Noticias de Israel en español 24 horas en directo

¿Hay esperanza de poner fin al prejuicio anti-Israel en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU?

Por: Eliana Rudee

AFP

El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas se reunió el lunes para señalar a Israel bajo el “punto 7 de la agenda” anti-Israel, un mandato del CDHNU de que una discusión sobre los “abusos de los derechos humanos israelíes” contra los palestinos debe ser parte de cada sesión del Consejo.

La reunión se celebró tras la votación sobre el punto 7 del programa el pasado mes de marzo, en la que las Naciones Unidas aprobaron una serie de resoluciones en las que condenaban a Israel por haber cometido abusos contra los derechos humanos de los palestinos, además de pedir a Israel que se retirara a las líneas fronterizas de 1948, entregara los Altos del Golán a la Siria desgarrada por la guerra civil y dejara de construir viviendas para los judíos en Judea y Samaria.

Hillel Neuer, director ejecutivo del grupo independiente de derechos humanos UN Watch, dijo que Israel volvería a “ser atacado por muchos países malos, y por unas pocas democracias, con una lista de lavandería sobre la colonización israelí, los asentamientos y la destrucción de hogares palestinos”.

De hecho, en la sesión del CDHNU del lunes, el embajador sirio Hussam Edin Aala, cuyo propio líder, Bashar Assad, ha utilizado armas químicas contra su propio pueblo en medio de una guerra civil que ha matado a cientos de miles de personas, condenó a Israel por su “ocupación” de los Altos del Golán y criticó al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, por reconocer la soberanía de Israel allí.

“Tenemos que poner fin a las acciones de la ocupación”, que es “confiscar” tierras y “saquear” recursos, dijo Aala.

Aunque la última presentación del tema 7 del programa en las Naciones Unidas fue desalentadora para Israel, Neuer fue testigo de las tendencias de voto más positivas entre los países occidentales, lo que le hizo ser optimista en cuanto a que esta vez Israel no será el único país que se pronunciará en contra del ataque previsto en las Naciones Unidas.

En la sesión del pasado mes de marzo, UN Watch celebró una manifestación masiva en la que participaron parlamentarios e intelectuales europeos. En el marco del debate general de la ONU y de las sesiones plenarias, Neuer tomó la palabra en nombre de UN Watch, animando a otros países a llamar a la ONU por su trato injusto hacia Israel, que considera “contrario a la propia carta de la ONU, que garantiza la igualdad de trato y la universalidad”.

Tras el mitin y la campaña de marzo, la votación de la ONU de esa semana vio a varios países cambiar repentinamente sus posiciones en las votaciones anuales para mostrar un mayor apoyo a Israel. Por primera vez en la historia, Gran Bretaña votó “no” a las cuatro resoluciones patrocinadas por los árabes presentadas en el marco del punto 7 del orden del día. Dinamarca, un nuevo miembro del consejo, apoyó plenamente a Israel en las cuatro votaciones, lo que supuso un marcado cambio con respecto a su política habitual en los organismos de las Naciones Unidas. En la resolución anual que llama a procesar a los soldados israelíes por “crímenes de guerra”, Brasil, Hungría y Ucrania cambiaron sus votos a “no”. En la resolución anual que pide a Israel que entregue el Golán a Siria, Japón y Brasil cambiaron sus votos a “no”.

Neuer cree que esos cambios se han producido gracias a los esfuerzos de UN Watch, que tiene por objeto poner al descubierto la discriminación contra Israel en el seno de las Naciones Unidas.

Día tras día, estamos presentando este caso en los medios de comunicación, los medios sociales, las peticiones en línea y los debates con los gobiernos”, dijo Neuer.

Aunque reconoció que puede ser imposible saber con precisión por qué un país cambia sus votos, Neuer señaló: “Cuando Gran Bretaña cambió su voto en la última sesión, citó las estadísticas de UN Watch que mencionan que, en la primera década del consejo de derechos humanos, más de la mitad de todas las resoluciones aprobadas señalaban a Israel”.

Aún así, hay varios desafíos para tratar de socavar lo que Neuer llamó la “posición por defecto” de los patrones de voto de los Estados miembros de la ONU contra Israel.

Hay probabilidades abrumadoras contra Israel

En los últimos 50 años, el bloque de voto musulmán de 56 países ha encabezado una campaña en la ONU para identificar y deslegitimar a Israel a través de resoluciones e investigaciones unilaterales. Con el poder del petróleo y los fondos soberanos que invertirán en un Estado miembro dependiendo de cómo vote en la ONU, explicó Neuer, muchos países votan para apaciguar a las naciones árabes y musulmanas. Si votan con el bloque, pueden esperar favores a cambio, pero si votan por Israel, afirmó Neuer, “temen un aumento del terrorismo”.

Además de la práctica no oficial del comercio de votos, las actitudes antisemitas dominan el valor del derecho internacional. Neuer recordó el encuentro con diplomáticos europeos que “muestran una hostilidad arraigada hacia Israel, alegando que están motivados por el derecho internacional”.

Sin embargo, continuó: “Nunca se les ve condenar a otros países por infringir el derecho internacional. No se les ve tomando medidas contra los cohetes de Hamas disparados contra civiles en violación del derecho internacional; no se les ve tomando medidas contra Arabia Saudita, que tortura a mujeres y activistas en violación del derecho internacional”.

Si bien los Estados miembros no tienen ningún problema en señalar a Israel en las organizaciones internacionales, dijo Neuer, cuando se critica a otros países, los Estados miembros a menudo se quejan de que las críticas están fuera de lugar.

No hay duda de que señalar al único estado judío en la ONU es una nueva forma de antisemitismo”, dijo Neuer. ”Debe haber una oleada de activismo y defensa que exija una eliminación de esta forma burda de discriminación contra el Estado judío y, por extensión, el pueblo judío”.

“Ese es el estado natural de las cosas. Hay probabilidades abrumadoras contra Israel. Es una batalla cuesta arriba y una lucha constante “, dijo.

Según Neuer, la capacidad de hacer un cambio dentro de la ONU comienza con estar informado y luego hablar.

“Si todos los ciudadanos y países hacen esto”, sostuvo, “puede hacer la diferencia”.

Vía Israel Hayom

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More