¿Qué sucedió en la central nuclear de Taishan en China?

¿Qué sucedió en el reactor nuclear de Taishan en China?

AFP

SHANGHAI – La empresa energética francesa EDF está investigando un posible problema relacionado con la acumulación de gases inertes en su central nuclear de la provincia sudoriental china de Guangdong.

La investigación se produce después de que la CNN informara de que el gobierno estadounidense estaba evaluando un informe sobre una fuga en la central de Taishan. El informe fue realizado por Framatome, la empresa de EDF que diseñó el reactor de la central y sigue participando en su funcionamiento.

Framatome advirtió que la central, una empresa conjunta con China General Nuclear Power Group (CGN) que se encuentra a unos 200 kilómetros de Hong Kong, se enfrentaba a una “amenaza radiológica inminente”.

Esto es lo que sabemos hasta ahora.

¿Qué ocurrió en Taishan?

Según la CNN, las autoridades estadounidenses llevan una semana investigando las afirmaciones de Framatome sobre una fuga.

EDF, que tiene una participación minoritaria en la central, dijo que una acumulación de criptón y xenón -ambos gases inertes- había afectado al circuito primario de la Unidad 1 de Taishan, pero añadió que se trataba de un “fenómeno conocido, estudiado y previsto en los procedimientos de funcionamiento del reactor”.

El propietario mayoritario, CGN, también dijo en un comunicado que las operaciones en la central cumplían las normas de seguridad.

Los niveles de radiación en los alrededores seguían siendo normales el lunes, según los datos en tiempo real de la Administración de Seguridad Nuclear de China (CNSA).

Según la CNN, la advertencia de Framatome incluía una acusación de que la CNSA estaba elevando los límites de radiación aceptables fuera de la planta de Taishan para evitar tener que cerrarla.

El organismo regulador no respondió inmediatamente a las solicitudes de comentarios. El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Zhao Lijian, dijo a los periodistas en una sesión informativa periódica que la planta cumplía plenamente con todos los requisitos y funcionaba con normalidad.

¿Cuáles son los riesgos?

Los expertos nucleares han restado importancia a los riesgos. La CNN citó a funcionarios estadounidenses diciendo que los peligros para el público eran actualmente mínimos.

Li Ning, un científico nuclear chino afincado en Estados Unidos, declaró a Reuters que la CNN estaba “haciendo una montaña de un grano de arena” y que no era realista esperar “cero fallos” en el revestimiento del combustible de los proyectos nucleares en cualquier parte del mundo.

Li afirmó que los medios de comunicación “a menudo no están dispuestos a situar los riesgos en la perspectiva adecuada”, lo que, en su opinión, ha acabado con la industria nuclear en Occidente.

“Las centrales de carbón pueden emitir y descargar más radiactividad que las centrales nucleares”, dijo Li.

¿Por qué está involucrado el gobierno de EE.UU.?

CGN, la mayor empresa nuclear estatal de China, fue incluida en una lista negra de EE.UU. en agosto de 2019 por supuestamente hacer esfuerzos para adquirir tecnología y material avanzado de EE.UU. para desviarlo a usos militares en China.

Eso significa que Framatome, que tiene operaciones en Estados Unidos, necesitaría una exención del gobierno estadounidense para permitirle ayudar a CGN a solucionar problemas tecnológicos, dijo Li.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de China ha dicho que la lista negra es un abuso de las medidas de control de las exportaciones.

¿Cuál es el historial de seguridad de Taishan?

Los problemas de seguridad menores han sido bastante frecuentes en Taishan. En marzo, unos inspectores que comprobaban un voltímetro defectuoso en la Unidad 1 provocaron accidentalmente una avería eléctrica que desencadenó una parada automática, según los registros de incidentes de la CNSA. En abril, una ráfaga de gas radiactivo entró inesperadamente en una tubería del sistema de tratamiento de gases residuales de la Unidad 1 justo cuando los trabajadores intentaban sellarla, lo que también activó una alarma, según la CNSA.

¿Qué es un “EPR”?

Anteriormente conocido como “Reactor Presurizado Europeo”, el EPR es una tecnología nuclear de “tercera generación” que incluye características de seguridad mejoradas, así como una mayor capacidad de generación.

Fue diseñado por Framatome junto con la alemana Siemens. Sus rivales de tercera generación son la AP1000 de Westinghouse, la VVER-1200 de Rusia y la Hualong One de China. En 2006, EDF y el también grupo nuclear francés Areva perdieron un concurso para construir cuatro reactores en la costa oriental de China, que se decantó por el modelo de Westinghouse tras firmar un acuerdo para transferir la tecnología principal para utilizarla en sus propios proyectos.

En 2007, EDF acordó construir dos EPR en Taishan, que serían propiedad de CGN en un 70%. La construcción se inició en 2010. Inicialmente estaba previsto que se conectara a la red en cuatro años, pero la primera unidad no se terminó hasta diciembre de 2018.

¿Y ahora qué?

Según el informe de la CNN, EDF no ha facilitado un calendario para la finalización de su investigación, ni tampoco los funcionarios estadounidenses.

Es poco probable que los problemas del proyecto de Taishan hagan mella en las ambiciones nucleares de China, pero ponen de manifiesto los retos a los que se enfrentan los promotores de reactores extranjeros en un mercado cada vez más dominado por los actores nacionales.

China no alcanzó su objetivo de capacidad nuclear para 2020. Muchos se quejaban de que la expansión del sector se había visto frustrada no solo por el desastre de Fukushima de 2011, sino también por los largos retrasos y la espiral de costes de los proyectos diseñados en el extranjero.

A medida que aumenta la construcción de nuevas centrales, se espera que China dependa principalmente de su propio diseño de tercera generación Hualong One, pero también está ayudando a financiar la construcción de un proyecto EPR en la planta británica de Hinkley Point.