Noticias de Israel
Las noticias de Israel, en español, 24 horas en directo.

Soleimani, el peor enemigo de Israel, asesinado por Estados Unidos en Irak

Artículo de SETH J. FRANTZMAN en The Jerusalem Post | Traducido por: Noticias de Israel en español

© israelnoticias.com
1

Hajj Qasem, el  “comandante en la sombra”, el  “enemigo más peligroso “ de Israel, Qasem Soleimani, ha sido asesinado en Irak junto con su discípulo clave Abu Mahdi al-Muhandis. Un ataque aéreo cerca o en el Aeropuerto Internacional de Bagdad tuvo como objetivo una caravana de vehículos con los hombres que iban en ella, sólo unos días después de que sus seguidores irrumpieran en el recinto de la embajada de Estados Unidos y garabatearan  “Soleimani es nuestro líder” en sus paredes. El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, aprobó el ataque aéreo. El Pentágono confirmó que EE.UU. mató al líder iraní de la Fuerza Quds. Los Estados Unidos dijeron que Irán era responsable de la muerte de 608 soldados estadounidenses durante la guerra de Irak.

Lo impensable ha sucedido. El hombre que estaba detrás de la campaña de hegemonía regional de Irán, que comandó la Fuerza Quds del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica, ha sido atacado. Esta vez, a diferencia de todas las veces anteriores en las que se escapó, se cumplió el cometido.

Los informes aparecieron después de las cuatro de la mañana, hora de Irak. Un misterioso ataque aéreo cerca del aeropuerto había llevado a rumores de su cierre horas antes. En ese momento había dos vuelos entrantes. Un vuelo de Pegasus e Irak. Tres o cuatro cohetes impactaron cerca del aeropuerto. Se informó que los helicópteros de EE.UU. sobrevolaban en la distancia.

Parece que un críptico tuit del Secretario de Defensa de EEUU, Mark Esper, anunció la política de EEUU de comenzar ataques preventivos contra los adversarios iraníes o sus representantes.  “A Irán y sus milicias representantes: No aceptaremos los continuos ataques contra nuestro personal y fuerzas en la región. Los ataques contra nosotros serán respondidos en el tiempo, forma y lugar que nosotros elijamos. Instamos al régimen iraní a poner fin a las actividades malignas”.

No se sabe si los EE.UU. actuaron solos o quién más puede ser responsable del ataque aéreo. El Secretario de Estado de EE.UU. Mike Pompeo había llamado a los líderes del Medio Oriente en los últimos días para reafirmar el apoyo y discutir la estrategia. Llamó al Primer Ministro Benjamin Netanyahu, al Príncipe Heredero de los Emiratos Árabes Unidos Mohammed bin Zayed Al Nahyan y al Príncipe Heredero Mohammed Bin Salman en Arabia Saudita. También llamó a los líderes iraquíes y a Qatar. Advirtió a Muhandis así como a Qais Khazali, un líder de la milicia chiíta que Estados Unidos había sancionado. Luego advirtió a los líderes de las Unidades de Movilización Popular apoyadas por Irán, Hadi al-Amiri y Faleh al-Fayed.

Muhandis fue responsable del ataque a las fuerzas estadounidenses en el K-1 el 27 de diciembre que resultó en la muerte de un contratista estadounidense. Ha sido responsable de los ataques a los estadounidenses desde la década de 1980. Qais Khazali también ha sido responsable de los ataques, y fue detenido en Camp Cropper en 2007. Pero es Muhandis quien siempre fue el jefe del poderoso apoyo iraní a una red de milicias en la región que ayudó a guiar esta política. Muhandis fue clave para apoyar a Hezbolá y trabajó estrechamente con Imad Mughniyeh de Hezbolá en el pasado. Mughniyeh fue asesinado en 2008.

Es difícil estimar la respuesta de Irán, pero el régimen querrá responder no sólo a este ataque sino también al ataque inicial de Estados Unidos del 29 de diciembre que mató a dos docenas de miembros de Kataib Hezbolá. Esa serie de cinco ataques aéreos en Irak y Siria está ahora eclipsada, pero fue importante porque demostró que EE.UU. actuaría contra los ataques de Irán. Desde mayo de 2019, Irán ha estado atacando no sólo a Estados Unidos sino también a Israel, Arabia Saudita y a los petroleros de la región. Derribó un avión teledirigido estadounidense y envió representantes a Irak para que dispararan cohetes por lo menos 12 veces a las bases estadounidenses. Estos ataques con cohetes se dirigieron a instalaciones clave como la Zona Verde, el Campamento Taji, la base de Assad y Balad y Qayarrah. Irán también disparó cohetes contra Israel en enero, septiembre y noviembre de 2019. Atacó la instalación de Abqaiq en septiembre con un enjambre de aviones no tripulados. También envió a Kataib Hezbolá a atacar Arabia Saudita en mayo y a establecer bases y redes de tráfico de armas por todo Irak. En Siria, Irán construyó una nueva base llamada Imam Ali en la frontera siria con Irak.

