Noticias de Israel
Las noticias de Israel, en español, 24 horas en directo.

Cómo Israel impidió la Tercera Guerra del Líbano

Por: Yochanan Visser

El domingo por la tarde, la esperada represalia iraní por las preventivas acciones militares israelíes contra el cuartel general de Hezbolá en Beirut y contra los drones de ataque iraníes en Siria que estaban a punto de ser lanzados contra norte de Israel finalmente llegaron pero terminaron en un debacle humillante.

Irán activó su proxy libanés Hezbolá, que atacó una base de las FDI cerca de Avivim, cerca de la frontera israelí libanesa, con varios misiles antitanque Kornet que alcanzaron a varios vehículos de las FDI en la base.

El ataque se produjo después de que las FDI adoptaran medidas preventivas destinadas a privar a Hezbolá de sorprender a los militares israelíes y que pudieran evitar un incidente similar al que desencadenó la Segunda Guerra del Líbano.

El ejército israelí cerró carreteras a una distancia de hasta cinco kilómetros de la frontera con el Líbano, estableció puestos de control y desplegó artillería y otro equipo pesado al norte de Israel, así como escudos antimisiles adicionales de la Cúpula de Hierro.

Esto demostró que las FDI han aprendido las lecciones de la Segunda Guerra del Líbano cuando se ignoraron las repetidas advertencias sobre un ataque inminente de Hezbolá por parte del entonces comandante de la 91ª división de las FDI, con consecuencias devastadoras.

Cuando finalmente llegó la represalia de Hezbolá, las FDI volvieron a demostrar su inteligente y sofisticada capacidad bélica que, de hecho, impidió el estallido de la Tercera Guerra del Líbano.

Por un lado, las FDI utilizaron drones que lanzaron materiales incendiarios sobre campos y bosques a lo largo de la frontera libanesa, creando así una cortina de humo que privó a Hezbolá de la capacidad de atacar con precisión al ejército israelí. Al mismo tiempo, la artillería de las FDI aporreó 30 objetivos de Hezbolá con 100 proyectiles en el Líbano meridional.

Después de los ataques de Kornet a la base cerca de Avivim, las FDI también utilizaron un truco para confundir a Hezbolá y consiguieron otra victoria en la guerra psicológica en curso.

Las FDI ordenaron a la base atacada un helicóptero que trasladó a los soldados con vendas empapadas de sangre falsa al Centro Médico de Rambam en Haifa, donde fueron liberados sin ninguna inspección médica.

Las fotos de los soldados “heridos” fueron publicadas posteriormente por las FDI en su página de Facebook, a la que también siguen Hezbolá y agentes iraníes, mientras que los militares y funcionarios del gobierno israelí guardaron silencio sobre el tema de las víctimas.

Hezbolá emitió entonces una declaración triunfante en la que afirmaba que varios soldados israelíes habían resultado heridos y muertos durante el ataque. De esta manera, el ejército israelí entregó a Hezbolá “una victoria” y alivió la situación.

Funcionó.

Hezbolá se abstuvo de seguir atacando a Israel y sólo cuando las cosas se calmaron las FDI y el Primer Ministro Benjamin Netanyahu emitieron una declaración en la que confirmaban que no había soldados heridos o muertos en el lado israelí.

Esta fue al menos la tercera vez que el ejército israelí fue más listo que la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria Iraní y su proxy Hezbolá.

La primera vez fue el 10 de mayo de 2018, cuando Qassem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds, ordenó un ataque masivo con misiles contra los Altos del Golán israelí utilizando más de 30 misiles Grad y Fajr, que en su mayoría aterrizaron en suelo sirio.

Este ataque directo iraní contra Israel fue provocado por una serie de ataques de la IAF contra instalaciones militares iraníes en Siria.

El fallido intento iraní de matar a ciudadanos israelíes en los Altos del Golán dio a Israel el derecho legítimo de lanzar un contraataque contra la Fuerza Quds en Siria.

Utilizando 28 cazas de combate F-15 y F-16 de las Fuerzas Armadas de Israel, la Fuerza destruyó en Siria más de 50 objetivos relacionados con el Irán, entre ellos instalaciones de inteligencia, cuarteles logísticos, puestos de observación, instalaciones de almacenamiento de armas, así como lanzacohetes y baterías de defensa aérea.

En total, la IAF y las FDI utilizaron 60 misiles aire-tierra y 10 misiles tácticos tierra-tierra, según el Ministerio de Defensa ruso.

La ofensiva israelí de cuatro horas de duración contra el IRGC en Siria mató además a 28 soldados sirios y combatientes chiítas, afirmaron los rusos.

Del lado israelí no hubo informes de daños ni de bajas.

El portavoz de la Brigada de las FDI, el General Ronen Manlis, explicó en ese momento que los militares israelíes habían “saqueado” las capacidades iraníes en Siria.

“Fueron arrastrados de vuelta debido a la actividad que realizamos durante más de un mes y durante estas últimas semanas”, dijo Manlis a los periodistas en mayo de 2018.

El portavoz de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI, por sus siglas en inglés) dijo que “hicimos los preparativos defensivos correctos y tomamos una serie de medidas agresivas en las últimas semanas”, al tiempo que agregó que Soleimani y la Fuerza de Quds pagaron un alto precio.

La segunda vez que las FDI utilizaron tácticas de guerra inteligentes y sofisticadas contra el eje iraní en Líbano y Siria fue el domingo 25 de agosto de 2019, cuando la fuerza aérea y la marina israelíes humillaron a la Fuerza Quds y a Hezbolá.

Utilizando una inteligencia soberbia, las Fuerzas Armadas de Israel destruyeron en primer lugar un gran número de drones de ataque iraníes que estaban a punto de lanzar un ataque masivo contra ciudades y comunidades del norte de Israel.

Unas horas más tarde, la marina israelí utilizó dos drones DIJ de fabricación iraní cargados con 5.5 kilos de explosivos plásticos C4 para impedir que Irán entregara una mezcladora planetaria a Hezbolá.

La mezcladora industrial de unas ocho toneladas de peso estaba destinada a la fabricación de propulsores de combustible sólido que mejoran el rendimiento del motor de los misiles de Hezbolá y su precisión.

Esta acción israelí tuvo lugar en el centro de Beirut, donde Hezbolá tiene su sede, y dio otro golpe al “proyecto de misiles de precisión”, que tiene por objeto mejorar los cohetes de crudo de Hezbolá y convertirlos en misiles de precisión guiados por GPS.

Vía Israel Today

Deja una respuesta

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More