Noticias de Israel en español 24 horas en directo

‘Una muerte lenta’: Los sirios continúan sufriendo en Idlib

Por TESBIH HABBAL | En: Atlantic Council | Traduce: Noticias de Israel

A la luz de lo que parece ser la victoria de Assad en Siria, la atención nacional e internacional está cambiando cada vez más hacia la fase de reconstrucción de Siria y el futuro de la Siria de posguerra. Pero para muchos sirios, los horrores de la guerra están lejos de terminar.

Hanen al-Sayed, es una de las decenas de miles de sirios que huyeron recientemente de Idlib en lo que la ONU describió como la peor campaña en la ciudad desde que el área fue declarada zona desmilitarizada bajo un acuerdo ruso-turco en septiembre pasado. El feroz asalto sirio-ruso en la aldea de Hanen, en el sur de Idlib, Ma’aret Hurmah, la ha obligado a ella y a su familia a abandonar su hogar en un destino desconocido.

«No tuvimos tiempo de pensar. El tiempo fue muy corto. Teníamos pocos minutos para empacar antes de que comenzaran a bombardear de nuevo», explicó Hanen. “Empaqué mi Corán, mis novelas, mi diario y mi osito de peluche; y algunas otras cosas simples que significaron mucho para mí».

Hanen, quien estaba trabajando en varios proyectos para apoyar a las mujeres de guerra, dijo que su vida estaba «llena de sueños». Pero ella tuvo que dejar todo atrás.

“Dejamos atrás todos nuestros logros y sueños. Dejamos todo lo que es hermoso», dijo.

Para Hanen, como para los muchos civiles sirios que escaparon de las huelgas y los bombardeos en las últimas semanas, abandonar su hogar fue solo el comienzo del viaje.

«Lo que he visto y experimentado durante este viaje fue tan doloroso que nunca lo olvidaré», dijo Hanen, con voz temblorosa. “La gente llevaba toda su casa en sus autos. Usted ve personas, niños, animales, artículos para el hogar, todo en un auto. Y mientras nos dirigíamos hacia el norte, las cosas empeoraron. Muchas personas estaban en las calles, bajo los olivos, no había casas ni tiendas de campaña. Miras las caras de las personas y todo lo que ves son imágenes de derrota, dolor y miseria».

Luego explicó que la experiencia del desplazamiento se vuelve aún más impermeable durante el sagrado mes de ayuno del Ramadán. “Te rompe el corazón ver a la gente en las calles sin comida ni agua para romper su ayuno. Ves a una familia de veinte personas rompiendo su ayuno en un pequeño plato de sopa de lentejas», agregó Hanen.

Sariya Bitar, directora de la Asociación de Ayuda de Atta en Atma, una organización benéfica que trabaja con sirios desplazados, describió la situación como «muy miserable» y dijo que casi el 70 por ciento de las familias que viven en el país viven bajo olivos o en tiendas muy pequeñas. “Aquí faltan las necesidades básicas de la vida. Necesitamos tierras, carpas, comida, agua potable, no tenemos nada. Y la situación solo empeora a medida que más familias están siendo desplazadas».

«Es una muerte lenta aquí», gritó Abu Ahmad, un civil de 65 años que fue desplazado junto con veinte familias y que ahora vive bajo olivos en la aldea de Aqrabat, cerca de las fronteras turcas. «Al igual que un paciente de cáncer, estamos muriendo lentamente aquí».

Foto: los sirios desplazados buscan refugio bajo los olivos en Atma. 4 de mayo de 2019. Mohammad Daboul.

Se estima que tres millones de personas viven en Idlib, muchas de las cuales ya se han visto obligadas a abandonar sus hogares muchas veces. La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) estimó que la reciente escalada ha desplazado a unas 152,000 personas entre el 29 de abril y el 5 de mayo hacia el norte. Pero las fuerzas turcas, que ocupan áreas del norte de Siria, incluyendo la ciudad de Afrin y Azaz, están impidiendo que los sirios entren en estas áreas. Y los sirios no tienen a dónde ir.

«No puedo creer que las fuerzas turcas nos estén impidiendo entrar en nuestros propios territorios», expresó Hanen con frustración. “Los rusos nos están bombardeando; los turcos nos impiden entrar en una zona segura; y aquí estamos muriendo en este pequeño lugar del mundo».

Según la Red Siria para los Derechos Humanos , al menos 108 civiles, entre ellos 26 niños y 24 mujeres, han sido asesinados por las fuerzas del régimen de Assad y sus aviones de combate rusos aliados durante las últimas semanas. La agresión también se ha centrado en al menos ochenta y dos instalaciones civiles vitales, incluidos lugares de culto, escuelas, instalaciones médicas y Defensa Civil, también conocidos como centros de Cascos Blancos.

“La campaña de bombardeos es masiva. Se dirigió a cuarenta distritos en las zonas rurales de Hama y Homs”, dijo Anas al-Dyab, un fotógrafo de Casco Blanco. “Los aviones de combate están lanzando bombas de barriles indiscriminados en todas partes. Ahora no hay hospitales en el sur de Idlib. Si alguien resultó herido, tardaremos al menos treinta minutos en llegar al centro médico más cercano».

La provincia de Idlib está en manos de una serie de grupos rebeldes, el más poderoso de los cuales es Hay’at Tahrir al-Sham, una coalición de combatientes afiliados a al-Qaeda. Assad afirmó que la última escalada se produjo en respuesta a la «violación de los terroristas» del acuerdo de la zona de desescalada que se firmó en septiembre pasado para detener la violencia en el área. Pero a medida que el régimen de Assad continúa su lucha contra quienes llama «terroristas», los sirios están pagando una vez más el precio más alto de la «guerra contra el terrorismo».

“El mundo entero nos está bombardeando en nombre del terrorismo. «A quienes llamas Jabhat al-Nusra, ni siquiera sabemos quiénes son», dijo Hanen. «Ellos crearon el terrorismo para justificarnos matándonos. No somos terroristas. Somos personas comunes y corrientes que queremos libertad”.

Foto: Residentes de Hobait en Idlib providence escapan de los ataques en la ciudad. 3 de mayo de 2019. Mohammad Daboul.

La ONU ha expresado una «grave preocupación» por la escalada de la crisis humanitaria en Idlib, pero a pesar de todas las advertencias de la ONU, la ofensiva sirio-rusa continúa.

«Estamos viviendo un desastre humanitario», dijo Mohammad Daboul, activista y fotoperiodista de Idlib. “Los asesinatos en Siria han estado ocurriendo durante tanto tiempo, y la comunidad internacional está nuevamente en silencio. ¿Cuándo el mundo responsabilizará a Assad por todos sus crímenes?

Fuente Atlantic Council

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More