Noticias de Israel
Las noticias de Israel, en español, 24 horas en directo.

Nuevamente, los envíos a Gaza ocultan suministros terroristas

Por: Stephen M. Flatow

Una vez más, Israel ha bloqueado un envío a Gaza.  Quizás los residentes palestinos de Gaza sólo querían nadar en el Mediterráneo o poder observar aves en las dunas de Gaza.  Después de todo, ¿quién no querría romper su aburrida vida cotidiana bajo el bloqueo? Sin embargo, las despiadadas autoridades israelíes, al imponer su férreo control sobre los residentes de Gaza, interceptaron recientemente un cargamento de artículos inocentes, deportivos, como equipos de submarinismo, y otros artículos de “doble propósito” que habrían iluminado un poco la oscura vida de los habitantes de Gaza.

Eso es lo que se puede esperar que informen el UNRWA y los grupos pro palestinos de “derechos humanos” y sus partidarios de los medios de comunicación. La verdad, sin embargo, es diferente. Muy diferente.

Para apaciguar las críticas internacionales, el gobierno israelí permite que numerosos camiones con artículos supuestamente “humanitarios” entren cada día en la Gaza gobernada por Hamas.  De conformidad con la política establecida por Israel, un promedio de 800 camiones entran en la Franja de Gaza cada día.  Llevan comida, equipo médico, combustible, materiales de construcción y más.

La autoridad de la Coordinación de las Actividades Gubernamentales en los Territorios (COGAT) de Israel nos dice que “estos bienes son cruciales para la economía de Gaza y las necesidades de la población civil”. Los materiales de construcción se utilizan para la construcción y renovación de casas, instituciones públicas y proyectos internacionales; los equipos médicos ayudan en las actividades de hospitales y clínicas; el combustible y el gas contribuyen al desarrollo del sector energético; y estos son sólo ejemplos parciales”.

Es un gran riesgo, porque Hamas ha explotado repetidamente la bondad de Israel utilizando los envíos humanitarios como medio de contrabando de materiales que pueden utilizarse para el terrorismo. Lo hicieron de nuevo a principios de este mes.

Al examinar un cargamento de bienes comprados en línea y destinados a Gaza, los inspectores fronterizos israelíes en el cruce fronterizo de Erez descubrieron “equipos militares y electrónicos como skimmers, cuchillos, equipos de submarinismo, aviones no tripulados y equipos de comunicaciones por satélite y binoculares”, según los medios de comunicación.

Hace casi tres años, cinco terroristas de Hamas con trajes de buceo nadaron a la orilla de la playa de Zikim en Israel, al norte de la Franja de Gaza. Afortunadamente, fueron interceptados y liquidados por las tropas israelíes antes de que pudieran alcanzar su objetivo. Las autoridades israelíes no han olvidado ese incidente y están en la perspectiva de los intentos de contrabando de equipos de buceo a Gaza.

Tal vez la revelación más importante sobre cómo los contrabandistas de Hamás se han aprovechado de la amabilidad israelí y estadounidense vino de Dennis Ross, en un artículo de opinión publicado el 8 de agosto de 2014 en el Washington Post.

Ross se desempeñó como ayudante principal de la entonces Secretaria de Estado Hillary Clinton y como director para Oriente Medio en el Consejo de Seguridad Nacional durante 2009-2011. Esos fueron los años en que Hamas comenzó a construir túneles para que sus terroristas pudieran llegar a Israel desde Gaza, y los israelíes comenzaron a restringir la importación a Gaza de materiales de construcción que pudieran utilizarse para los túneles. Por eso, la administración Obama envió a Ross a la región para presionar a Israel.

En su editorial del Washington Post, Ross admitió lo que hizo: “Discutí con los líderes y funcionarios de seguridad israelíes, diciéndoles que necesitaban permitir la entrada de más materiales de construcción, incluido cemento, en Gaza para que se pudieran construir viviendas, escuelas e infraestructura básica. Contestó que Hamás haría un mal uso de ella, y tenían razón”.

Asegurado por la insistencia de la administración Obama de que el cemento no se utilizaría para el terror, Israel permitió que se importara. ¿El resultado? Hamas construyó “un laberinto de túneles subterráneos, búnkeres, puestos de mando y refugios para sus líderes, combatientes y cohetes”, reconoció Ross. Los construyeron con “unas 600.000 toneladas de cemento”, algunas de las cuales fueron “desviadas de los materiales de construcción permitidos en Gaza”.

Quienes defienden la reducción de las restricciones a Gaza deben aprender de los errores de Ross. No le des a Hamas el beneficio de la duda. No presionar a Israel para que permita envíos “humanitarios” adicionales a Gaza. Porque el concreto para los hogares también puede ser concreto para los túneles, y los equipos deportivos de apariencia inocente pueden ser-y han sido-usados para el terror.

Al encender nuestras menoras de Hanukkah este año para recordar un milagro de hace más de 2.200 años, también debemos estar agradecidos a los que están hoy en primera línea realizando milagros a lo largo de la frontera de Israel con Gaza.  Son los Macabeos de hoy.

Vía Arutz Sheva

Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More