos qataríes sean enviados a Gaza. Un flujo continuo de dinero, dijo a los miembros del Knesset, sirve al objetivo de prevenir un Estado palestino, ya que refuerza el aislamiento de Hamas en Gaza, de la Autoridad Palestina en Judea y Samaria. Aquí, incluso en medio de una campaña electoral, a veces se puede escuchar un poco de verdad.

Fuente: Haaretz

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More