Noticias de Israel
Las noticias de Israel, en español, 24 horas en directo.

La saga absurda de Khan Al-Ahmar continúa

Khan Al-Ahmar
0

En la época en que Amona fue evacuada por la fuerza, hace más de dos años, el primer ministro Benjamin Netanyahu dijo en términos inequívocos: “Una cosa debe quedar clara: Israel se rige por el imperio de la ley. El fallo de la corte nos obliga a todos y también obliga al gobierno de Israel. Pero la ley debe ser igual. La misma ley que nos obliga a desalojar a Amona también exige la eliminación de la construcción ilegal en otras partes de nuestro país… No estoy dispuesto a aceptar un doble estándar entre los judíos y los árabes en lo que se refiere a la construcción ilegal”.

Ha habido tiempo suficiente para poner este sentimiento a prueba. Netanyahu invirtió fuertemente para prevenir la evacuación de Amona y para que sus residentes se fueran voluntariamente. Las mismas energías se han volcado para convencer a los aproximadamente 180 residentes beduinos de Khan Al-Ahmar a que se retiren voluntariamente. Pero ahora nos acercamos al momento de la verdad.

“Los ministros del gobierno y yo estamos haciendo todo lo posible, todo, para encontrar una solución”, dijo Netanyahu antes de la evacuación de Amona. “Hemos dedicado días y noches a este [asunto], hemos sostenido docenas de discusiones, sugerido soluciones creativas, soluciones listas para usar, pero para mi pesar, nuestras propuestas no fueron aceptadas”. Amona fue evacuada, dos veces. Khan Al-Ahmar todavía espera su destino.

Un recordatorio de lo obvio: así como el puesto de avanzada ilegal de Amona fue evacuado, no hay razón para no evacuar el puesto de avanzada ilegal de Khan Al-Ahmar. Todo el puesto de avanzada es un desvío intencional y planificado hacia el gobierno israelí por parte de la Autoridad Palestina, destinado a acumular el efecto de relaciones públicas que estamos viendo ahora. Existen soluciones de fácil acceso para las personas que viven allí, como parcelas desarrolladas cerca de Maaleh Adumim, que invalidan las reclamaciones de que los derechos humanos que son pisoteados. Además, los países europeos ayudan a financiar esta provocación, de modo que Khan Al-Ahmar se ha convertido en un símbolo del control israelí en el Área C. El puesto de avanzada es una flotilla de protesta sin litoral.

Cuando se critica al primer ministro por el tema de desocupar comunidades, se le puede excusar un poco. Hay fallos judiciales vinculantes, consideraciones internacionales, prioridades cuando se trata de desplegar fuerzas en nombre de batallas políticas, sistemas independientes de aplicación de la ley y más. En un país democrático, no todo está bajo el control directo del primer ministro; en ciertos casos, estos factores sí se aplican.

La saga en curso de Khan Al-Ahmar trae estas “circunstancias atenuantes”, haciendo que toda la situación sea absurda y difícil de tolerar.

Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More