En resumen: las actividades de Irán en 2019 se aceleraron y representaron una amenaza creciente para Irak, Siria, Líbano y Yemen, así como una amenaza a lo largo de 3.000 millas de línea de frente desde la frontera libanesa con Israel hasta el Golfo de Omán y Yemen. Qasem Soleimani fue una parte clave en la construcción de las amenazas de Irán a lo largo de esta línea. Muhandis fue, como su nombre lo indica, el ingeniero que ayudó a construir el papel de Irán en Irak y también en Siria.

Estos hombres, Qasem Soleimani, Muhandis y su red, eran personalmente austeros y frugales. Se vestían con ropas casi cotidianas sin adornados con una ensalada de medallas. Iban entre la población civil y entre sus hombres como uno de ellos. A menudo eran refinados en sus modales. Los videos de Muhandis lo muestran relajado, tumbado en el suelo para tomar una siesta de unos segundos y hablando en voz baja. Estos hombres representaban una peligrosa amenaza no por sus fanfarronadas, sino por su sentido práctico y por las décadas en que perfeccionaron sus habilidades.

Qasem Soleimani nació en 1957. Muhandis en 1954. Tenían unos veinte años durante la Revolución Islámica Iraní. Eso hizo que fuera un momento formativo en sus vidas y la revolución guió sus vidas desde entonces. Para ellos los Estados Unidos e Israel eran los principales enemigos. Eran la “resistencia”. Además, Arabia Saudita y otros países eran sus enemigos. Pero centraron su celo en eliminar las potencias occidentales y en hacer avanzar los intereses de Irán y los de una comunidad chiíta más amplia alineada con Irán.

En la década de 1980, Muhandis y aquellos como él apoyaron el terrorismo contra las instalaciones diplomáticas estadounidenses desde Kuwait hasta el Líbano. Este era su campo de operaciones. Les llevó un tiempo, pero construyeron franquicias como Hezbolá en el Líbano y Kataib Hezbolá en Irak. Sólo después de 2010 sus sueños pudieron finalmente hacerse realidad. Tras la primavera árabe y el caos desatado, movilizaron a los hombres para hacer frente a la amenaza de ISIS y llenaron su vacío con sus propias bases y combatientes. Así es como Kataib Hezbolá de Irak terminó en Siria con Hezbolá.

Solo en los últimos dos años se cumplió su sueño de un Medio Oriente dominado por Irán. Eran arrogantes. Tenían la clase de arrogancia de la que acusaban a Occidente. Ya no en las sombras, aquellos como Qasem Soleimani y Muhandis salieron a la luz. Actuaron como los jefes de Estado. Sus milicias en Irak, llamadas Unidades de Movilización Popular (PMU) parecían dominar no sólo las fuerzas de seguridad sino también el parlamento. Tenían el segundo partido más grande de Irak y acceso a 300.000 hombres que habían reclutado. La mayoría de ellos eran jóvenes chiítas que querían luchar contra el ISIS. Lo que importaba era un grupo más pequeño de hombres en las brigadas del PMU. Ellos almacenaban municiones y desde agosto de 2018 movían misiles balísticos iraníes a través de Irak a Siria. En Siria construyeron una red de bases desde el Imán Alí hasta T-2, T-4 y otras. Esta red buscaba mover municiones guiadas de precisión a Hezbolá en el Líbano. También trató de importar la defensa aérea, el 3er sistema Khordad, en abril de 2018. Israel llevó a cabo más de 1.000 ataques aéreos contra el atrincheramiento iraní en Siria y el Jefe del Estado Mayor de Israel, Aviv Kochavi, dijo en diciembre que Israel actuaría contra el atrincheramiento iraní en Siria e Irak.

Para Qasem Soleimani y Muhandis, todo iba bien en diciembre, incluso cuando la retórica estadounidense aumentó. No creían que Estados Unidos respondería de forma decisiva, como amenazó Pompeo. Habían visto irse al asesor de seguridad nacional John Bolton y a otros halcones de Irán. Juzgaron al presidente de EEUU, Donald Trump, como un aislacionista. Intentaron presionar a EE.UU., a través de ataques en el Golfo y contra Arabia Saudita y luego contra las fuerzas estadounidenses. Estados Unidos dijo que desde octubre se han producido 11 ataques contra sus bases.

Finalmente, después de la matanza y los ataques que hirieron a estadounidenses el 27 de diciembre, los Estados Unidos actuaron.

Kataib Hezbolá respondió el 29 de diciembre con el ataque a la embajada estadounidense. Trabajando con el comandante de la Organización Badr, Hadi al-Amiri, que desempeña un papel en el PMU y el parlamento, abrieron las puertas de la Zona Verde y los miembros del PMU asaltaron la embajada. Escribieron “Soleimani es mi líder” en los cuarteles.

Cuarenta y ocho horas después, Qasem Soleimani y Muhandis fueron atacados en un ataque aéreo cerca del aeropuerto. Es un final apropiado para los hombres que creían que no habría respuesta a las provocaciones. Será un golpe para sus organizaciones y su red, ya que matar a Mughniyeh fue un golpe. Pero todavía tienen cuadros y leales. Qais Khazali, Hassan Nasrallah y Hadi al-Amiri siguen en Irak y el Líbano. El IRGC de Irán tiene gente poderosa a su cargo y ha desarrollado nueva tecnología de aviones no tripulados y misiles. Los Estados Unidos han enviado un poderoso mensaje de que no se olvidará ni tolerará la matanza de americanos.

Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More