Análisis: Expertos en Medio Oriente ven a Trump aún comprometido con enfrentar a Irán

Por: Jackson Richman

“Creo que el presidente estadounidense, Donald Trump, está preocupado por la agresión iraní en todo el Medio Oriente, incluso en Siria”, dijo a JNS Dore Gold, ex embajador israelí en las Naciones Unidas.

Foto oficial de la Casa Blanca por Shealah Craighead.

Durante la semana pasada, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, emitió posiciones cambiantes en el calendario respecto del anuncio del mes pasado de que Estados Unidos retirará tropas de Siria, así como sus opiniones sobre la amenaza de Irán.

Muchos funcionarios y expertos estadounidenses han expresado su preocupación por las cambiantes posturas de Trump en la retirada de Siria, que según ellos pueden envalentonar a enemigos regionales como Irán, Rusia y Turquía, mientras dejan a aliados como Israel y los kurdos expuestos a mayores amenazas.

Al final de una reunión con su gabinete el miércoles, Trump reavivó estas preocupaciones cuando dijo: “Irán está sacando a la gente de Siria, pero francamente pueden hacer lo que quieran allí”.

Al mismo tiempo, Trump se negó a responder una pregunta sobre cuál será el plazo de retiro, solo para decir que será “durante un período de tiempo”.

Según se informa, las tropas se retiraran durante cuatro meses en lugar de un período inicial de 30 días, aunque Trump dijo: “No sé, alguien dijo cuatro meses, pero tampoco dije eso”.

“Queremos proteger a los kurdos, pero no quiero estar en Siria para siempre”, agregó. “Es arena y es muerte”.

Trump también defendió su historial de confrontar a Irán, y dijo que los dos conjuntos de sanciones recientes que ha activado han ejercido una tremenda presión sobre el régimen.

“Irán iba a apoderarse de todo y destruir a Israel mientras están en eso. Irán es un país muy diferente en este momento”, dijo Trump. “Están teniendo disturbios cada semana en todo el país. Me encantaría negociar con Irán… pero Irán es un país muy diferente en este momento”.

Dore Gold, un ex embajador israelí en las Naciones Unidas, restó importancia a cualquier preocupación con respecto al compromiso de Trump de enfrentar a Irán.

“Creo que el presidente Trump está preocupado por la agresión iraní en todo el Medio Oriente, incluso en Siria”, dijo Gold a JNS. “En su mente, ha comenzado a alterar el cálculo de Irán retirándose del terrible acuerdo nuclear de Irán y la renovación de las sanciones de Estados Unidos”.

A principios de esta semana, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, aseguró al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que Estados Unidos mantendría su compromiso con la seguridad de Israel a pesar de la retirada prevista. “La decisión del presidente sobre Siria de ninguna manera cambia nada en lo que esta administración está trabajando junto a Israel”, dijo.

Pompeo a Netanyahu: la retirada de Siria no altera el compromiso con la seguridad de Israel
El Secretario de Estado de los EE. UU., Mike Pompeo (L) se reúne con el Primer Ministro Benjamin Netanyahu en Brasilia el 1 de enero de 2019 (Avi Ohayon / GPO)

 

John Sitilides, estratega geopolítico y consultor de diplomacia con sede en Washington, estuvo de acuerdo con Gold.

“El contexto de los comentarios del presidente enfatiza que hasta 2016, Irán estaba en camino de convertirse en una potencia hegemónica en el Medio Oriente”, dijo a JNS. “Las políticas de la administración en los últimos 24 meses, que condujeron a la retirada del acuerdo nuclear no vinculante, han retrasado significativamente las agresivas ambiciones regionales de Irán”.

Emily Landau, investigadora principal del INSS y jefa del Programa de Control de Armas y Seguridad Regional, dijo a JNS que los comentarios de Trump sobre Irán en Siria fueron sacados de contexto.

“Después de haber escuchado su declaración completa (aunque estaba bastante confundido), parece que lo que el presidente estaba tratando de expresar es que Irán se ha debilitado desde que comenzó su mandato y se está yendo de Siria. En este sentido, no parece que la administración se esté alejando de su campaña de presión contra Irán. Pero ciertamente hay una necesidad de más declaraciones en la vena de lo que Pompeo le dijo a Netanyahu, para subrayar que este es el caso”.

Israel “preocupado” por la presencia iraní en Siria

Gold dijo que la principal preocupación de Israel es el objetivo de Irán de expandir sus bases en toda la región.

