Noticias de Israel en español 24 horas en directo

Estados Unidos emite orden de captura contra el petrolero iraní confiscado en Gibraltar

AP / Marcos Moreno

AFP – El Departamento de Justicia de Estados Unidos emitió una orden de captura contra superpetrolero iraní Grace 1 el viernes, un día después de que un juez Gibraltar autorizara la liberación del buque detenido.

El Departamento de Justicia declaró que el buque formaba parte de un “plan de acceso ilegal al sistema financiero de Estados Unidos para apoyar los envíos ilegales de Irán a Siria por parte del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica”, que Estados Unidos catalogó como una organización terrorista extranjera.

La orden establece que un barco que permaneció anclado en territorio mediterráneo británico a finales del viernes y todo el petróleo a bordo está sujeto a confiscación por violación de la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional, así como de las leyes de quiebra, blanqueo de dinero y terrorismo.

También ordenó la confiscación de 995.000 dólares de una cuenta bancaria anónima en Estados Unidos asociada con Paradise Global Trading LLC, a la que describió como una empresa fantasma asociada con empresas que operaban en interés de la Revolución de la Guardia.

Ni Reino Unido ni Gibraltar respondieron inmediatamente a la pregunta de si actuarían sobre la base de una orden judicial, ya que Irán dijo que estaba enviando un nuevo equipo para operar el petrolero y sus 2.1 millones de barriles de petróleo.

El jueves, un juez de Gibraltar ordenó la liberación del petrolero Grace 1 seis semanas después de que fuera detenido por presuntas violaciones de las sanciones internacionales contra Siria, presuntamente la destinataria del petróleo crudo que iba a entregar.

El juez rechazó en el último minuto la medida legal de Washington de mantener el barco bajo custodia.

Detención del Grace 1 obliga a Siria a dirigirse a Rusia por combustible
Se ve una embarcación de patrulla de Royal Marine al lado del supercistolero Grace 1 interceptado en el territorio británico de Gibraltar, el 4 de julio de 2019. (AP)

El secuestro del 4 de julio tuvo lugar en un contexto de creciente tensión en el Golfo Pérsico tras varios presuntos ataques iraníes a pequeños petroleros.

Estados Unidos, citando la amenaza de Teherán a los aliados estadounidenses, amplió su presencia militar en la región mediante la creación de un nuevo grupo de trabajo de portaaviones, baterías de misiles y bombarderos estratégicos.

Irán describió la detención de Grace-1 como una “interceptación ilegal” por parte de Estados Unidos, mientras que Washington la acogió como una “gran noticia”.

Teherán y Washington han estado en conflicto desde el año pasado, cuando el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se retiró del histórico acuerdo nuclear de 2015 entre las principales potencias e Irán, reintroduciendo devastadoras sanciones unilaterales.

Después de que el petrolero Grace 1 fuera capturado el 1 de julio, el 19 de julio, Irán capturó el petrolero de bandera británica Stena Impero en el Estrecho de Ormuz.

Teherán dijo que el barco había violado “las reglas marítimas internacionales”, pero muchos percibieron este paso como una respuesta a la Gracia 1.

La liberación del Grace 1 el jueves ocurrió después de que el Gobierno de Gibraltar declarara haber recibido garantías por escrito de Irán de que el barco no sería enviado a países “sujetos a sanciones de la Unión Europea”.

Hemos privado al régimen de Assad en Siria de más de 140 millones de dólares en petróleo crudo”, dijo el Ministro Principal Fabián Picardo.

La orden de detención emitida por los Estados Unidos exigirá que el Reino Unido decida si el buque será detenido de nuevo, y no está claro si esto ocurrirá.

El viernes anterior, funcionarios iraníes dijeron que el petrolero se estaba preparando para ser enviado bajo bandera iraní y que sería nombrado nuevamente Adrian Darya para el viaje.

El ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohammad Javad Zarif, tuiteó que el intento de “piratería” estadounidense fracasó, afirmando que demostraba “el desprecio de Washington por la ley”.

Sin embargo, según una fuente de AFP, el barco estaba esperando la llegada de una nueva tripulación iraní antes de salir de Gibraltar. Inicialmente, el capitán y la tripulación eran ciudadanos indios.

El jueves, el Departamento de Estado de Estados Unidos amenazó con emitir una prohibición de las visas a toda la tripulación del barco.

Irán negó que el viernes hiciera ninguna promesa sobre el destino del barco para asegurar su liberación, diciendo que Gibraltar sólo intentaba “salvar la cara”.

Irán no dio ninguna garantía de que Grace 1 no vaya a Siria para su liberación”, dijo Abbas Musavi, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, citando el sitio web oficial de los medios de comunicación estatales.

“El destino del petrolero no era Siria…. E incluso si ese es el caso, no concierne a nadie”.

Vía The Times of Israel

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More