Noticias de Israel
Las noticias de Israel, en español, 24 horas en directo.

No, la OTAN no se está muriendo

Por: Noah Rothman

En diciembre, Donald Trump anunció su intención de retirar todas las fuerzas estadounidenses estacionadas en Siria en el espacio de unas pocas semanas. El movimiento no debería haber sido una sorpresa. Trump criticó la participación estadounidense en el conflicto sirio en la campaña electoral de 2016. Pasó los primeros dos años de su presidencia buscando evitar compromisos estratégicos a largo plazo en el área. Informes repetidos indicaron que el presidente estaba impacientándose con la huella estadounidense en el terreno en Siria, y que pronto retiraría esas fuerzas. Y cuando finalmente apretó el gatillo, un universo de oprobio republicano cayó sobre sus hombros. «Si Obama hubiera hecho esto, todos nos estaríamos volviendo locos porque es una mala idea», dijo el senador Lindsey Graham. «Muchos aliados estadounidenses serán asesinados si se implementa este retiro», dijo el senador Ben Sasse. El representante Adam Kinzinger advirtió que «las decisiones del presidente serían devastadoras para la política exterior». El representante Will Hurd dijo simplemente que «es terrible». El secretario de Defensa James Mattis renunció en protesta. El director de Inteligencia Nacional, Dan Coats, lo habría seguido excepto por la intervención del vicepresidente Mike Pence. Trump hizo lo que pudo para defenderse, insistiendo en que Estados Unidos debería evitar convertirse en el «policía de Medio Oriente». Pero, al final, no pudo resistir la presión. La retirada precipitada de todo el personal de servicio de aproximadamente 2.000 en Siria pronto se abandonó a favor de dejar atrás a 200 asesores y luego a 400. En el último recuento, al menos 1.000 soldados se quedarán en Siria, y es poco probable…

Leer más

INICIA SESIÓN

Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More