Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Cómo Rusia e Irán están afianzando sus relaciones en el Golfo y Siria

Por: Maxim A. Suchkov

Reuters

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, recibió la semanada pasada a su homólogo de Irán, Mohammad Javad Zarif, para mantener conversaciones de gran alcance, sobre todo, desde el acuerdo nuclear de 2015 y el conflicto en Siria hasta las tensiones en el Golfo y las guerras en Yemen y Afganistán. En el período previo a la reunión, el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso subrayó la importancia de “la tradición de las relaciones de buena vecindad y el respeto mutuo” entre los dos países y destacó el hecho de que los presidentes Vladimir Putin y Hassan Rouhani se han reunido dos veces este año.

Irán está en el centro de las crecientes tensiones en toda la región, desde la lenta implosión del acuerdo nuclear hasta los ataques al transporte marítimo en el Golfo y los ataques israelíes a los representantes iraníes en al menos tres países. El viaje de Zarif a Rusia fue parte de una gira de una semana por Europa y Asia para tratar de conseguir apoyo contra la campaña de máxima presión del presidente estadounidense Donald Trump.

Rusia, a su vez, está entusiasmada con la promoción de su versión de un plan multilateral para la seguridad del Golfo que incorpora a Irán mientras busca poner fin a su costosa intervención en Siria. Sigue siendo difícil avanzar tanto en la vía militar como en la política, y Moscú está ansiosa por contar con el apoyo iraní antes de la cumbre trilateral de este mes de los socios del proceso de paz de Astana, Rusia, Irán y Turquía, en Ankara.

Zarif dijo a una asamblea de expertos en política rusa y periodistas en la embajada iraní en Moscú que vio una “concordancia fundamental” entre el plan de Irán para la seguridad del Golfo y el de Rusia. “Ambos planes implican la cooperación de todos los Estados regionales, no su conflicto”, dijo Zarif a Al-Monitor. “Esta es una base sólida para una mayor cooperación entre Rusia e Irán. … Puede haber desacuerdos entre nuestros puntos de vista y los de Rusia en lo que respecta a los detalles, pero lo que importa es la orientación hacia la cooperación”.

Mientras tanto, en Moscú abundan las especulaciones de que Turquía y Estados Unidos están discutiendo formas de enmendar los planes de un panel de redacción de la constitución siria en su propio interés. A la pregunta de si Irán está preocupado, Zarif dijo que caer de la “gracia de Astana” sería un error estratégico para Ankara.

Irán, Rusia y Turquía tienen grandes diferencias con Siria. Pero también tenemos un entendimiento común, un objetivo común que ayudó a que Astana se convirtiera en el formato más exitoso de Siria”, dijo Zarif. “Queremos que el conflicto termine. Queremos que se disuelvan los grupos separatistas que desafían la integridad territorial de Siria”.

Y añadió: “Los estadounidenses tienen un objetivo diferente en Siria. Desde el primer día intentaron derrocar a los líderes sirios y siguen persiguiendo este objetivo. Si Turquía busca promover sus intereses mediante la celebración de conversaciones con los estadounidenses, no creemos que sea la mejor opción. Para ser completamente honesto, el objetivo americano es luchar contra Irán en Siria, no proporcionar seguridad a Siria”.

Lavrov, por su parte, expresó su apoyo a una acción rápida sobre el comité constitucional para preparar el escenario de nuevas elecciones en Siria.

“Hablamos de las perspectivas de un proceso político con miras a la pronta puesta en marcha del Comité Constitucional”, dijo Lavrov en una conferencia de prensa conjunta tras reunirse con Zarif. “Esperamos no ver nuevos intentos de desbaratar estos esfuerzos y que nuestros colegas de la ONU no duden en aprobar la lista acordada por el gobierno [sirio] y los grupos de oposición, así como las normas de procedimiento”.

La aprobación internacional de su plan de seguridad para el Golfo sigue siendo una prioridad en la agenda de Moscú. En las últimas semanas, los diplomáticos rusos han mantenido conversaciones con varios de sus homólogos del Golfo. El 26 de agosto, Mikhail Bogdanov, enviado especial de Putin para Oriente Medio y Asuntos Africanos, viajó a Muscat para mantener conversaciones con el ministro de Relaciones Exteriores de Omán, Yusuf bin Alawi bin Abdullah. El 30 de agosto, Lavrov tuvo una conversación telefónica con el Ministro de Relaciones Exteriores de Qatar, Mohammed bin Abdulrahman bin Jassim Al Thani, y el 1 de septiembre, Bogdanov fue recibido en Abu Dhabi por el asesor de seguridad nacional de Emiratos Árabes Unidos, Tahnoon bin Zayed. En línea con el “enfoque de igualdad de proximidad” de Rusia para tratar con los rivales regionales, Bogdanov también acogió al embajador israelí en Moscú, Gary Koren, para hablar de las escaladas en la frontera entre Israel y Líbano mientras Lavrov se reunía con Zarif.

Vía Al Monito

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More