Noticias de Israel en español 24 horas en directo

El mayor temor de Irán: EE. UU. arma a Israel con cazas F-22 y bombarderos B-52

Por: Robert Farley

The National Interest

Con solo unas pocas excepciones, Israel puede comprar todo lo que quiera de Estados Unidos, por lo general en condiciones muy generosas en relación con los paquetes de ayuda de Estados Unidos. Pero, a pesar de la disponibilidad de armas, Israel todavía necesita tomar decisiones informadas sobre cómo gastar el dinero. Por lo tanto, Israel no puede tener absolutamente todo lo que le gustaría tener, a pesar de mantener buenas relaciones con los Estados Unidos y su industria armamentística. Aquí hay algunos sistemas militares estadounidenses que los israelíes pueden usar:

Buque de combate Litoral

Durante mucho tiempo, el Ejército Naval de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) ha estado estudiando la posibilidad de que los buques de guerra puedan ser ligeramente más grandes que las corbetas que históricamente dominaron estas fuerzas. A medida que aumentan los intereses de seguridad marítima de Israel (la necesidad de mantener el bloqueo de Gaza y de patrullar los yacimientos energéticos marítimos), esta necesidad se hace más apremiante.

Durante la última década, las FDI han estudiado cuidadosamente la posibilidad de adquirir versiones altamente modificadas de los buques de guerra de la Guardia Costera de Estados Unidos. Estas naves tendrían características significativamente diferentes, lo que los haría menos modulares y más autosuficientes que sus parientes estadounidenses. Sobre el papel, este plan tiene mucho sentido; una plataforma de red de alta velocidad encajará muy bien con el concepto operativo de la FDI. Sin embargo, las modificaciones necesarias han encarecido el buque de guerra, haciéndolo inaccesible para Israel. Sin embargo, los cambios futuros en el mercado (o la percepción de las necesidades de Israel) pueden cambiar esta ecuación.

F-22 Raptor

La enmienda Obey, que prohíbe la exportación del F-22 Raptor, fue desarrollada teniendo en cuenta a Israel. Preocupados por la transferencia de equipos de alta tecnología de Israel a Rusia o China, Estados Unidos decidió que, por razones internas, no podía impedir que Israel adquiriera el Raptor sin una prohibición total.

Y esto ha significado que sólo la USAF vuela con los cazas de combate más avanzados del mundo. Históricamente, Israel ha preferido bombarderos de combate que pueden llevar a cabo tanto misiones de superioridad aérea como de ataque, y el Raptor todavía no tiene mucho en cuanto a su perfil de ataque. Sin embargo, las FDI compraron el F-15 cuando todavía era principalmente una plataforma de superioridad aérea, y luego hizo las modificaciones necesarias por su cuenta para transformar al caza en un bombardero devastador. El F-22, que de otro modo satisface las necesidades de superioridad aérea de Israel, podría pasar por un proceso similar.

Bombardero de ataque de largo alcance

Dejando a un lado las tonterías periódicas sobre la adquisición de B-52 estadounidenses por parte de Israel, el enfrentamiento a largo plazo con Irán ha demostrado que Israel realmente podría utilizar una opción de ataque de largo alcance plausible. Mientras que los F-15 y F-16 israelíes pueden, con el reabastecimiento de combustible, alcanzar objetivos en Irán, la inmensa distancia los pondría en desventaja al tratar de penetrar en el espacio aéreo defendido. En este contexto, el bombardero de largo alcance B-21 de la Fuerza Aérea puede parecer atractivo.

Por supuesto, Israel no ha operado un bombardero estratégico desde que retiró algunas Fortalezas Voladoras B-17 en la década de 1950. No obstante, la percepción de la necesidad de una opción que pudiera penetrar en las defensas aéreas iraníes y transportar cargas útiles pesadas podría hacer que las FDI reconsideraran su compromiso con los cazabombarderos. Si Estados Unidos consideraría alguna vez exportar el bombardero (que probablemente caerá bajo una variedad de restricciones legales asociadas con los sistemas de lanzamiento nuclear) es una cuestión totalmente diferente.

Penetrador de artillería masiva

¿Y de qué sirven los aviones si no tienen bombas para lanzar? Rumores de interés israelí en la bomba de precisión de treinta mil libras comenzaron a surgir a principios de esta década, alimentando las ideas en el Congreso sobre la transferencia de la munición y un avión capaz de lanzarla. El penetrador de artillería masiva interesa a Israel debido a su capacidad de “romper búnkeres”, lo que le daría a Israel la capacidad de atacar instalaciones de armas profundamente enterradas en Irán y en otros lugares.

Hasta ahora, Estados Unidos se ha negado a enviar la bomba a los israelíes, en gran parte porque las FDI todavía carecen de un sistema de lanzamiento plausible. A la administración Obama le preocupaba que darle a Israel las herramientas que necesitaba para atacar a Irán alteraría el equilibrio regional. Pero los cambios geoestratégicos (o los cambios políticos internos en Estados Unidos) podrían alterar ese cálculo.

Misil Balístico Submarino

La fuerza submarina de Israel se tambalea al borde de presentar una disuasión plausible. El brazo de submarinos de las FDI ha realizado un excelente trabajo con su grupo de submarinos de clase Dolphin transferidos. Sin embargo, los submarinos diesel-eléctricos que transportan misiles de crucero de largo alcance simplemente no pueden igualar el rendimiento, la resistencia o la seguridad de los barcos nucleares.

Esto no quiere decir que Israel necesite o pueda utilizar algo análogo al submarino de misiles balísticos de clase Ohio. Sin embargo, un barco más modesto con un número menor de misiles de alcance limitado podría resultar muy útil para los esfuerzos de Israel por crear una sólida capacidad de segundo ataque. Una flotilla de cuatro de estos barcos proporcionaría una capacidad de represalia casi invulnerable.

Israel tiene la mayor parte de lo que necesita de Estados Unidos; en varias áreas, las capacidades técnicas de las Fuerzas de Defensa de Israel superan a las del ejército estadounidense. Pero en algunas áreas los israelíes podrían aprovechar más la tecnología de Estados Unidos, especialmente si la necesidad estratégica y la realidad financiera se unieran de manera más productiva. Dado el dinamismo de la economía de Israel, las FDI pueden tener la oportunidad de aprovechar algunas de estas oportunidades en un futuro próximo.

Vía The National Interest

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More