“Israel sigue preocupado por la determinación de Irán de construir para sí misma una red de bases que finalmente albergará una fuerza expedicionaria chiíta en países como Afganistán, Irak y Pakistán, todos bajo el mando iraní”, dijo. “Esa fuerza podría llegar a 100.000 a 150.000 tropas”.

“También estará respaldado por cohetes iraníes que se están actualizando con nuevos sistemas de guía altamente precisos”, agregó Gold. “Derrotar esta amenaza emergente para el Medio Oriente requiere el liderazgo de Estados Unidos a nivel macro, como lo demuestran los pasos que ha tomado el presidente Trump, respaldados por las medidas que están adoptando Israel y los aliados árabes sunitas de Estados Unidos”.

Trump dijo la semana pasada que no cree que sacar a las fuerzas estadounidenses de Siria ponga en peligro a Israel.

“Bueno, no lo veo así. Hablé con Bibi [Netanyahu]”, dijo. “Le dije a Bibi. Y, ya sabes, le damos a Israel $ 4.5 mil millones al año. Y se están defendiendo muy bien a sí mismos, si echas un vistazo… Así que así es como es”.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump (derecha) y el primer ministro Benjamin Netanyahu se reúnen en la Asamblea General de las Naciones Unidas en la sede de la ONU, el 26 de septiembre de 2018. (Foto AP / Evan Vucci)

 

Sin embargo, Michael Rubin del American Enterprise Institute le dio a Trump todo menos el beneficio de la duda sobre Siria.

“Trump ve un mundo tridimensional en dos dimensiones”, dijo. “No parece entender los efectos de segundo orden de sus acciones ni entiende que cuando la ideología motiva a los enemigos, simplemente retirarse no puede terminar con el conflicto, sino que simplemente lo acerca”.

“Los asesores de seguridad nacional más cercanos de Trump, [el asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, John] Bolton y Pompeo, ciertamente ven lo desastroso que sería tal movimiento y buscarán frenar la retirada si no la revierten”, continuó.

Según un informe publicado en The Washington Post, Bolton y Pompeo redactaron un plan a fines del otoño pasado en relación con una misión ampliada de Estados Unidos en Siria para contrarrestar a Irán. Este memo comprometió a los Estados Unidos a una “presencia a largo plazo en Siria que incluía los objetivos de una derrota duradera del Estado Islámico, una transición política y la expulsión de Irán”.

Sin embargo, Trump nunca firmó el memorándum y les había dicho a los asesores durante meses que quería salir de Siria.

“Esa estrategia de Irán nunca fue ratificado por el presidente”, dijo un funcionario estadounidense, el Washington Post informó.

“Si hay una cosa que prueba este episodio, es que Trump tiene una influencia primordial dentro de la administración de Trump a pesar de la ilusión de casi todos los expertos en Washington”, dijo Rubin.

Según Landau, del INSS, el impacto directo de retirar las tropas de Siria es menor, pero el mensaje de que Estados Unidos se está yendo es “grave”, especialmente a Rusia e Irán.

“Israel dice que continuará atacando cuando sea necesario para detener la agresión de Irán y las transferencias de armas, y ha llevado a cabo un ataque después del anuncio de Trump, y la administración de Trump sin duda continuará apoyando a Israel en esta campaña”, dijo.

“Pero la falta de presencia estadounidense significa nuevas reglas del juego y en este período de inestabilidad, existe el peligro de una escalada, incluso con Rusia”. Esto hace que la tarea de Israel sea mucho más difícil. Además, las tropas estadounidenses estaban obstaculizando la capacidad de Irán para completar un puente terrestre desde Irán hasta el Mediterráneo, y la eliminación de la presencia estadounidense también le dará a Irán más libertad a este respecto”.

El jueves, Pompeo dijo que Estados Unidos puede continuar contrarrestando al Estado Islámico e Irán en Siria, incluso sin tropas en el terreno.

“La campaña contra Irán continúa”, dijo Pompeo a Newsmax. “Haremos todas esas cosas. Simplemente lo haremos en un momento en que las fuerzas estadounidenses hayan abandonado Siria”.

El ex funcionario del Departamento de Estado, David Pollock, dijo que Trump cree que Irán puede ser tratado mediante sanciones, mientras permite que Israel se enfrente a Irán militarmente. “Creo que sí le importa detener a Irán, y simplemente estaba describiendo la realidad en lugar de respaldarla”, dijo.

“Al mismo tiempo, cree que la principal herramienta de Estados Unidos contra Irán son las sanciones, además de algunas guerras psicológicas, pero no la acción militar”, continuó Pollock. “Porque él, Pompeo y Bolton quieren que Israel trate militarmente con Irán en Siria”.

Vía JNS
Comentarios

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More