Noticias de Israel en español 24 horas en directo

La conferencia de Bahrein representa una gran oportunidad para la paz

Por: Maurice Hirsch

Noticias de Israel

Aunque hay pocos detalles sobre el próximo “seminario económico” dirigido por Estados Unidos en Bahrein, sólo se puede esperar que se centre en lo que puede ser el obstáculo más importante para la paz entre Israel y los palestinos: la cuestión de los «refugiados palestinos».

El informe de 1950 de la Comisión de Conciliación de las Naciones Unidas para Palestina, preparado después de la guerra por la independencia de Israel, mostró que poco ha cambiado en el conflicto árabe-israelí en los últimos 70 años.

Durante las deliberaciones de la comisión, ambas partes mantuvieron posiciones muy claras. Israel quería que estas discusiones fueran exhaustivas y que los Estados árabes reconocieran el derecho básico del Estado judío emergente a existir dentro de las fronteras establecidas por los acuerdos de alto el fuego al final de las hostilidades.

Israel estaba dispuesto a asumir compromisos sustanciales con respecto al regreso de muchos refugiados e incluso ofrece asumir la soberanía sobre la Franja de Gaza y conceder a todos sus residentes, incluidos los refugiados, la ciudadanía israelí.

Los países árabes, a su vez, declararon su rechazo a la legitimidad del Estado judío, rechazando cualquier sugerencia de que las líneas de alto el fuego o cualquier otra línea sean aceptadas como fronteras del Estado sionista. También insistieron en que, como condición previa para los debates sobre otras cuestiones, Israel debería aceptar el regreso de todos los refugiados.

Los “refugiados árabes” de 1948/1950 fueron rebautizados como “refugiados palestinos” (un grupo de personas que la Comisión de la ONU nunca ha llamado un grupo nacional separado) y ahora están supuestamente representados por la Organización de Liberación de Palestina/Autoridad Palestina.

Independientemente del nombre del grupo o de la pregunta de quién los representa, el problema se vuelve mucho más complejo cuando se pregunta cuántos refugiados hay.

La documentación de las Naciones Unidas indicaba que había 711.000 refugiados en 1948/1950, el sitio web de la OLP indicaba que había al menos 726.000, y la AP afirmaba que había al menos 850.000.

Según las estadísticas publicadas por el Organismo las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina (UNRWA), especializado en «refugiados palestinos», en enero de 2018 había más de 5,4 millones de refugiados registrados en el país. Este aumento del número de refugiados es el resultado de la definición única del UNRWA de la condición de refugiado, que permite la transferencia de la condición de refugiado de padre a hijo. Entre 30.000 y 40.000 de los 5,4 millones de habitantes son refugiados indígenas.

Esto era un problema y una solución. La OLP/AP y los países árabes deben entender que Israel nunca aceptará el llamado “retorno” de los cada vez más numerosos millones de descendientes de los refugiados originales.

Reconociendo esto como una realidad, la administración Trump llegó rápidamente a la clara conclusión de que el paradigma del UNRWA ya no es viable. El mundo, liderado por los Estados Unidos, el mayor donante de UNRWA durante décadas, no puede financiar a la creciente comunidad de «refugiados palestinos» por tiempo indefinido.

El mundo árabe, la OLP y la Autoridad Palestina deben dejar de utilizar a los refugiados como moneda de cambio y vender lo que ellos llaman el “derecho al retorno”. Utilizando la asistencia proporcionada anteriormente por el UNRWA, y quizás una cantidad adicional, los países de acogida deberían integrar a los refugiados que han vivido entre ellos durante más de 70 años.

Las inyecciones directas de fondos en los países receptores, que se han visto limitadas desde el punto de vista financiero, proporcionarían una base clara para la inversión y el crecimiento económico.

Dado que la conferencia de Bahrein podría ser una plataforma para abordar una de las cuestiones más delicadas del conflicto israelo-palestino, se plantea la siguiente pregunta: ¿por qué la OLP y la AP boicotean la conferencia?

La razón más probable es que este objetivo socava completamente su estrategia nacional. Incluso un debate sobre esta cuestión revelaría el hecho de que durante muchos años no han abierto horizontes políticos a los refugiados. Si hubieran insistido en la integración de los refugiados en los países de acogida, la situación habría mejorado enormemente hace muchos años. En lugar de ello, simplemente están prolongando su sufrimiento, utilizándolo como palanca y como medio de ataque constante contra Israel y generando la simpatía de la comunidad internacional.

74 años después del Holocausto, sólo quedaba un refugiado judío en el mundo. Nació de una madre judía que se convirtió al islam y se casó con un refugiado palestino. Aunque actualmente es un judío ortodoxo que vive en Israel, UNRWA sigue considerándolo un refugiado palestino. Esta realidad debe terminar.

Es hora de que los países árabes, la OLP y la Autoridad Palestina pongan fin al estatus de “refugiados palestinos” y acepten que, dado que el único país judío del mundo nunca decidirá cometer un suicidio nacional, no habrá una afluencia de millones de refugiados.

El uso del dinero de la ayuda para integrar a los refugiados y dar vida a las economías de los países anfitriones es la única solución viable, y eliminará un obstáculo importante para la paz.

Vía JNS

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More