Noticias de Israel en español 24 horas en directo

¿Israel está evaluando un ataque militar contra Irán? La historia nos dice que es posible

Por: Doreen Horschig

@israelnoticias.com

Irán derribó un dron militar estadounidense el 19 de junio, lo que exacerbó aún más las tensiones entre Irán y sus oponentes.

Las relaciones con Irán se han deteriorado durante varios meses. A principios de mayo, un año después de que Washington se retirara del acuerdo nuclear de 2015 entre Irán, Estados Unidos, la Unión Europea y otros cinco países, el presidente iraní Hassan Rouhani dijo que su país también podría retirarse del acuerdo, que limita su capacidad para desarrollar armas nucleares a cambio de levantar las sanciones.

En junio, Rouhani anunció que Irán reanudaría el enriquecimiento de uranio, lo que podría poner al país en la senda del desarrollo de armas nucleares en el plazo de un año. El gobierno de Rouhani insiste en que su uranio se utilizará para la energía nuclear civil, no para armas.

Como “elemento disuasorio” contra Irán, Estados Unidos está enviando 1.000 soldados más a Oriente Medio.

Estados Unidos no es el único país que considera una respuesta militar en Irán.

Israel no permitirá que Irán obtenga armas nucleares”, dijo el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu el 17 de junio. Netanyahu también dijo que Irán debería ser castigado por violar el acuerdo nuclear.

Se sabe que Israel, que ha enfrentado amenazas a su seguridad nacional desde su fundación en 1948 como patria judía en Oriente Medio, está tomando medidas preventivas agresivas para su propia protección, incluidos ataques preventivos contra países vecinos, que considera una amenaza.

Si las relaciones internacionales con Irán se vuelven más volátiles, Israel podría tomar medidas unilaterales dramáticas contra su vecino y adversario de larga data.

Cómo la “doctrina del principio” justifica los ataques preventivos

Soy un experto en seguridad internacional que estudia el uso activo por parte de Israel de sus fuerzas armadas para prevenir la acumulación de energía nuclear en Oriente Medio.

Israel aplica una política de lucha contra la proliferación denominada “doctrina del principio”, que le permite lanzar ataques preventivos contra sus enemigos mediante programas de armas de destrucción masiva. Usando la “doctrina del principio” como justificación para ataques preventivos, el gobierno israelí ha estado destruyendo pacíficamente instalaciones nucleares y químicas en Oriente Medio durante décadas.

Cuando las posibles ambiciones militares del presidente Saddam Hussein en 1981 suscitaron preocupación, el gobierno israelí destruyó el reactor nuclear iraquí en un ataque sorpresa llamado Operación Opera.

De ninguna manera permitiremos que el enemigo desarrolle armas de destrucción masiva contra el pueblo de Israel”, dijo el gobierno en una declaración. “Protegeremos a los ciudadanos de Israel a tiempo y por todos los medios a nuestra disposición”.

En 2007, Israel respondió a la falta de información de Siria sobre el reprocesamiento de uranio atacando un reactor nuclear en la zona de Deir ezzor. Los Estados Unidos, que habrían sido informados antes del ataque, no hicieron ningún esfuerzo por detener a Israel.

También se acusa a Israel de patrocinar el asesinato de al menos cuatro científicos nucleares iraníes desde 2010. Estos incidentes nunca han sido investigados a fondo, e Israel no ha confirmado ni negado su responsabilidad por estas muertes selectivas.

Israel también está poniendo fin a la proliferación de armas nucleares en el Oriente Medio mediante estrategias menos mortíferas y más avanzadas desde el punto de vista tecnológico.

En 2008 y 2009, Israel utilizó malware informático llamado Stuxnet para destruir la infraestructura nuclear de Irán. El programa tenía un software infectado que controlaba la tasa de centrifugación en la central nuclear de Natanz, acelerando y ralentizando alternativamente las instalaciones de producción de uranio enriquecido para detener la producción de material. La administración Obama ha apoyado secretamente los ciberataques.

Mientras que Estados Unidos, las Naciones Unidas y otras potencias mundiales han condenado oficialmente algunos de estos ataques militares israelíes contra posiciones terroristas en Siria, otros ataques preventivos israelíes han sido silenciados por la comunidad internacional.

La comunidad internacional puede incluso apreciar el papel de Israel como observador de la no proliferación nuclear en Oriente Medio, dice mi estudio. Israel nunca ha sido castigado por atacar los programas de armas de sus vecinos.

Décadas después de que Israel atacara la central nuclear de Irak en 1981, el presidente Bill Clinton la calificó de “muy buena cosa”.

“Esto impidió que Saddam Hussein desarrollara la energía nuclear”, dijo en el Foro Económico Mundial de Davos en 2005.

“Pero no me queda claro que tengan esta oportunidad en Irán”, añadió.

Israel vs. Irán

Eso fue hace 14 años. En 2005, Irán apenas había comenzado a desarrollar su capacidad nuclear.

Hoy, el Gobierno israelí parece estar firmemente convencido de que tiene la capacidad de atacar a Irán.

El gobierno fundamentalista islámico de Irán es abiertamente hostil a Israel. Refiriéndose a los temores de que Irán utilizara armas nucleares contra Israel, Netanyahu advirtió: “La adquisición de armas nucleares por parte de Irán será infinitamente más cara que cualquier otro escenario que se pueda imaginar para evitarlo”.

Le dijo a Irán y a otros opositores que no “probaran” a Israel.

Si el acuerdo nuclear se rompe aún más y Irán reanuda el enriquecimiento de uranio, Israel podría lanzar ataques aéreos dirigidos contra la República Islámica.

Riesgos de un ataque de Israel

La historia sugiere que es poco probable que otros países disuadan activamente la acción militar israelí contra la no proliferación nuclear.

La administración Trump ha expresado un sentimiento anti-Irán y es un firme partidario del gobierno de Netanyahu.

Y aunque las potencias europeas reconocerán los ataques preventivos israelíes contra las instalaciones nucleares como una violación del derecho internacional y de la soberanía de los vecinos de Israel, también consideran que el programa nuclear de Irán es una grave preocupación de seguridad mundial.

Un Irán nuclear podría escalar los conflictos en curso en el Medio Oriente hacia intercambios nucleares y, como dicen algunos comentaristas, incitar a otras potencias regionales como Arabia Saudita y Egipto a desarrollar armas nucleares por sí mismas.

Por supuesto, los posibles ataques israelíes contra Irán presentan sus propios riesgos graves. Debido a que la mayoría de los reactores de Irán están en plena operación, los ataques aéreos pueden significar cortar el suministro de energía a los ciudadanos iraníes y podrían liberar grandes cantidades de contaminantes radioactivos al aire.

Irán, un país bien equipado militarmente, seguramente tomaría represalias contra cualquier ataque israelí. Eso, también, desencadenaría un conflicto que se extendería en espiral en todo el Medio Oriente.

Por supuesto, Israel enfrentó peligros similares cuando persiguió los programas de armas de Siria, Irak y otros vecinos.

Si la historia sirve de guía, Israel puede atacar los activos nucleares de Irán mientras el mundo observa en silencio.

Vía National Interest

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More